LA ZONA HISTÓRICA : Las joyas rupestres del fuego.

Los incendios que arrasaron los montes de As Neves han dado paso al descubrimiento de uno de los conjuntos de petroglifos más interesantes de los últimos años en Galicia. Más de 25 caballos hay representados sobre una piedra de plana en el monte de A Coutada.


El grabado de más de 4.000 años de antigüedad estuvo siempre cubierto con un manto de tierra que desapareció con el fuego. Lo descubrieron hace unas semanas el arqueólogo Xosé Lois Vilar, el etnógrafo Xilberte Manso y Cándido Verde Andrés y Xosé Álvarez, entusiastas del patrimonio que se esconde en los montes gallegos.

Habían ido a comprobar el estado de los petroglifos localizados en este Ayuntamiento después de los incendios. Su hallazgo casual fue toda una sorpresa. Xosé Lois Vilar, director de la sección de arqueología del Instituto de Estudos Miñoranos, manifiesta que es el descubrimiento más importante de arte rupestre en las dos últimas décadas «pola súa riqueza iconográfica, factura técnica, conservación e localización xeográfica». (por su riqueza iconográfica, técnica de la facturación, la conservación y la ubicación geográfica). 

Integrantes del IEM, del gobierno local y vecinos, en el petroglifo descubierto en Taboexa. // D.P.

La piedra tiene múltiples representaciones y, entre ellas, destaca un cuadrúpedo esquemático de un metro de longitud, que es el más grande encontrado hasta ahora en Galicia, «e posiblemente un dos máis grandes de toda a península», (es posiblemente una de las más grandes de toda la península), apunta Xosé Lois Vilar.

Équidos grabados con diferentes técnicas y estilos, con trazos simples esquemáticos o mediante el vaciado de la piedra, conducen a pensar a los especialistas que la gran piedra grabada de As Neves es un mosaico de figuras que fue completado en diferentes épocas. La piedra se encuentra en un plano inclinado y en la misma pueden apreciase también figuras abstractas, antropomorfos sexuados, además de más de una veintena de zoomorfos orientados en direcciones divergentes ocupando toda la zona. En su mayoría son representaciones de équidos y de algún perro, dada una mayor presencia en las figuras de colas espesas, orejas y ausencia de cuernos.


El petroglifo redunda en la observación realizada por los arqueólogos en el sentido de que los caballos predominan en las representaciones rupestres en el sur de la ría de Vigo. «O animal case exclusivo e multirrepresentado non é o cervo como se ten afirmado ata agora, senón os équidos», (El animal casi exclusivo y multirrepresentado no es el venado, como se ha dicho hasta ahora , sino los équidos), apunta Vilar.

El objetivo de estas representaciones es motivo de investigación. Los expertos apuntan a que se trataría de una demostración de poder por parte de nuestros ancestros.





Musealización

El alcalde de As Neves, Xosé Manuel Rodríguez, valoró el alcance de este hallazgo, que será toda una referencia de la riqueza arqueológica del municipio, que ya tiene otros buenos ejemplos en su territorio. El Ayuntamiento tramitará ante la consellería de Cultura la catalogación del petroglifo. Sobre la mesa hay una propuesta para que una de las figuras se convierta en un icono cultural del concello de As Neves. Los responsables municipales quieren llegar a un acuerdo con la Xunta para llevar a cabo una musealización que no resulte agresiva para el entorno. Los arqueólogos apuntan la necesidad de limpiar el conjunto arqueológico e incluso la instalación de una plataforma de madera que permita su visión a los visitantes. El petroglifo se encuentra en muy buen estado de conservación gracias a haber permanecido cubierto bajo una capa de tierra y vegetación. Además se encuentra un lugar de fácil acceso, en una ladera situada a veinte metros de una carretera.




Más:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO