LA ZONA DEL PENSAMIENTO : La única Paz.


Estás  en guerra. La única paz, es la paz de los cementerios.

Te mintieron y te mienten. La paz en el sistema capitalista es un mito. No puede existir. Salvo en los cementerios de las guerras capitalistas. "hacer el amor y no la guerra", es un mito pacifista que se subvierte dentro de la necesidad histórica del sistema capitalista de lanzar guerras militares permanentes como método de conquista y apropiación primaria de mercados y de materias primas para el sostenimiento de su estructura económica productiva imperial. 



El sistema capitalista (producto histórico de la dominación del hombre por el hombre) no se alimenta de la paz sino de la guerra concebida como el primer escalón de las políticas y estrategias de dominación (sustento de la explotación económica) a escala global. Es más, los propios procesos históricos ya incorporaron la "economía de guerra" (emergente de la industria de la guerra) como un segmento clave de la economía capitalista, que en caso de colapsar arrastraría consigo a todo el sistema capitalista a escala global. 

Desde la antigüedad imperial, pasando por Grecia y roma hasta el "sistema capitalista", las guerras fueron herramientas estratégicas (claves) para la construcción de los distintos sistemas de dominio basados en el control masivo de poblaciones para concentrar (por medio de la explotación del trabajo social) poder y riquezas económicas. 

Históricamente, los "ricos" (la concentración del poder económico en pocas manos) no nacieron de un repollo, sino que son el emergente evolutivo y transformacional de un sistema de dominio del hombre por el hombre (el control y el dominio sobre los "pobres") que descansa en última instancia en la concentración del poder militar y en la capacidad para hacer la guerra. Si EE.UU. no contara con la maquinaria nuclear militar del pentágono, cinco flotas (aviones, barcos y submarinos) con poder nuclear y 1000 bases militares distribuidas por todo el planeta con capacidad de destruir varias veces la tierra, su poderío imperial económico financiero no hubiera podido existir. ¿y por qué en este estadio avanzado del control social sin el uso de las armas el capitalismo no puede prescindir del uso de la guerra militar? Por tres razones precisas que la justifican: 

a) las guerras y los conflictos militares alimentan a los complejos militares y la industria bélica (con facturación billonaria) constituida en la pata complementaria de la rentabilidad capitalista transnacional. 

b) los conflictos intercapitalistas por petróleo y recursos estratégicos esenciales para la supervivencia futura de la potencias sólo se resuelven en última instancia (y a nivel de desenlace) por la guerra militar. 

c) solamente el aparato y el arsenal militar nuclear garantizan la supervivencia del estado imperial y de las potencias centrales, que sin la supremacía del poder militar serían engullidos y destruidos por el resto de los países que integran el sistema a nivel planetario. 

Esta realidad fáctica, entre una multiplicidad de factores interactivos, explica por qué el capitalismo (hasta su desaparición) está centralmente determinado por la guerra militar como factor primario de dominio y de preservación de su sistema económico de explotación del hombre por el hombre. En este escenario, marcado por las leyes y contradicciones de su propia supervivencia, el sistema capitalista está condenado a vivir en la "guerra permanente”. y consecuentemente solo hay "paz" en el microchip instalado en el cerebro de los colonizados mediáticos que alimentan la rueda del dominio esclavizante sin el uso de las armas. y ahí exactamente estás. Viviendo en la paz de los cementerios.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO