LA ZONA ECOLÓGICA : Geoingeniería (Geopiratería).


DEFINIENDO LA GEOINGENIERÍA 


Definir la geoingeniería es un acto político. En la medida en que se consideran nuevos arreglos tecnológicos para el clima, las definiciones se vuelven más complejas y más controvertidas. Por ejemplo, se discute acaloradamente si la captura y almacenamiento de carbono, el biochar o la modificación climática entran en las tecnologías de geoingeniería. Al mismo tiempo, los gobiernos y las organizaciones multilaterales comienzan a articular posturas sobre esos desarrollos, y requieren definiciones más precisas. Cualquiera que haya participado en las negociaciones internacionales sabe de las largas y tediosas horas que se invierten discutiendo definiciones que pueden tener consecuencias de largo alcance una vez incorporadas en las legislaciones internacionales o en los acuerdos multilaterales. 

El Grupo ETC define la geoingeniería como la manipulación tecnológica intencional, a gran escala, de los sistemas de la Tierra, incluyendo los relacionados con el clima.



GEOINGENIERÍA: INTENTOS DE DEFINICIÓN

Manipulación en gran escala de nuestro ambiente para combatir o contrarrestar los efectos de los cambios en la química atmosférica. 


...la intervención deliberada en gran escala de los sistemas climáticos de la Tierra, con el fin de moderar el calentamiento global... 

La geoingeniería puede dividirse de manera práctica en dos “clases” básicas: 

1. Técnicas de remoción de dióxido de carbono (CDR, por sus siglas en inglés), de la atmósfera; 

2. Técnicas de manejo de la radicación solar (SRM, por sus siglas en inglés), que reflejan de vuelta al espacio un pequeño porcentaje de la luz y el calor del sol.


Las propuestas de geoingeniería pueden clasificarse en al menos tres categorías amplias: 

1) reducción de los niveles de gases con efecto de invernadero de la atmósfera, mediante manipulaciones en gran escala (por ejemplo, fertilización oceánica o aforestación); 

2) provocar un efecto de enfriamiento en la Tierra al desviar la luz del sol (por ejemplo colocando partículas reflejantes en la atmósfera, colocando espejos en el espacio, incrementando la superficie de reflectividad o alterando la cantidad o características de las nubes); 

3) otras manipulaciones en gran escala diseñadas para disminuir el cambio climático o sus impactos (por ejemplo construir pipas verticales en el océano que aumentarían el transporte de calor hacia las profundidades).


David Keith, físico de la Universidad de Calgary (2000, 2001): 

(La geoingeniería es) La manipulación intencional en gran escala del ambiente. La geoingeniería climática intenta mitigar los efectos de la quema de combustibles fósiles en el clima sin reducir el uso de combustibles fósiles; por ejemplo, al colocar escudos en el espacio para reducir la incidencia de la luz del sol sobre la Tierra. La geoingeniería climática tiene cuatro características; escala, intención, tecnología y acciones compensatorias. 

Dos ejemplos sirven para demostrar el papel de la escala y la intención. En primer lugar, intención sin escala: la jardinería de ornato es la manipulación intencional del ambiente para complacer deseos humanos, sin embargo no podemos llamarla geoingeniería porque no tiene efectos, ni buscó tenerlos, en gran escala. 

En segundo lugar: escala sin intención: la modificación del clima debido al incremento del CO2 atmosférico tiene un efecto global, pero no es geoingeniería porque es un efecto lateral resultado de la quema de combustibles fósiles con el fin de proveer servicios energéticos. Finalmente, tales propuestas son en principio tecnológicas más que sociales y buscan contrarrestar un poco del impacto de la actividad humana en vez de minimizar tal impacto. Dicho llanamente, la geoingeniería es un remedio tecnológico en gran escala.


David Keith, físico y promotor de la geoingeniería adscrito a la Universidad de Calgary.


El gobierno está de acuerdo en que las tecnologías que reducen la insolación o incrementan la captura de carbono de la atmósfera (sin contar con la captura y almacenamiento de carbono) ambas deben considerarse formas de geoingeniería.

La manipulación deliberada en gran escala del ambiente planetario. Los métodos de geoingeniería pueden clasificarse a grandes rasgos en dos grupos principales: Manejo de la Radiación solar y Remoción de Dióxido de Carbono.


New Oxford Dictionary of English (definición agregada en 2010): 

Manipulación deliberada, en gran escala, de un proceso ambiental que afecta el clima de la Tierra, en un intento por contrarrestar los efectos del calentamiento global. También hay una tendencia.



Volcanes artificiales -partículas reflejantes en la estratósfera

La teoría 

Esta técnica de geoingeniería cae en la categoría de manejo de la radiación solar (SRM) e intenta reducir la cantidad de luz solar que entra en la atmósfera de la Tierra mediante pequeñísimas partículas reflejantes colocadas en la estratósfera. 

En 1991 la erupción del volcán Monte Pinatubo en Filipinas arrojó 20 millones de toneladas de dióxido de sulfuro en la estratósfera y el planeta entero se enfrió entre 0.4 y 0.5 grados centígrados. Aunque la idea de los volcanes artificiales se propuso por vez primera en 1977, el concepto se ha refinado en los años recientes. 

Los científicos calculan que una reducción del 2% de la luz del sol podría evitar el aumento de la temperatura resultante de la duplicación del CO2 atmosférico. Los promotores de la SRM hacen planes para ejecutar esta técnica a nivel regional, sobre el Ártico, para detener el derretimiento del hielo o promover que se siga formando. 

Las partículas serían arrojadas por jets, mangueras de fuego, cohetes o chimeneas. Más recientemente, se ha sugerido que podrían usarse para el mismo fin nanopartículas flotantes manufacturadas. 

Lo ideal es que las partículas tuvieran un radio de aproximadamente 5μm con 50 nm de grosor. Las partículas requerirían ser elevadas por encima de la estratósfera a una tasa de 100,000,000 kg por año, asumiendo que las partículas durarían a lo sumo diez años.


Alan Robock

Es el “Plan B” por excelencia. Esta técnica se promueve como una medida de “emergencia” que podría traer resultados rápidos y que no sería costosa. Aunque algunos prominentes científicos están ansiosos por avanzar en las pruebas, otros, incluido el profesor de la Universidad de Rutgers, Alan Robock, argumentan que el manejo de la radiación solar no puede probarse sin una implementación a gran escala porque es muy difícil distinguir los efectos en el clima de los experimentos a pequeña escala de las fluctuaciones climáticas que ocurren naturalmente.






¿QUIÉN ESTÁ INVOLUCRADO? 

La técnica de arrojar partículas hacia la atmósfera está logrando más atención que cualquier otra propuesta de geoingeniería. La Agencia de Proyectos Avanzados para la Defensa de Estados Unidos (DARPA, por sus siglas en inglés) ha analizado varios métodos posibles para la distribución de las partículas, y la NASA ha investigado los impactos de los aerosoles en el cambio climático.



CUESTIONES MILITARES

Las implicaciones militares de la geoingeniería y la modificación del ambiente se olvidan con frecuencia, o por lo menos se esconden. El periodista Jeff Goodell, simpatizante del proyecto de la geoingeniería, le llama el elefante en el cuarto: “no es fácil ver cómo podrá avanzar un programa serio de geoingeniería sin algún grado de involucramiento militar tanto aquí en Estados Unidos como en países como China y Rusia”.

Hace mucho que el control del clima ha sido una consideración de los estrategas militares, y las conexiones militares de la geoingeniería se verán fortalecidas conforme aumente la atención que se le dedica a las implicaciones de “seguridad” del cambio climático


Jeff Goodell

Como ha mostrado el historiador James Fleming, los militares distorsionan la ciencia y la ingeniería al imponerles la secrecía a los nuevos descubrimientos, y al buscar convertir en armamento toda técnica, incluso aquellas diseñadas para propósitos pacíficos. A cambio, ofrecen a los científicos un acceso al poder político, un flujo ilimitado de recursos y la capacidad de lograr controlar la naturaleza, el clima.


Edward Teller

Lowell Wood

Los estrategas militares clave están involucrados en las discusiones en torno al desarrollo de la geoingeniería. El “padre de la bomba atómica”, Edward Teller, se involucró en su momento, al igual que su protegido Lowell Wood, arquitecto de la Guerra de las Galaxias, quien continúa publicando sobre el tópico. 




Las instituciones estadounidenses clave, con mandatos militares, presupuestos y contratos, tales como el Lawrence Livermore National Laboratory, la NASA y DARPA (Defense Advanced Projects Research Agency) también están involucradas. Algunos científicos de la geoingeniería, como Gregory Benford, han argüido que los militares deben involucrarse dado que pueden “reunir recursos y no tienen que sentarse ante el Congreso y responder cuestiones acerca de cada centavo de su dinero.”




Gregory Benford

CONEXIONES CORPORATIVAS 

Para muchos inversionistas de las corporaciones, la geoingeniería sigue siendo un campo demasiado impugnado, y para muchos, tener una asociación con la geoingeniería podría convertirse en un inconveniente en sus relaciones públicas. 

En este punto, las industrias automotrices de combustible fósil son mucho más propensas a financiar soluciones y hasta organizaciones amigables con el mercado que adherirse abiertamente a las soluciones propuestas por la geoingenería. Sin embargo, hay una compleja maraña de conexiones entre el gran capital y los tecnoremediadores globales (que incluye a investigadores, corporaciones multinacionales y pequeñas compañías de innovación, el establishment militar y think-tanks, diseñadores de políticas y políticos. 



Las instituciones no lucrativas que promueven la geoingeniería están bien conectadas con el sector privado. En un evento denominado “Virgin Earth Challenge”, Richard Branson, presidente de Virgin Airlines, ofreció 25 millones de dólares por hallar un remedio tecnológico para el clima.



Él también ha destinado considerables recursos al llamado Carbon War Room, “un campo de batalla de la geoingeniería” que está activamente involucrado en obtener bonos de carbono para el biochar y el blanqueado de nubes. Bill Gates ya proporcionó 4.6 millones de dólares a científicos como David Keith y Ken Caldeira por investigar en geoingeniería y clima, y el anterior jefe de tecnología en Microsoft, Nathan Myhrvold, está muy ocupado en patentar tecnologías de geoingeniería a través de su firma, Intellectual Ventures, que cuenta con prominentes geoingenieros entre sus científicos más antiguos.

Tanto Gates como Branson le han dado financiamiento a la Iniciativa de Gobernanza de Manejo de la Radiación Solar, encabezada por la Royal Society del Reino Unido.


Bill Gates


Ken Caldeira



Steve Koonin

En su anterior papel como jefe científico de BP, Steve Koonin reunió un grupo de científicos bajo los auspicios de Novim para evaluar la investigación, los experimentos y el despliegue de aerosoles estratosféricos: Climate Engineering Responses to Climate Emergencies (respuestas de ingeniería climática ante emergencias climáticas).



De ahí pasó a ser subsecretario de Estado en Energía en el gobierno de Obama. Un año después, el autor principal de dicho informe, Jason Blackstock, organizó una reunión del Chatham House Rule en el Centro Internacional para la Gobernanza de la Innovación en Canadá (CIGI), para ejecutivos de negocios, diseñadores de políticas y un selecto grupo de individuos, para que exploraran las innovaciones en gobernanza “de abajo hacia arriba”, y para “prepararse para las posibilidades emergentes de la geoingeniería”.

Blackstock argumenta que es más factible que un pequeño Estado en una isla despliegue tecnologías de geoingeniería a que lo haga Estados Unidos.


Jason Blackstock

El CIGI, junto con la Royal Society, condujo también tres eventos sobre geoingeniería en la cumbre de Copenhague en diciembre de 2009. Shell Research está involucrada en la Iniciativa Internacional de Biochar y financia CQuestrate, una empresa de innovación “open source” que propone alcalinizar los océanos y que encabeza Tim Kruger, quien además dirige el Oxford Geoengineering Institute.


Tim Kruger

ExxonMobil ha financiado investigaciones semejantes relativas a alterar la alcalinidad del océano con el fin de incrementar la absorción de dióxido de carbono.

El investigador en jefe y vicepresidente de Boeing's Integrated Defense Systems, David Whelan (antes DARPA) participan también en los debates de geoingeniería. Afirma que un pequeño equipo de Boeing estudia el asunto y ha reflexionado públicamente acerca de la factibilidad técnica de lanzar megatoneladas de sulfatos pulverizados, a diferentes niveles, mediante aeronaves o grandes cañones.



David Whelan

Whelan también es parte de la fuerza de tarea del Centro Nacional de Política Energética en geoingeniería. ConocoPhillips Canada, que invierte en las arenas bituminosas de Athabaska, trabaja también en la obtención de un protocolo “encabezado por la industria” en biochar en el Alberta Offsets System.


15 Sept, 2013 - Toxic skies over Spain 



Geopiratería: Argumentos contra la geoingeniería.

Macho Mama: geoingeniería y género 

El astuto lector habrá notado que estos actores (con pocas excepciones) son hombres de los países industrializados del Norte. Esta homogeneidad demográfica en lo relacionado a un tema tan universal en sus implicaciones es apabullante. En un reciente análisis de contenidos, donde se examinaba lo impreso y lo aparecido en los medios electrónicos en idioma inglés, se encontró que los hombres proporcionaban el 97% de los comentarios sobre geoingeniería en los medios.

Es avasallador que son hombres los que hacen la investigación y escriben al respecto en este campo, y son ellos quienes son llamados a comentar y a rendir testimonio en los debates de políticas. Algunas de las pocas científicas que trabajan en geoingeniería han resaltado que la invitación que se les extendía a participar en las discusiones ocurrió únicamente por el hecho de que los hombres se apenaban de contar sólo con compañía masculina.

Pese a no ser claro cuál es el impacto en la investigación, si es que lo hay, ciertamente ha llevado a que proliferen las metáforas sexuales masculinas. Los autores de SuperFreakonomics, al hablar de los aerosoles estratosféricos, afirmaron: “Lo que distingue a un volcán no es sólo cuánto puede eyacular sino a dónde manda la eyaculación”.

En otra parte, un científico y un periodista se burlan de las comparaciones entre “traerla dura” (y no saber qué hacer con ella) y “desarrollar tecnologías” (y no saber donde ponerlas).

Y pese a todas las charlas en torno a los riesgos y beneficios asociados con estas tecnologías, casi no se le ha prestado atención al hecho de que los hombres y las mujeres evalúan los riesgos de modo diferente.



Ejemplos de fumigaciones químico/tóxicas aéreas localizados durante una jornada lluviosa.

Argumentos para la moratoria 

La gobernanza determina quién tiene el poder, quién toma las decisiones, cómo se incluyen las voces de otros actores, y qué tipo de cuentas se rinden.

Frecuentemente, son los científicos y las instituciones involucradas en proyectos de geoingeniería los más ansiosos por establecer estructuras de gobierno, pues la ausencia de cualquier tipo de régimen es vista como impedimento para obtener financiamiento, demora en las oportunidades de experimentación, en la aceptación del público, y en la habilidad para hacer mercadotecnia con los remedios tecnológicos. 

El contexto dominante en el cual los expertos hablan acerca de un gobierno de la geoingeniería es el de la “voluntad”: “códigos de práctica”, “estándares voluntarios”, “reglas de los emprendedores”, y “enfoque desde abajo;” mientras que conceptos como “legalmente vinculante” o “tratado” raramente se mencionan. Una de las razones del debate en torno a la geoingeniería es la gobernanza de la investigación, el hecho de que la tecnología misma es en gran medida pura teoría (no existe realmente ninguna puesta en operación que gobernar). 

Otra razón es que las consecuencias de los experimentos en el mundo real son potencialmente devastadoras. Pero el estadio de la experimentación no debe eximirse de los monitoreos y regulaciones internacionales. No importa que se trate “únicamente de investigación”, no deben aceptarse iniciativas voluntarias de gobernanza con el argumento de que no se están discutiendo operaciones reales. Más investigación, defienden la gran mayoría de los científicos, puede formar parte del esquema de precaución. 

En verdad, si viviéramos en un mundo perfecto, donde todas las naciones y todos los pueblos fueran iguales, donde las tecnologías fueran cuidadosamente evaluadas antes de ponerse en marcha y donde la ciencia fuera guiada únicamente por el servicio de largo plazo a la humanidad, más investigación no sería tan mala idea. Esto, sin embargo, no es el caso. Hasta ahora, la vía multilateral más promisoria para la gobernanza de la geoingeniería es el Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB).

En 2008, el CDB se adelantó a todas las tendencias al adoptar una moratoria sobre fertilización oceánica. Durante la COP10 en 2010 en Nagoya, Japón, los 193 países signatarios expandieron esa moratoria para cubrir todas las tecnologías de geoingeniería lo que según The Economist simboliza que la geoingeniería ya perdió vuelo.

Mientras el CDB esbozaba una excepción para los experimentos en pequeña escala, en ambientes controlados, dentro de las jurisdicciones nacionales, la decisión final invoca el principio de precaución para prohibir las actividades de geoingeniería hasta que sean considerados los impactos sociales, económicos y ambientales y que mecanismos regulatorios apropiados se establezcan. 

El CDB tiene membresía casi universal (193 Partes), solamente Estados Unidos, Andorra y el Vaticano no han ratificado este convenio internacional, y su mandato se refiere no sólo al cuidado de la biodiversidad, sino que también incluye la protección de las comunidades locales y los pueblos indígenas en sus procesos.

La geoingeniería se incluyó definitivamente en la agenda del CDB y el Secretariado recibió la instrucción de compilar y sintetizar toda la información científica disponible así como las opiniones de comunidades indígenas y locales y otros grupos de interés sobre el impacto de la geoingeniería sobre la biodiversidad.

Cualquier iniciativa de “autogobierno voluntario” de la geoingeniería tendrá que ser congruente con lo que se acordó en Nagoya. Además, el CDB está llamando a discutir las definiciones de geoingeniería, pues la definición adoptada en la COP 10 es provisional y fue origen de considerables debates.






Sacramento, California, febrero 2016.


Australia & New Zealand 

Crossgates Powys,  País de Gales


Sw Indiana EE. UU. 26 Ag. 2016.


Spain, sept. 2016




DLR Falcon: vuelos conjuntos de investigación con biocombustible y Efectos de combustible alternativo en estelas y Emisiones de Chase Cruise plano proyecto. ¿Geoingeniería encubierta o un intento por encubrir la modificación climática a través de las fumigaciones aéreas?. 








Plaza Mayor, Cáceres, Spain, publc. november 2016.


Guadalajara, ESPAÑA. Octubre 2016


13 de noviembre 2016 Santa Pola (Alicante) España. 



Sant Feliu de Llobregat, Zona Oriental de España, noviembre 2016.






La Geoingeniería y las fumigaciones aéreas asociadas, enmarcadas dentro de los mal llamados "chemtrails", encuentran en Alex Jones, por ejemplo, un gran exponente de como algunos Medios pueden servir de plataforma para denunciar esta práctica, a pesar de que se le relacione estrechamente con la derecha americana y Donald Trump. Las Campañas de desinformación incluyen encuadrar dentro de la Teoría de la Conspiración, no sólo a la fumigación aérea. 























Los compuestos químico/tóxicos emitidos a la atmósfera, a través de la fumigación aérea son arrastrados por las corrientes de aire y descienden hasta formar parte de la cadena trófica. 
Estos, se detectan tras y, durante el desarrollo de esta práctica, en aquellas zonas en las que las fumigaciones aéreas se llevan a cabo y en zonas distantes por las causas anteriormente expuestas.
La Diatomita alojada en los filamentos (Polímeros) detectadas tras estas operaciones, junto al Bario, Azufre, Aluminio, cenizas volantes, etc son compuestos nocivos para la salud de la población civil, porque estos suponen un factor de riesgo debido a sus efectos cancerígenos que no pueden ser atribuidos a esta práctica por ninguna autoridad sanitaria, dado que la misma ha quedado claro, es ocultada a la opinión pública y no se halla en los canales adecuados para que la base del escalafón administrativo/sanitario tenga acceso a esta información. Aunque, un numeroso grupo de profesionales vinculados a la rama sanitaria y científica si posee información fehaciente de que las mismas se llevan a cabo. 
La Geoingeniería desarrollada, en este caso, se halla respaldada por la Mafia farmacéutica que sigue apoyando y encontrando en la “lucha contra el cáncer” -basada en la recaudación millonaria de donaciones y su “farsa” justificada por el “seguimos investigando”-, la mejor baza por medio de la que contribuir a la “causa” que haga rentable el negocio creado en torno a esta dolencia catalogada como una medida más de control demográfico.
Según el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute, NCI), a la pregunta: ¿Cuántos cánceres son causados por la exposición involuntaria a carcinógenos en el medio ambiente?. Este, responde:
“Esta pregunta no se puede responder con certeza porque se desconocen las causas precisas de la mayoría de los cánceres. Algunos investigadores han indicado que, en la mayoría de las poblaciones, las exposiciones ambientales son responsables de una proporción relativamente pequeña del total de los cánceres (menos de 4 por ciento), mientras que otros investigadores atribuyen una proporción mayor a las exposiciones ambientales (19 por ciento).”
La decisión sobre cuáles son las exposiciones ambientales que causan cáncer en los seres humanos depende de dos organizaciones: el Programa Nacional de Toxicología (National Toxicology Program, NTP), del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (U.S. Department of Health and Human Services, HHS) y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (International Agency for Research on Cancer, IARC), la entidad de la Organización Mundial de la Salud dedicada al área del cáncer. Estos, crearon listas de sustancias que, con base en la evidencia científica disponible, se sabe o se anticipa de forma razonable que tienen un efecto carcinógeno en los seres humanos.


Cañones granífugos en un congreso internacional apuntando al granizo en 1901





















Las imágenes incluidas en la promoción de un Programa perteneciente a un Canal de TV español (ATRESMEDIA), participaban de la publicidad encubierta de la Geoingeniería mostrando una operación "in situ". Este tipo de publicidad subliminal pretende mostrar esta práctica y su desarrollo en el espacio aéreo, ante la opinión pública, a través de esta vía, con un fin estratégico por medio del cual el espectador enmarca en un patrón de normalidad lo que, en realidad significa un atentado geoterrorista aplicado al clima que atenta no sólo contra la salud pública, sino contra el medio ambiente que es uno de los fines por los que esta práctica es defendida por las élites que han apostado por el control mundial, a través de sus recursos hídricos y alimentarios. ATRESMEDIA está controlada por Rothschild desde el 30.09.16




El PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) Anuario 2010, ofrece bastante información relativa a las prácticas que se desarrollan sobre la población civil en las que la fumigación aérea es un hecho constatado, pero que, al hilo de Informes como este, dejan a la vista la complicidad de este Organismo (ONU), desde el que se desprende la falta de transparencia necesaria para que este asunto deje de ser ocultado y manipulado mediática y políticamente.   






Los Medios afines a la “causa” despiertan del letargo informativo y atienden a la consigna de la desinformación por medio de la que la “farsa climática” impera sobre cualquier otra información relativa a la Geoingeniería y la manipulación climática que se lleva a cabo, a través de la fumigación aérea. Más.








Comité de ciencia y tecnología de la cámara de los comunes del U.K y respuesta del gobierno del U.K.







FECOAM - AVIAL- PLATAFORMA SALVEMOS LA BIOSFERA, saliendo de LA FISCALÍA DE MEDIO AMBIENTE y colaborando, debido a la reapertura del caso por las pruebas aportadas por nuestra plataforma "que no dejan lugar a dudas",,,,,, así como las adjuntadas por todos en el día de hoy. Gracias a los que nos habéis apoyado y también a quienes nos habéis puesto zancadillas, negado, difamado, tildado de locos y conspiranoicos y carentes de rigor científico. También quiero recordar a quienes os daba vergüenza darle a un me gusta a una publicación de este tipo, porque era políticamente incorrecto o por el qué dirán.
Gracias también a PODEMOS REGIÓN DE MURCIA..... Sin vuestra TOTAL FALTA DE APOYO, hubiera sido imposible el dejar casi concluida la investigación por la MALA FOLLÁ que habéis generado, tanto en nosotros como en los agricultores, que nos hizo recopilar 300 folios de documentos contra los 100 folios de URBINA.





La Asociación ecologista Argentina "Cielo limpio Forever" a denunciado ante la organización de las Naciones Unidas ( ONU) , la utilización de Dióxido de Carbono, Metano y monoxido de Barítono, altamente contaminante, en operaciones secretas de Geoingenieria para cambiar el clima y provocar sequías en determinadas zonas del norte Argentina, Perú, La Guayana portuguesa y sureste de España. Estas operaciones están siendo llevadas a cabo por aviones militares, como ya denunció la activista Josefina Fraile, y la Asociación guardacielos. 
Se está utilizando metano gaseoso (CH4), para fumigar en dos pasos.
Paso 1:
Primero se fumiga con diòxido de Carbono(C02) que hace que se consuma el oxígeno (O2) y el agua (H2O) que hay en la atmósfera, eliminando cualquier rastro de nubosidad.
Paso dos:
El reactivos CH4 en cantidades superiores de 12mm por km2 hace desecar las capas inferiores de la troposfera, impidiendo cualquier forma de lluvia.
"Desde 1999 se están llevando a cabo fumigaciones clandestinas en España, por aviones militares de la OTAN, que ejecutan programas de geoingeniería para manipular el clima y las comunicaciones globales a través del control de la estratosfera, y ionosfera para fines militares. Y Zamora es una zona especialmente delicada ya que es su radar de experimentación", asegura Josefina Fraile, de 65 años, y ex alcaldesa de Velilla del Río Carrión (Palencia), ahora se dedica a informar a la población de lo que cree se está utilizando (drones) que salen de bases militares como la de Albacete y sobrevuelan a 3.000 pies y medio, y están alteramdo el clima en algunas partes de España.

Respuesta de la Comisión europea, recibida el 29 de abril y enviada a Josefina Fraile el 18 de agosto de 2016.  
"El peticionario pide una implementación completa de la resolución sobre el medio ambiente, seguridad y política exterior y, entre otras cosas, que se redacte un libro verde sobre las actividades militares que afectan el medio ambiente, que se cuestione la investigación militar secreta y que se favorezca la creación de observatorios, abiertos y democráticos,  de vigilancia sobre proyectos de investigación militar, y que las leyes ambientales civiles se apliquen a todas las actividades militares.
Sin embargo, la Comisión desea informar a la Comisión de peticiones que no tiene jurisdicción en el ámbito de las iniciativas militares de los Estados miembros. El SEAE (Servicio Europeo de acción exterior) se ocupa solamente de la implementación y la gestión de iniciativas militares en terceros países.
En consecuencia, cualquier referencia a la legislación medioambiental de la UE, y en particular, la Directiva 2001/42 /CE, la Convención de Aarhus y la Convención de Nagoya sobre biodiversidad con respecto a las actividades militares no ha lugar. ». La petición europea con N°0964/2013 iniciada por Josefina Fraile fue cursada en mayo de  2013. La contestación negativa ha tardado tres años en llegar.




Recurso al archivo de la petición de Guardacielos / Skyguards por la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo en flagrante contradicción con su compromiso de marzo de 2014 admitiendo a trámite nuestra petición para una investigación independiente de las actividades de geoingeniería / manipulación del clima en Europa. 


Resto de Cargos AQUÍ.





Análisis COMPLETO de Agua de LLUVIA tomada en HUÉSCAR. Más.




Según publicaba el diari  de la sanitat: “La exposición de los niños al óxido de nitrógeno y las partículas de suspensión PM10 o PM2,5, dos contaminantes generados sobre todo por el tráfico, afecta gravemente la salud respiratoria infantil. Según una estudio realizado por investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y la Universidad de Leeds, los niños y adolescentes expuestos a niveles altos de contaminación atmosférica tienen un mayor riesgo de desarrollar asma, que se produce por la inflamación de los bronquios y provoca dificultades a la hora de respirar”. Las referencias al tráfico rodado son frecuentes en dicho artículo sin que, en ningún momento se haga referencia alguna, ni siquiera a la contaminación procedente del tráfico aéreo. Un medio que, hasta el momento, se encuentra salvaguardado de cualquier crítica al respecto, dado que ningún organismo sobrepasará la línea marcada e impuesta por los órganos de Defensa que controlan los espacios aéreos de la mayoría de los países afectados.




Decisión de la Comisión de 18 de diciembre de 2014 por la que se modifica la decisión 2000/532/ce, sobre la lista de residuos, de conformidad con la directiva 2008/98/ce del parlamento europeo y del consejo.


Extracto de l lista.





Okinawa, Japón, Tifón Neoguri, 8 JULI. 2014. Rastros de estelas por fumigación aérea en práctica de Geoingeniería.















Petición dirigida a Michael Bloomberg, alcalde de N.Y. y Director de Bloomberg desde MoveOn.org Acción Cívica.






LA OTRA GEOINGENIERÍA: AVIONETAS DE "ARCHIVO".









El jueves 20 de octubre de 2016, un Canal autonómico de TV en España, se hacía eco de nuevas denuncias en Almería y la zona Mediterránea del país, a cerca de la práctica de la manipulación de las condiciones atmosféricas, llevadas a cabo por medio de las denominadas avionetas "antilluvia". Durante el reportaje, la entrevistadora formula la pregunta: ¿ustedes también "creen"en las avionetas?. 



OXFAM Intermón, rompía el hielo a través de una petición en la que aparecía como la herramienta de adoctrinamiento más idónea con la que captar la parte más sensible de la opinión pública respecto a las causas humanitarias. 
Las consecuencias derivadas de las fumigaciones aéreas clandestinas deben seguir formando parte de ese gran “top secret” orquestado desde las oscuras esferas que gestionan la “farsa climática”, encontrando en este tipo de Organizaciones la mejor “arma” con la que fomentar y manipular al resto de la ciudadanía “no despierta”. 
La Geoingeniería y la manipulación climática derivada de esta, incluyen no sólo, el uso geoestratégico de esta práctica induciendo las condiciones meteorológicas y los fenómenos terrestres con sequías. Las lluvias torrenciales forman parte del tándem incluido en una Agenda que atenta contra Tratados, Derechos Humanos e incurre en crímenes de lesa humanidad. Algo en lo que además, seguirán participando gobiernos en donde se desarrolla esta práctica, independientemente de su color político.





La cara B de la Geoingeniería




La cara B de la Geoingeniería

La cara B de la Geoingeniería
La cara B de la Geoingeniería

La cara B de la Geoingeniería, Málaga. Más.

La cara B de la Geoingeniería




Oxfam Intermón es una organización no gubernamental de cooperación para el desarrollo (ONGD) española, afiliada a la confederación Oxfam, que engloba a un total de 17 organizaciones que trabajan conjuntamente en 92 países. Su principal órgano de dirección en España es un patronato con personas independientes procedentes de la sociedad civil, la academia, el mundo empresarial y otras entidades. Su actual Director General es José María Vera.  Vera es químico Industrial y, antes de trabajar como ingeniero de proyectos durante tres años, pasó uno como voluntario en el CCAIJO (Asociación Jesús Obrero), una organización de los jesuitas de Perú.










































30 de marzo de 2015, Spain












Las dos imágenes (arriba) ofrecen descripciones, según la Met Office, que es el Servicio Meteorológico Nacional del Reino Unido, y un Departamento Ejecutivo del Ministerio de Defensa. Parte de sus dependencias se encuentran en Exeter, y en Devon se halla el "Colegio Met Office", que lleva a cabo el entrenamiento de su personal y de muchos pronosticadores de todo el mundo. El jefe actual ejecutivo es John Hirst.



Parte de la Agenda "prescrita" y una de las Bases que conforman el guión de la élite para ejecutar la "farsa climática" desarrollada en conjunción con la Geoingeniería (fumigaciones aéreas clandestinas) a fin de adaptar a la hoja de Ruta la desestabilización climática que se desarrolla por medios artificiales y ocultos.





La supuesta causa del incidente denunciado por la Plataforma Salvemos la Biosfera, se hallaba relacionado con la aparición de un reportaje emitido por TVE 24h. el domingo 4 de diciembre de 2016 en el que se ofrecían imágenes y testimonios de la práctica de la Geoingeniería.   

















video


































































video

video

video


video

video



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO