LA ZONA ECOLÓGICA : Fumigaciones aéreas (la incongruencia de la conspiración).

“El mal, lo dañino, no distingue entre víctimas o verdugos, todos respiramos el mismo aire y comemos lo que nos da la Tierra, todos estarían envenenados, ahí la principal incongruencia”. Esta conclusión con la que muchos Medios se han referido a las fumigaciones químico/tóxicas aéreas desarrolladas mediante la Geoingeniería y a los compuestos que de ellas se desprenden, tiene su respuesta, aunque muy pocos han entrado a valorarla quizás, por no extenderse en demasiados detalles que conllevaría un exhaustivo planteamiento en el que se esgrimiría una larga lista de responsables.




El hecho de que se haya desplegado una gran corriente de descredito hacia quienes se han hecho eco de la divulgación de esta práctica, denota la inquietud proveniente de las élites que las promueven y que se estarían beneficiando, mientras estas se encuentran siendo respaldadas por las más altas instancias que la llevan a cabo, al margen de los gobiernos. 

Si la cúpula desde la que se fomenta la práctica se haya instalada en órganismos como la OTAN, NOAA, OMM, es comprensible que todas aquellas atribuciones lanzadas sobre este crimen ecológico y contra la población civil, sean ocultadas, dado que el “verdugo” que actúa en el último escalafón de la cadena ejecutora, ni es consciente de su desarrollo, ni es informado.

Si, además, sus fondos son lo suficientemente “opacos” y no enmarcados en un presupuesto definido, la lógica concluye que lo que no es oficializado y no existe, no puede ser presupuestado. Aun así, la contribución económica exigida a los gobiernos en materia de política de cambio climático ya supone, de entrada, un importante desembolso económico para dichos gobiernos. Sin embargo, estas prácticas se estarían desarrollando de un modo paralelo a dichas políticas, siendo utilizadas geoestratégicamente y de un modo encubierto, a fin de que estas financiaciones encontraran su justificación.



Como ya se ha mencionado en anteriores ocasiones, uno de los usos de esta práctica encubierta pretende simular las condiciones climáticas profetizadas y recogidas en la Agenda del Nuevo Orden Mundial. Una Biblia económica y política que se gestó antes, durante y tras el 11.S. Quizás el dato más importante que no se deba pasar por alto al referirse tanto a las fumigaciones aéreas como a H.A.A.R.P., sea el que estos forman parte de las "armas no letales" con las que se está desarrollando una guerra de Cuarta Generación encubierta y silenciosa detrás de la que se ocultan desastres supuestamente naturales. El denominado Climategate, ha quedado relegado a un segundo plano, apartado de la información de los grandes Medios en un intento por “enterrar”, a toda costa un asunto de un calado altamente sensible. Si por otro lado, su financiación se encuentra respaldada desde altas instancias relacionadas con el mundo de la Banca, a nivel mundial, se comprenderá la magnitud y el porqué del énfasis por ocultar la misma. 

Las acusaciones de las que ha sido y son objeto, relacionadas con una medida más de control demográfico, no son descabelladas teniendo en cuenta que entre la población se encuentran hábitos de consumo promovidos con estos fines y difícilmente erradicados por ningún gobierno, incluidos en la cadena alimenticia o la venta de alcohol, tabaco, etc.



Las cifras que manejan los gobiernos en cuanto al número de defunciones derivadas de este tipo de consumo humano forman parte de la política encubierta mediante la que se controla la demografía de la que participa la OMS (Organización Mundial de la Salud), mediante la que los gobiernos ejecutan un cálculo impuesto, exhaustivo y puntual. Este tipo de medida es “camuflado” ante la opinión pública con todo tipo de iniciativas políticas entre las que se encuentran las relativas a Campañas de prevención, a fin de aportar la imagen más altruista que sustente la idea de que los dirigentes políticos “velan” por la salud de sus ciudadanos por encima de todo.


Si partimos de la base de que existe un nivel de confidencialidad al que los gobiernos no tienen acceso y la práctica se encuentra enmarcada dentro de Programas no tan secretos, estamos en lo cierto cuando planteamos la hipótesis de que los “verdugos” que, en este caso serían los representantes políticos, efectivamente participan del “veneno”. 

Si quienes se encuentran en el nivel más próximo relacionado con la ejecución material y este es informado o instruido convenientemente ocultándole qué tipo de arma tiene en sus manos, también estamos en lo cierto cuando nos referimos a que sus mismos ejecutores también participan del “veneno”. Esto no quiere decir que en la cúpula de la cadena de mando de las instancias desde las que se lleva a cabo, no se posea la información. 

En consecuencia, no es tan complicado desarrollar la conclusión a la hipótesis del principio. Basta con querer llegar más allá en la exposición que, por diferentes motivos, hacen que los Medios que divulgan esta información, hagan “mutis por el foro” participando “de puntillas” en el debate de “petit comité” que, sin embargo, forma parte del debate público y del que existen millones de testimonios y pruebas gráficas, a nivel mundial.



Asuntos como el fomento del consumo de medicamentos, -incluida su publicidad en Medios de comunicación- y la contribución de estos a cronificar las dolencias para las que son prescritas y mediante la que sólo se actúa sobre los síntomas, pensando en hacer mercado, no son consideradas ya una “teoría de la conspiración”. Precisamente, sectores vinculados a la industria farmacéutica han sido relacionados muy directamente con el uso de estas prácticas

La manipulación de las condiciones atmosféricas que propicien, por ejemplo, el aumento de la temperatura y la sequía en épocas puntuales para que proliferen las condiciones climáticas que favorezcan la aparición de reacciones alérgicas a los pólenes, por ejemplo, han sido relacionadas con la fumigación aérea. Así mismo, se han relacionado determinados síntomas y enfermedades autoinmues con las fumigaciones aéreas.



Existen multitud de pruebas gráficas divulgadas, en las que se da cuenta de que existen restos de compuestos químico/tóxicos proyectados a la atmósfera, a través de la fumigación aérea. El hecho de que las mismas presentan la composición “física” que las diferencia de cualquier compuesto natural, a simple vista y el ser detectadas “in situ” en el mismo escenario en el que se lleva a cabo la fumigación aérea, es prácticamente suficiente para atestiguar que estos compuestos están diseñados exclusivamente con el propósito con el que se ha descrito en todos aquellos lugares del planeta en donde han sido localizados. Los metales pesados y la "carga" tóxica detectada en estos compuestos hacen que nos hallemos ante un gran atentado "autorizado" en la sombra, de espaldas al público y a las autoridades competentes, evitando el que estas interfieran en el desarrollo de esta práctica geoterrorista. 

Las pruebas de laboratorio han confirmado la composición de estos restos (metales pesados) que, además tienen la particularidad de actuar como acelerante. Lo que ha dado lugar a que estos hayan sido "lógicamente" asociados a los incendios acaecidos en multitud de zonas del planeta.



Sus características físicas observadas tal y como se reconocen, depositadas en la superficie terrestre, vegetación, etc, hacen suponer que su diseño ha sido exhaustivamente estudiado, a fin de no ser reconocidos, pasando lo más desapercibidamente posible para quienes están en contacto con estos compuestos inconscientemente.


Restos depositados a nivel de tierra (polímeros) tras las fumigaciones aéreas nocturnas. La refracción de la luz solar deja entrever la composición metálica de estos restos filamentosos cuya densidad puede variar en ocasiones, presentándose con un volumen suficiente como para no pasar inadvertido. 

La prueba más contundente es la de la caída de estos compuestos en forma de grumos, tras el paso de cualquier vuelo, supuestamente tripulado y de origen militar o civil durante la noche que son transportados por las corrientes de aire.  

Las referencias a dicha incongruencia en ocasiones, han sacado a colación a los seres queridos de aquellas personas a los que, desde la opinión pública se les ha catalogado como los "verdugos". Indudablemente, ningún responsable de cometer o ser inductor de un genocidio haría partícipe a sus hijos sin un previo adoctrinamiento, en el caso de que este se confesara en lo más intimo de su circulo familiar. Esto viene a significar que este hecho mismo que podría plantear un serio conflicto moral es la prueba irrefutable de que quienes poseen la "información" no son en su mayoría, personas que puedan verse expuestas a este tipo de situaciones sin que antes hayan sido previamente "programadas" u entrenadas para no desvelar algo considerado como "top secret". 

Se concluye que este tipo de información solo es compartida por un número muy limitado de personas alojadas en las cúpulas de aquellas instituciones que participan, sean civiles o militares. 

La dudas planteadas respecto a la falta de responsabilidad de quienes pueden participar en este tipo de prácticas encuentran una respuesta en la historia. A lo largo de esta, se han desarrollado conflictos bélicos en los que no sólo se ha constatado la utilización del clima como arma geoterrorista. La historia ha protagonizado grandes desastres provocados por la mano del hombre desarrollados a través de armas nucleares que, a día de hoy se sigue empleando con consecuencias devastadoras que perduran en el tiempo. 

Uno de los datos que podrían resultar más reveladores en cuanto a que estas prácticas se desarrollan desde hace décadas, clandestinamente, es el silencio observado y la falta de pronunciamiento al respecto desde algunas organizaciones catalogadas de conservacionistas como ha sido el caso de Greenpeace.






La mano ejecutora de las fumigaciones aéreas, se halla por tanto, respaldada tras el telón del secreto militar siendo "empleada" por estos estamentos y la Inteligencia de países como EE UU. Así mismo, el hecho de que Corporaciones como Monsanto hayan sido acusadas de estar haciendo uso de estas prácticas, revela que la misma ha traspasado un nivel en el que sus múltiples usos son ámpliamente compartidos casi "a la Carta", más allá del orientado a la manipulación climática y a la inducción de fenómenos sísmicos relacionados con H.A.A.R.P., entre otros. 

El uso de la tecnología H.A.A.R.P. y algunos de sus efectos sobre la población civil denominado "Anestesia electromagnética", se hallaría detrás de muchos Programas encubiertos y orientados al control de masas llevados a cabo aprovechando esta tecnología al servicio de oscuros intereses geo políticos y económicos, deduciéndose de ello que se estaría "programando" a la ciudadanía, a través de ondas recogidas por el cerebro, a fin de "aletargar" o "excitar" al individuo con el único pretexto de controlar movimientos o revueltas sociales, independientemente de que las Redes Sociales hayan sido utilizadas para estos fines por medio de la infiltración en las mismas de personal asignado a reclutar adeptos por medio de la adopción de falsos perfiles. 

Surgen las dudas en torno a la teoría de la conspiración a la que quienes pretenden ocultar estos hechos han recurrido, poniendo en marcha una campaña de descrédito sumada al pacto de silencio de la mayoría de los Medios de comunicación. Esto no ha dado los resultados esperados y quienes han difundido esta práctica encubierta han sido censurados en estos Medios, dando como resultado el que la mayoría de los testimonios y datos aportados al público provienen en su mayoría, de fuentes alojadas en la Red que, a su vez también han visto como se ha pretendido, en ocasiones, bloquear el acceso a determinados sitios en los que se aloja información por otro lado, procedente de fuentes bastante solventes. 

El hecho de que este tipo de información y que quienes la aportaron y siguen aportándola no hayan sido silenciados, puede ser un motivo que despierte la curiosidad y plantee algunos interrogantes a nivel del público poco familiarizado con este asunto. La respuesta es fácil de adivinar; Quienes promueven estas prácticas son conscientes de que estos Programas están respaldados por el secreto militar y quienes divulguen este tipo de información no deben responder a un perfil "sensible" y capaz de sembrar la duda entre la opinión pública, ni ser un personaje de relevancia a nivel mundial o de un país en concreto. Por lo tanto, un personaje considerado de poca relevancia, no representaría, en cierto modo, ningún riesgo para quienes velan por la seguridad y la buena imagen pública de un gobierno como el de EE UU. Aunque los nombres que han sobresalido en la difusión de este asunto no son considerados relevantes, a primera vista, ello no quiere decir que la información de la que se han hecho eco y ellos mismos, sean merecedores de ningún tipo de descrédito.


Las maniobras de dispersión de los compuestos químico y tóxicos con los que se propician y manipulan las condiciones atmosféricas dejan ver, en ocasiones, como durante el desarrollo de estas prácticas, dichas emisiones fluctúan "a voluntad" e intermitentemente componiendo y descomponiendo la estela química. Este ejemplo (arriba) detectado en España en 2016 es una prueba elegida al azar. 



Las prácticas desarrolladas, a través de la fumigación aérea se siguen caracterizando por jornadas alternas en las que, en ocasiones, el espectacular despliegue de efectivos no constituye ninguna novedad que, sin embargo, oculta otro gran “despliegue” presupuestario millonario empleado a espaldas de la opinión pública y oculto bajo la llave del fondo opaco (negro). 


En muchos casos la divulgación de estas prácticas y la asociación que se ha hecho entre estas y ciertas enfermedades mencionadas han resultado ser para los escépticos y para quienes las fomentan, un motivo de crítica por el alarmismo que se derivaría de relacionar algo inexistente con la salud pública. La adquisición de cualquier enfermedad asociada al contacto con cualquier compuesto identificado como procedente de la fumigación aérea, debe ser "corroborada" con análisis específicos. Algo que, sin duda, no se lleva a la práctica en ningún examen o necropsia después de un fallecimiento, a excepción de si la muerte se produce en circunstancias que lo requieran.

Lo indiscutible es el efecto nocivo que sobre la salud poseen compuestos que no deben entrar en contacto con ninguna persona que se mueva en un ambiente considerado libre de este tipo de tóxicos. Ciertas patologías se pueden ver agravadas por la ingestión constante de este tipo de compuestos que "nunca" serán identificados como prueba que certifique que estos son los responsables del mismo.



El resumen de la obra publicada en 2003 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) “Climate Change and Human Health - Risks and Responses” (Cambio climático y salud humana - Riesgos y respuestas) en colaboración con dos de las manos que mecen la cuna de la “farsa” climática; Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), deja entrever “perlas” sin desperdicio de las que además, la OMS, se desmarca, a través de unas líneas incluidas en el Prefacio de la misma. Entre los colaboradores y las firmas de esta obra figuran; AJ McMichael (fallecido), DH Campbell-Lendrum, CF Corvalán, KL Ebi, A. Githeko, JD Scheraga y A. Woodward. El libro que consta de 322 páginas se ofrece a través de la Web de la OMS en su apartado de Programas a fin de ser descargado o solicitado on line al precio de 18.00 dólares. La OMS, en este caso, deja entrever su verdadero trasfondo mediante el que está constituido, amparado por otra lanzadera/escaparate y aparato logístico/político como la ONU. La colaboración entre este organismo y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), junto con la Organización Meteorológica Mundial (OMM) hacen el resto para completar parte del círculo que rodea a la maquiavélica puesta en escena de la manipulación climática a través de la fumigación aérea clandestina desarrollada a nivel casi mundial y de la que se derivan todos o casi todos los efectos apocalípticos enumerados en la hipotética situación planteada en esta obra, dado que dicha manipulación climática está orientada a crear esas condiciones de un modo artificial que justifiquen la “farsa” que pretende recaudar 100.000 millones de dólares para 2020 que deben ser aportados por 175 países firmantes.











En septiembre de 2002, durante una reunión en Sofía, Bulgaria, varias organizaciones defensoras del acceso a la información crearon la Red de Activistas por la Libertad de Información (FOIAnet). Ahí se determinó que el 28 de septiembre de cada año, sería el Día Internacional de la Libertad de Información.

El objetivo de esta celebración es concienciar a todo los individuos sobre su derecho al acceso de información de las actuaciones y actividades del gobierno: el derecho a saber sobre cómo nuestros políticos ejercen su poder y cómo gastan el dinero adquirido con nuestros impuestos.

El “derecho a saber” o de acceso a la información es un derecho humano reconocido en diferentes instrumentos jurídicos, nacionales e internacionales; sin embargo, es necesario fortalecer las legislaciones que promueven y protegen el derecho de acceso a los documentos públicos.







La NASA lanza una App (GLOBE Observador) para recoger informes de nubes. ¿Con qué propósito se crea esta herramienta que mostraría los rastros y las estelas químicas en el espacio aéreo?. Mientras la NASA  se encuentra en entredicho por poseer toda la información relativa al uso que se está haciendo de la Geoingeniería resulta un tanto sospechoso el que esta Agencia pretenda además, acceder a los datos del usuario que se proporcionan al descargar una App. 







Más:
Nuevas armas orden mundial de Washington tienen la capacidad de desencadenar el cambio climático Morgellons y monóxido de carbono
Proyecto Pájaro Carpintero Ruso
HAARP – Estelas Químicas - Alternativa 4
Chemtrails y la geoingeniería - Archivo Principal
Chemtrails Nano-Tech y el Hyper-Virus - Morgellons
El extraño tiempo en que vivimos: la enfermedad de los Morgellons y Geoingeniería

Sequía y manipulación del clima OPINIÓN.
¿Qué es un chemtrail?
Sos Tierra Spain
DÍAS EXTRAÑOS CIELOS EXTRAÑOS 
Las Nano-partículas manufacturadas de óxido de aluminio disminuyen la unión de las proteínas en la vasculatura del cerebro
Chemtrails: daño al sistema nervioso cae desde el cielo
Sitios de Internet orientados a desinformar, a cerca de la fumigación aérea.
Localizador de vuelos.
Colección Geoingeniería.
La gran mentira sobre el Cambio Climático
El Informe HAARP Vídeos
BIOENERGÍA-BIOFOTONES-OPTOGENÉTICA, NANOTECH y GEOINGENIERÍA
EL EFECTO DE LOS CHEMTRAILS EN TU CUERPO - TU CUERPO ES COMO UN CUENCO TIBETANO
"LO QUE SON LOS CHEMTRAILS REALMENTE" (2007) por CAROLYN WILLIAM PALLIT
CHEMTRAILS: AGENTES DEBUNKERS QUE SE MOFAN DE LOS ACTIVISTAS EN REDES SOCIALES. CONSEJOS.
"Más presionamos, más tienen que defenderse" MENSAJE A LA POBLACIÓN de AEMET
Plataforma Salvemos La Biosfera
ENLACES DE INTERÉS Geoingeniería. Facebook.
LA GEOINGENIERÍA Y EL FRAUDE DEL CAMBIO CLIMÁTICO
El tiempo de geoingeniería y Patentes de modificación
Manipulación Climática. 2004.
Proyecto Haunebu










Las partículas identificadas han sido detectadas desde hace tiempo en todo el mundo. En la imagen se observan dos muestras localizadas en EE UU. La primera de la izquierda fue tomada el 09/27/10. La segunda fue localizada en Nebraska.







Las imágenes captadas a diario en las que se observan los rastros químicos de la fumigación aérea protagonizan anecdóticas apariciones como la divulgada por Eumetsat en las que, a través de su Web, se vanagloriaba de que Meteosat 10, hubiese captado las imágenes del humo proyectado a la atmósfera debido a los incendios producidos en Portugal el 8 de agosto de 2016, donde se produjeron un total de 115 incendios en un sólo día. Mientras la prueba gráfica ofrecida, señalaba los puntos en donde se localizaba el humo, otros internautas destacaban los rastros químicos producidos por la Geoingeniería y la fumigación aérea justo en donde los editores de dicha Web no veían nada.



Las operaciones de Geoingeniería desarrolladas a través de la fumigación aérea químico/tóxica dan paso a periodos lluviosos a consecuencia del desarrollo de estas prácticas en zonas en donde estas precipitaciones responden a efectos colaterales como resultado del “frenado” de frentes lluviosos, creando así, las condiciones propicias para que se produzcan fenómenos meteorológicos adversos con precipitaciones en ocasiones torrenciales, no siempre previsibles, ni pronosticadas por la Mafia mediática.
Estas condiciones se han descrito como un capítulo en la Agenda mediante la que se desarrollan estas operaciones, creando un “catálogo” climático por medio del cual se alternan periodos de sequía con periodos lluviosos de escasa o elevada cuantía, predominando esta última opción, a fin de “componer” dicha Agenda en la que se encuentra previsto una disminución considerable de precipitaciones que hagan del líquido elemento un bien escaso y de difícil acceso, a largo plazo, no sólo para sectores vinculados a la agricultura, propiciando la sequía. Este tipo de situaciones, a su vez, generan episodios en los que se pueden dar elevados índices de siniestralidad medio ambiental derivadas de inundaciones, generando pérdidas económicas y de vidas humanas. El uso de la Geoingeniería aplicada a la manipulación climática, por tanto, cumple así su doble objetivo.
De paso, la lluvia, ya tóxica, arrastrará los compuestos químico tóxicos depositados en la vegetación y en la superficie terrestre, alcanzando así el proceso de introducción en la cadena trófica al acceder a lagos, ríos y acuíferos. 



Operación de Geoingeniería desarrollada sobre una zona afectada por lluvias localizada en España durante el mes de octubre de 2016, en donde se aprecian los claros tras la fumigación aérea químico/tóxica 








Entre los propósitos de la manipulación climática, a través de la fumigación aérea propiciando la sequía en zonas como California, se encuentran los de demostrar a la población civil la falsa realidad que por medio de la “farsa” climática, justificaría guerras, enfrentamientos políticos y desavenencias como las observadas en esta parte de los Estados Unidos azotada por estas prácticas y de la que la mayoría de la población es consciente hasta el extremo de que estas prácticas han entrado de lleno en el ámbito político. 






Tras un periodo marcado por una intensiva actividad de Geoingeniería durante los primeros días del mes de mayo de 2015, finalmente, la provincia española de Cuenca, se vio sorprendida por una fuerte ola de calor que dio paso a una gran granizada el martes 12 de ese mismo mes con descensos de temperatura de hasta 15º. Este tipo de circunstancias han venido y siguen marcando el panorama meteorológico, a nivel casi mundial del que España particularmente, no está exenta por encontrarse bajo el control de Órganos como la NOAA o la OTAN, entre otros, mediante los que se apoya y ejecuta la manipulación climática, a través de la fumigación químico/tóxica aérea con la connivencia de determinadas áreas de los gobiernos instaladas en sus cúpulas, cuya información está vetada para el resto del escalafón gubernamental, incluidos jefes de gobierno. Lo que no significa que muchos de estos representantes no tenga en un momento puntual de su mandato acceso a la información relativa a estas prácticas.  







Illescas (Toledo) España 3 de septiembre de 2016



Fresno, California 10.07.16



Imagen publicada en el perfil alojado en una Red Social del Digital alemán Bild Leipzigst el 30 de agosto de 2016, en el que además, se leía un comentario que describía la escena "química". 



El silencio de la administración y las autoridades sanitarias que se presume deriva del supuesto desconocimiento y de las consignas orquestadas desde las altas instancias que colaboran en implantar el orden en la cadena, conscientes (o no) de las causas y los motivos, sigue marcando las pautas por medio de medidas sanitarias que promueven una prevencion ¿justificada? a años vista, sin que se especifiquen los motivos ni las causas del presumible aumento de ciertas patologías o trastornos. La exposición deliberada a la que es expuesta la población civil, a través de las emisiones tóxicas procedentes de la fumigación aérea supone un riesgo, no sólo para adultos con patologías que se pueden ver agravadas al entrar en contacto con estos compuestos. Las mujeres expuestas a niveles altos de material partículado fino durante el embarazo, concretamente durante el tercer trimestre, tienen hasta dos veces más riesgo de tener un niño con autismo que las madres que viven en áreas con bajos niveles de material particulado fino, según un estudio, realizado por la Escuela de Harvard de Salud Pública (HSPH), y publicado en  Environmental Health Perspectives. Los investigadores comentan que el riesgo es lineal a la exposición, es decir, cuanto mayor es la exposición mayor es el riesgo. Ver noticia.








Intervención de la organización patriótica Robert Fletcher Milicia de Montana ante el Subcomité del Senado de Estados Unidos contra el terrorismo, de 15 de junio de 1995.






Muchas personas pueden deducir, a primera vista, que la imagen (arriba) en donde se observa una operación de Geoingeniería desarrollada con fuimigaciones aéreas, esta captada mientras se sobrevuela el mar. Sin embargo, la superficie que se aprecia debajo, pertenece a la capa troposférica en donde se contempla la nubosidad. La capa mas alta en donde se desarrolla la escena (estratosfera), es aquella en la que la ausencia de humedad impide la formación de nubes y donde no se desarrollan los fenómenos meteorológicos. Es en esta capa en la que se observa la realidad de las fumigaciones aéreas como se aprecia en la imagen. El hecho de que la fumigación aérea se desarrolle por encima de la nubosidad responde a que los compuestos proyectados van destinados, entre otros objetivos, a la disolución de la misma.




La proyección a la atmósfera de compuestos como el polvo de aluminio y su color rojizo, se refleja a través de la refracción de la luz solar.



Un ejemplo recogido en Andalucía, España, daba inicio, según las imágenes reportadas, a un nuevo mes (septiembre de 2016), ofreciendo la posibilidad de presenciar una gran actividad H.A.A.R.P. en la que se observan las Ondas ELF (Extreme Low Frequency), actuando sobre núcleos nubosos.




El supuesto uso de estas prácticas del que podrían estar participando las industrias farmacéuticas se vislumbra, a través de la difusión de la información orquestada desde sus cúpulas y que, desde la base, se encargan de fomentar los peones de la sanidad, entre los que se encuentra la A.P. La difusión, a través de la dispersión aérea, entre otras, de agentes causantes de diversas patologías utilizado como arma de guerra es algo que ya no se discute. En el caso de las vacunas, las campañas de adoctrinamiento en las que está vetado hacer mención a sus resultados adversos, son uno de los motores principales utilizados para "hacer mercado". Si de las consecuencias de la proliferación de los agentes causantes existe un "beneficiario", es indiscutible el que este se hallaría en el punto de mira de todas las acusaciones de las que sea objeto en el sentido referido. 





 
   


La herramienta europea, European Medicines Agency, a través de la que mueve los hilos la FDA.














El adoctrinamiento, a través de la publicidad en la que se adjuntan imágenes relacionadas con prácticas de Geoingeniería está basado en crear un patrón de normalidad que el público adapta a su subconsciente aun sin información previa o conocimiento de lo que realmente significan esas imágenes. En este caso, las imágenes de fondo de una conocida marca formaron parte de una campaña publicitaria



Imágenes captadas en vídeo en 2014 en Austin, Texas, EE UU. 



La administración no queda exenta de responsabilidad mientras se desarrollan estas prácticas que benefician, entre otros, a sectores vinculados con las eléctricas. Los consejos desde los órganos de gobierno incluyen, aun a pesar del impacto medio ambiental, el consumo explícito de formas de ventilación como el aire acondicionado. El círculo que engloba a un grupo con posibles intereses encubiertos compuesto por una cadena de complicidades se engrandece a medida que se intenta enumerar a órganos de gobierno, élites relacionadas con la industria farmacéutica, alimentaria, etc. 



Madrid 09/08/2014. Operación de fumigación aérea en la que la aeronave muestra dos escenas. En la primera no se proyecta la estela química (off). La segunda imagen desvela la proyección a voluntad (on).



Las operaciones de Geoingeniería localizadas en zonas estratégicas al amanecer y al ocaso, se destacan por regla general, en determinadas zonas del planeta, por una intensidad más o menos acorde a las condiciones atmosféricas, a fin de alejar o destruir núcleos nubosos e impedir que una perturbación penetre en estas zonas. Esta es la parte orientada a la inducción de la sequía, incluida en el amplio catálogo por el que se caracteriza la tecnología H.A.A.R.P. que abarca todos los demás fenómenos atmosféricos y terrestres
Las operaciones de dispersión aérea de los compuestos químicos tóxicos, a través de la fumigación aérea ha ido modificando el patrón por el cual se desarrollan. Una de estas maniobras se desarrolla mediante la fumigación aérea sobre un punto concreto en el que las nubes de plasma derivadas de la fumigación “camuflan” estos vuelos para, posteriormente y, tras abandonar dicho núcleo nuboso, disminuir en intensidad la estela química desprendida de la aeronave. 

Esto supone el que dichas emisiones disminuyen en intensidad a voluntad. En este caso, la estela químico tóxica que se desprende ofrece una imagen más acorde con el concepto que sobre estas prácticas posee la opinión pública. El hecho de que las estelas observadas no ofrezcan la espectacularidad habitual por su longitud y espacio con la que los cielos son “asaltados” en muchos lugares del planeta, no significa que estas operaciones no estén llevando a la práctica su cometido. Una vez más, se hace hincapié en la intencionalidad con la que se pretende preservar la “imagen” pública de este atentado medio ambiental y geoterrorista.








19 de de agosto de de 2005. Ver.



Tal y como daba cuenta el Canal 45 Tv en el vídeo (arriba) en abril de 2016, efectivamente, en este se observa una operación de fumigación aérea. Quizás la descripción relativa a la clase de aeronave implicada, sea lo que puede llamar a error. De entre la ingente cantidad de material gráfico que denuncia este tipo de prácticas, este es uno de los ejemplos más "raros" de encontrar entre Medios de comunicación. Los comentarios que suscitan este tipo de divulgación también son dignos de tener en cuenta.



Iniciativas asociadas a la sostenibilidad como la Semana de la Movilidad, a la que se hace referenciadejan claro los intereses que oscilan alrededor de sectores vinculados a las eléctricas y su implicación en el fomento de su adaptación al vehículo eléctricoEste tipo de iniciativas orquestadas, a través de la política gestionada en Bruselas con sello europeo, forman parte del gran conglomerado desarrollado en torno a la Agenda 21. La práctica de la Geoingeniría aplicada al control climático, por medio de la fumigación aérea, no excluye a Madrid, en donde se registran episodios denunciados por parte de la ciudadanía, a través de llamadas telefónicas en reiteradas ocasiones. Una vez más, queda reflejada la relación entre las élites que fomentan estas prácticas y un uso “compartido”. 










Como periodista de investigación galardonado con el profesional de 30 años de experiencia, William Thomas fue el primer reportero para romper la historia en los medios nacionales sobre la fumigación aérea a gran escala de agentes patógenos o aerosoles a través de América del Norte por el avión de reabastecimiento de tipo cisterna sin marcar. Más.


















Extracto de la Patente 1990000513145 Welsbach para Hughes Aircraft Companymarzo de 1991.



Hasta 21 menciones al Programa HAARP, se hallan recogidas en el Informe de 14 de enero de 1999 sobre medio ambiente, seguridad y política exterior de la Comisión de Asuntos Exteriores, Seguridad y Política de Defensa celebrada en el Parlamento europeo.





EL COMPONENTE NEUROESTRATÉGICO DE LAS FUMIGACIONS AÉREAS.


La “urgente” escalada que se produce mediante un despliegue de efectivos aéreos a la “caza” de una nube, cual jauría en busca de la presa, oculta no sólo un arsenal tóxico proyectado a la atmósfera violando cualquier tratado o norma medioambiental en connivencia con los gobiernos participantes “en la sombra”. 

Las operaciones de Geoingeniería clandestina desarrolladas en el espacio aéreo español proyectando las estelas químico/tóxicas habituales, perfilan el horizonte componiendo la estampa brumosa y metálica con el aspecto “artificial” y químico con el que se presentan ocasos y amaneceres. 

La escena queda a la vista de la ciudadanía que ignora que el escenario ha sido estratégicamente estudiado. Aun siendo desarrollada en un espacio tan accesible para la vista del público, existe un componente neuroestratégico mediante el que se justifica la no percepción de la operación por parte de la ciudadanía. 

El patrón mental que el ciudadano posee, referente al espacio aéreo, está concebido a través de esquemas en los que no cabe la enmarcación de ninguna actividad extraordinaria que sobresalga de la establecida para otro fin que no sea el convencional, según el criterio popularmente aceptado. 

Basado en ello, los dos conceptos parten de dos ideas preconcebidas que otorga al espacio aéreo dos usos: el del transporte aéreo civil y el relativo al ejercicio militar aéreo.  Esta es una de las causas por las que, por medio de un acto reflejo, el ciudadano no elevará la vista, a excepción de si la reacción responde a causas auditivas como la percepción de un sonido que no responda a las condiciones normales relativas a la intensidad o la frecuencia.

El principal acto reflejo involucrado es el que por naturaleza orienta la mirada al frente pero que en espacios abiertos ofrecerá mayor campo de visión, facilitando así la posibilidad de presenciar cualquier operación de fumigación aérea. 

En espacios de núcleos urbanos existe un alto porcentaje de posibilidades que hacen que la observación se vea limitada y reducida. La atención puede ser orientada, afortunadamente, y estimulada cuando quien contempla la escena, posee información al respecto, condicionando la respuesta mediante la que la observación será más minuciosa. Por tanto, se trata de que dicha información sea lo más detallada y difundida posible. 

El hecho de que el sonido, en determinadas ocasiones, no sea percibido por el ciudadano, contribuye a que la operación que se desarrolla pase desapercibida. Esto no impide el que, en el subconsciente esté latente la percepción de una cierta “anomalía” en lo que se observa y que el cerebro intenta encuadrar en el patrón mental establecido, mientras estas escenas son contempladas “in situ”.
















El incremento en el tiempo de las prácticas de Geoingeniería y las proyecciones químico/tóxicas a la atmósfera por medio de la fumigación aérea clamdestina va de la mano del aumento de una tasa de mortalidad fácilmente reconocible. Esta relación, indudablemente, no puede ser desmentida por ningún órgano de gobierno, ni sanitario por una cuestión obvia de la que ya se ha dado cuenta relacionada con la ilegalidad y el uso criminal de esta práctica basada en un arma geoterrorista aplicada al clima de la que se derivan los daños colaterales adversos al medio ambiente que repercuten sobre la salud pública. Las emisiones tóxicas de las que se desprenden metales pesados ponen en un grave riesgo a personas aquejadas de patologías que no solo se pueden ver agravadas, sino que pueden ser un factor determinante en la complicación de muchas de estas dolencias hasta el extremo de que las consecuencias sean irreversibles. Afortunadamente, queda la prueba de que millones de testigos si reconocen las fumigaciones aéreas sobre la población. Otro tanto menos numeroso es consciente pero guarda silencio. Son profesionales a sueldo del estado o de empresas con intereses creados que participan de estas prácticas ofrecidas "a la carta" a través del uso de las mismas con fines meramente especulativos, además de los ya vinculados a la "farsa" climática y el control demográfico, mientras la gestión y su desarrollo se encuentra en manos de la defensa americana. Fuente Gráfico I.N.E.



Una filmación "desmonta" la versión de un meteorólogo español, durante la emisión de un programa de televisión en la que afirma que las aeronaves que desarrollan estas fumigaciones aéreas se encuentran a 10.000 metros de altura. Una vez más se corrobora el encubrimiento, oscurantismo y la consigna por medio de la cual los Medios y sus profesionales a sueldo contribuyen a desinformar.



El resultado del archivo de las actuaciones por parte de la Fiscalía Provincial de Almería tras la denuncia interpuesta por la Asociación en defensa de la salud y el medio ambiente y contra sistemas quita lluvia (Avial) respecto a la práctica de la Geoingeniería, corrobora el carácter pseudomafioso con el que este tipo de circunstancias son tratadas cuando se intenta indagar en las causas, los motivos o su autoría. Más.









Imágenes captadas en República Dominicana donde se observa el vuelo de una aeronave a una altura relativamente baja, puesto que pasa por debajo del techo nuboso. Sin embargo un detalle extraordinario e inusual es que la aeronave es prácticamente invisible, como se destaca en la misma foto (derecha) rectificada digitalmente. Fuente.



Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, España, septiembre 2016.



Madrid, Spain, 03.10.16.



Ponferrada, Spain. 03.10.16.


Andalucía, Spain, october 2016.



Las intensas jornadas marcadas por la fumigación aérea químico/tóxica, invade el espacio aéreo en consonancia con los pronósticos meteorológicos divulgados por los Medios que ponen en escena la “farsa” informativa en su parcela meteorológica a la que millones de espectadores adoctrinados asisten irremediablemente resignados o pletóricos, según las perspectivas personales, entre las que se pueden encontrar la turística.
Las inusuales “olas de calor” son pronosticadas al unísono junto a los “preparativos” llevados a cabo por unas intensas operaciones de geoingeniería en las que el espacio aéreo es invadido por un operativo que deja la “marca” actuando de un modo geoterrorista, atentando contra el medio natural y la salud pública.





Según los resúmenes climatológicos divulgados por AEMET España, de los que se observan dos ejemplos (arriba), las altas temperaturas propiciadas por las operaciones de Geoingeniería, a través de la fumigación aérea químico/tóxica, muestran como estas prácticas coinciden en el tiempo, según los datos aportados por esta Agencia estatal y los recogidos vía satelital en las respectivas jornadas. 






Costa de California, EE UU. Fuente.



  



Una fecha histórica para la Geoingeniería y el desarrollo de la fumigación aérea químico/tóxica en España; 30 de septiembre de 2016. La consigna pseudomafiosa que se oculta detrás de la práctica clandestina (no oficializada) por medio de la cual se alteran los patrones climáticos, alcanza un nivel, al parecer, bastante considerable, en cuanto a interés público, como para que AEMET precise divulgar una información relativa a este asunto que sin embargo, reserva a su Blog en una publicación fechada el 30 de septiembre de 2016
En dicha información, además, se presume que esta Agencia, intenta dar cierto “rodeo”, orientando la información hacia el terreno menos “embarrado”, tratando de evitar en todo momento relacionar estas prácticas con cualquier atisbo que desvele el que las mismas forman parte de una práctica geoestratégica, orientada a fomentar la manipulación climática con fines desestabilizadores económicos en todo el planeta en donde esta práctica está siendo utilizada, a modo de arma climática. 
Las alusiones, en todo caso, relativas a la Geoingeniería, se reducen a relacionar su uso orientado a fomentar las precipitaciones, cuando las consecuencias de estas prácticas, en realidad, propician periodos de sequías programadas y encauzadas a alterar, no sólo las condiciones climáticas, sino el desarrollo de la economía basado en el control agroeconómico.
 





Las altas temperaturas condicionadas por el desarrollo de estas prácticas proporcionan así mismo, el efecto invernadero artificialmente creado que ofrecerá un otoño primaveral propicio para el disfrute de turistas y Tour Operadoras, uno de los sectores beneficiados por el uso de este “arma” climática al servicio de las multinacionales en este caso, relacionada con el turismo de playa. Fuente Facebook.



Valencia, España, 27 de Septiembre 2016.



H.A.A.R.P y estelas químico/tóxicas actuando sobre la nubosidad. Andalucía, Spain 19.10.16


Xativa, España, 27.09.16


Alicante, España 27.09.16









Las operaciones de Geoingeniería orientadas a la modificación de las condiciones climáticas mediante las fumigaciones aéreas químico/tóxicas, no sólo se caracterizan por su aspecto clandestino. Mediante la nocturnidad y la alevosía, ofrecen la posibilidad de ser contempladas en horario nocturno (imagen). 


Efectos de la actividad H.A.A.R.P. al trasluz de la luna en Zaragoza (Spain) el 16 de octubre de 2016.






Nyon, Suiza (8/3/16).


Basildon, Essex, UK september 2016



En este vídeo publicado el 11.10.16, se observa un supuesto OVNI, sobrevolando el centro de una estela química durante una operación de fumigación aérea en París en donde se puede ver como la estela queda disuelta en las zonas por donde se desplaza el objeto. Este tipo de esferas que han sido observadas durante estas operaciones han dado pie a suponer que existe una estrecha relación entre estas y las fumigaciones aéreas. Las imágenes capturadas en el vídeo dan muestras de que existiría un posible intento por boicotear este tipo de prácticas por parte de un operativo supuestamente inteligente y no terrestre. En el supuesto de que este tipo de esferas formen parte de un operativo terrestre, nos hallaríamos ante una nueva faceta de la Geoingeniería.



Las ilustraciones gráficas incluidas en Webs como la de AEMET, ofrecen sin reparo, la imagen de la Geoingeniería y los restos químico/tóxicos proyectados a la atmósfera, a través de la fumigación aérea. Las fotografías que se incluyen en este tipo de Portales intentan crear un patrón de normalidad al que la opinión pública se habitúe considerando este tipo de escenas como un fenómeno que el espectador asimila y analiza según su criterio, pero sin la información correcta.  



Las referencias relativas a las causas de defunción como las recogidas en el artículo (arriba), pasan por alto cualquier alusión a la contaminación medio ambiental. Lo que, sin duda, contribuye a crear más confusión, sumado a la ocultación de estas prácticas por parte de los Medios.







El ejemplo de la manipulación climática y la sequía inducida, a través de las fumigaciones aéreas clandestinas se ve expuesto en situaciones como las que se producían en Doñana, España. Un ejemplo más de como la sequía inducida orientada a controlar los recursos económicos basados en la agricultura se constituía como uno de los objetivos en el que la fumigación aérea clandestina jugaba un papel crucial, al utilizar un arma climática con fines criminales sobre la población civil y sus recursos.





Aunque, a simple vista, pudiera parecer una oferta de cualquier compañía aeronáutica, la publicidad pertenece a otra Compañía de Seguros y Reaseguros en donde se ofrece un plan de seguro sobre la vida individual para el caso de supervivencia o fallecimiento asegurado. La amoralidad de incluir mensajes alusivos a la fumigación aérea clandestina que se desarrolla día a día en todo el planeta, deja entrever como detrás de estas prácticas se encuentran grandes élites relacionadas con esta y otras formas de negocio. Curiosamente, el que dicho mensaje provenga de parte de este sector y la materia que publicita, corrobora la tesis de que un atentado contra el medio ambiente y la salud pública debe estar respaldado por aquellos organismos financiadores o que apoyen la causa en pro del beneficio que les aporten las circunstancias derivadas, en este caso de la fumigación aérea.







Uno de los casos más llamativos acaecidos en la actualidad desde 2014, era la crisis de sequía vivida en California, EE UU, en donde la práctica de la fumigación aérea se lleva a cabo sin miramientos quizás, porque primero, hay que empezar por nuestra "casa". La noticia no tuvo repercusión en los Medios siguiendo el patrón de la censura impuesta a través de quienes controlan el poder informativo para mejor beneficio de sus objetivos.











De todos es sabido el conocimiento del que goza la administración, a cerca de la divulgación que se lleva a cabo, relativa a la fumigación aérea quimico/tóxica, a través de las Redes Sociales, especialmente. El equipo o pequeña “avanzadilla” instalada en estos órganos de gobierno, dedicados a “vigilar” atentamente cuanto acontece en estas Redes, a las que se han sumado con un fervor en otro tiempo inimaginable y que les ha abierto las puertas a un contacto más directo con la ciudadanía, ha hecho que una especie de juego “sucio” y surrealista entre a formar parte de muchas publicaciones aparecidas en algunos de estos perfiles, a modo de reto hacia aquellas personas que denuncian este tipo de atentados. Fuente Facebook.


















Una breve, pero curiosa referencia a la fumigación aérea recogida por National Geographic en febrero de 2015.





Las consecuencias derivadas de la Geoingeniería aplicada a la manipulación climática y los fenómenos atmosférico/terrestres en donde entra en escena H.A.A.R.P., contribuyen a crear devastación no sólo por la ausencia de lluvia, sino por fenómenos atmosféricos adversos entre los que destacan las lluvias torrenciales que provocarían importantes desastres naturales con perdidas de vidas humanas, especies vegetales y animales. La creencia de que estas prácticas desarrolladas, a través de la fumigación aérea químico/tóxica sólo están orientadas a la inducción de la sequía en zonas estratégicas del planeta a fin de destruir su tejido agroeconómico, ha hecho que se obvien las consecuencias derivadas de los efectos contrarios que forman parte de la misma estratagema. 


Por todo ello, no deja de ser llamativo el que, determinados Proyectos financiados por la Unión Europea, se hallen orientados a atender a la población ante catástrofes naturales sospechosamente previsibles, dado el fin para el que son planificados y construidos como se recoge en una publicación relativa a uno de estos Proyectos presentados en Huelva, Andalucía, denominado "Aurora". 



Las enfermedades neurodegenerativas (el Alzheimer, el Parkinson y la Esclerosis Múltiple) han sido afecciones relacionadas con los efectos tóxicos de la fumigación aérea. El aumento de este tipo de afecciones ha crecido en paralelo al desarrollo de estas prácticas, hasta el extremo de que la población afectada, a nivel mundial se encontraba en 35.600.000 (Prince et al., 2013, p. 63).
La curiosidad radica en que en el año 2001, ya se recogían unas directrices en “Los Principios de Edimburgo” casi como si se tratase de una “hoja de ruta” en previsión de…
Aún más paradójico resulta el que las dos primeras se relacionen con la edad, según un estudio publicado en febrero de 2016 por la Universidad Complutense de Madrid y Neuro alianza, avalado por el Ministerio de Sanidad español y Novartis. 









LA NOTICIA QUE LOS MEDIOS NUNCA TE CONTARÁN SOBRE LAS “FUMIGACIONES” AÉREAS QUÍMICO/TÓXICAS EN ESPAÑA.

Acogiéndose al derecho de petición previsto en la Constitución Española, el 1 de Febrero de 2016, la Asociación Guardacielos, presentaba una petición contra la ingeniería del clima ante el Congreso de los Diputados, haciendo valer la que ya fue presentada en mayo de 2013 en el Parlamento Europeo.

Esta petición de diez páginas viene ampliada en un documento de 40 que se apoya en un dossier de 150 páginas. El título de la misma es: "La manipulación del clima, un arma geopolítica vigente que viola derechos fundamentales".

Una iniciativa que se pretendía poner en marcha, después de que fuese constituido el nuevo Gobierno, tras las elecciones de diciembre de 2015, pero que, vista la demora y las complicaciones que se observaban en la constitución del nuevo ejecutivo, fue presentada el 1 de febrero de 2016.

El mismo documento era trasladado a las Asambleas de los Parlamentos Regionales, y se trabajaba para volver a enviarlo a todos los Ayuntamientos con información y propuesta de moción como ya se hizo el 1 de febrero de 2015, igualmente. 





























































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO