LA ZONA DEL PENSAMIENTO : Abstención.


La abstención electoral meditada y justificada por quienes ejercen dicho derecho con argumentos legítimos, ha sido siempre objeto de una campaña de desprestigio hacia quienes optan por esta opción. En realidad, todo parte de un intento por coartar la libertad de expresión y participación de la que goza el ciudadano, intentando apartarle de la libertad de ejercicio que lo legitima para decantarse por dicha opción con argumentos que le hagan dudar y, finalmente, claudicar,  pero quienes justifican esta postura con argumentos de peso, pueden demostrar que esta opción obtiene su fruto siempre y cuando sea ejercida por un importante número de ciudadanos. El hecho de optar por dicha opción contiene el argumento de peso más ocultado a la opinión pública a lo largo de la historia que no es otro que el de la manipulación de la ciudadanía con el único fin de que esta sea partícipe del desarrollo y la continuidad de la falsa democracia.



Indra era una de las empresas encargadas del manejo de los datos una vez firmadas las actas electorales en cada colegio electoral durante la elecciones en España.




A parte de ser una empresa  multinacional española que ofrece servicios de consultoría sobre transporte, defensa, energía, telecomunicaciones, servicios financieros, etc, Indra es también el nombre del rey de los dioses o devas y señor del Cielo y dios principal de la religión védica (previa al hinduismo) en la India. En las escrituras hinduistas, Indra es un dios temeroso de perder su puesto como dios principal. Por eso, cuando se entera de que algún humano (como Vishuámitra) realiza muchas austeridades para ganar karma que le permita ascender en una siguiente encarnación y ocupar el puesto de Indra, éste envía a las prostitutas celestiales, las apsaras (como Urvashí, Rambhá o Menaká) para que lo seduzcan y le hagan perder todo avance místico.


CARTA DE DANIEL A DESPERTARES SOBRE EL FRAUDE ELECTORAL REAL EN ESPAÑA.



El 9 de noviembre de 2011, el Blog Despertares, publicaba la carta de un ciudadano en la que se hacía eco del fraude electoral en España. La carta recogía la experiencia del remitente y de la de varias personas que vieron como su abstención no era tan real como pensaban.

Contenido de la Carta:

Hola a tod@s.

Tengo 53 años. He sido y soy un seguidor de este blog, así como de otros que a través de sus líneas intentan dar información y transmitir la VERDAD, o por lo menos, tratar de DESPERTAR al rebaño.
Después de haber leído todas las opiniones vertidas hasta ahora y sobre todo, algunas, tales como:

(xavidix)
Si no votais vosotros otros votaran por vosotros.
(isabel)
…es todo mentira.
(jolé)
…el sistema está blindado.

Hoy creo que ya es hora de decir algo en lo que muchos no reparan y, en su día (1989), a mi y a dos compañeros más, nos llamó la atención.

Todos los aquí presentes, como el resto de los españoles, tienen inculcada la idea de que existen cuatro opciones básicas de participar en estas u otras “elecciones”, a saber:

– Votar por un partido.
– Voto en blanco.
– Voto nulo.
– o No votar, es decir, abstenerse.

Yo no he votado jamás, ni pienso hacerlo nunca. Por dos razones:
1) No creo en el sistema electoral.
2) No estoy de acuerdo con el régimen político de España.

Como todos sabemos, el votante después de identificarse en su mesa electoral, los vocales o interventores comprueban que la persona esté inscrita en la lista del censo electoral. Tras lo cual y emitiendo su voto, es anotado en dicha lista, como: “ha votado”.

Después de las votaciones, esas listas, como otras series de documentaciones, son enviadas al Juzgado o a las Juntas Electorales de Zona. Y posteriormente van a parar a la Junta Electoral Central donde después de: ¿quién sabe qué? y pasado un tiempo, la persona de turno (ministro del interior o similar), a través de los medios de comunicación nos va diciendo el “resultado” de las supuestas votaciones.

Pero como ya he dicho, en 1989 tres compañeros tuvimos la ocasión de comprobar, si realmente el hecho de no votar servía para algo. Y nuestra pregunta era la siguiente: Si uno no vota, ¿es posible comprobar en la lista de la Junta Electoral Central, que esa persona se ha abstenido?

Y ¡Voilà!. Se puede comprobar y de hecho lo hicimos.
Mi resultado es, que yo oficialmente he depositado mi voto en las siguientes elecciones:


Pero como ya he dicho antes, NO HE VOTADO NUNCA.
¿Cómo se explica esto?

Evidentemente la pregunta es retórica, no hace falta que nadie me la conteste. Porque yo y las pocas personas que hemos estado comprobando esto durante varias “elecciones”, sabemos la
respuesta.

Se ha dicho en anteriores comentarios que:
“Si no votais votaran por vosotros”
“…el sistema está blindado.”
“…es todo mentira.”

Y no les falta razón. A todo esto se le puede llamar circo, farsa, mentira o como uno desee. En mi pueblo se le llama, FRAUDE ELECTORAL.

Quien tenga dudas de lo aquí expuesto, sobre todo a las personas que: jamas o alguna vez no han votado, he de decirles: que se puede verificar, si así lo desean en su Junta Electoral. No es nada difícil.
Y si después de comprobarlo, les da que pensar… por mi parte les diré que:

No le deis más vueltas… NADA ES LO QUE PARECE y TAMPOCO ES CIERTO LO QUE SE NOS DICE.

Un saludo a tod@s.
Daniel (9 de noviembre de 2011)




Utilización por parte de los partidos políticos de la copia del censo electoral que les es remitida por el Instituto Nacional de Estadística. Ver.




La carta viral de un presidente de mesa indignado con el “nulo control del escrutinio”. Más.


Cartel (a la izquierda) publicitario del PSOE con Felipe González en las elecciones Generales de octubre de 1982. Cartel (izquierda) publicitario de la campaña electoral del PP (Partido Popular) con Mariano Rajoy en las elecciones generales de 2011 (derecha).













Una juez investiga un mitin de Rajoy en Gran Canaria que pagó un constructor. Más.






Las palabras de Hans Tietmeyer ex presidente de Deutsche Bundesbank recogidas en L'Humanité, el 30 de Enero de 1997.


¿PORQUÉ NO HAY GOBIERNO EN ESPAÑA?


El gobierno español alcanzaba hasta los 246 días en funciones. Mientras tanto, los Medios de comunicación afines a cada formación política financiados por las mismas élites que manejan el rumbo que deben tomar las políticas de las que dan cuenta sus dirigentes, negocian en la sombra por el bien de sus intereses.

Los Medios afines siguen siendo el principal motor mediante el que “redirigir” al público indeciso y desinformado, ajeno a los planes de las élites internas y externas que controlan al dirigente y su discurso. La irresponsabilidad “inconfesable” de estos Medios participando del juego como voceros de quienes juegan la partida, se basa finalmente en informar/desinformar para “formar” al público en la única materia a la que optar que es la de fomentar la espera pasiva. 

En la mayoría de los casos, el ficticio panorama negociador presenta a los líderes en un tablero de juego en el que se percibe incluso, al dirigente político con un cierto grado de autoridad y capacidad negociadora que no transmite el verdadero trasfondo en el que se mueven los hilos que orientan el discurso de quien brama por los derechos del votante.


El discurso con el que los líderes políticos se presentan ante la ciudadanía sigue el ritmo de la Agenda marcada entre los unos y los otros sin que los Medios abandonen el mismo guion por medio del cual el ciudadano debe permanecer en un nivel de desinformación adecuado que no sobrepase el límite de “seguridad” marcado por quienes orquestan la partida y quienes se dejan orquestar.

El panorama político es presentado ante la opinión pública con el más sosegado de los ambientes en el que se vislumbra un ficticio panorama de negociaciones por capítulos, empeñados en ofrecer la mejor imagen en un “tira y afloja” que transmita las mejores intenciones del dirigente que se afana con su discurso por repetir la frase de “por el bien de…” que, en la mayoría de los casos suele ser el bien ciudadano. La imagen que debe prevalecer ante la opinión pública debe ser lo más exquisitamente estudiada mientras se llevan a cabo unas maniobras clandestinas en las que se pacta a espaldas del ciudadano con aquellos “verdugos” que trabajan afanosamente para imponer sus normas a seguir. Y que en un futuro conformaran todas aquellas leyes promulgadas "por el bien de…"

Una de las evidencias más destacables del pacto encubierto que el gobierno en funciones español mantenía a espaldas de la ciudadanía con las élites que orquestaban el rumbo político del país, se hallaba en el hecho de que una de las comparecencias públicas de Mariano Rajoy como presidente en funciones, fuese emitida a través de un medio audiovisual instalado en la sede del partido al que representaba. Lo que daría lugar a que ningún periodista pudiese formular ninguna pregunta. Este hecho revelador, sin embargo, no venía a significar que, el resto de fuerzas políticas ignorasen la "farsa" oculta de una segunda transición encubierta por medio de la que se estarían llevando a cabo grandes acuerdos decisivos para el futuro del país entre estos líderes y quienes tienen entre sus planes el aglutinar al mayor número de gobiernos adeptos posible con el objetivo de acelerar el proceso hacia un Gobierno global ocultado a la opinión pública con la connivencia de los Medios de comunicación.







Unos inevitables y justificados titulares aparecían el 2 de septiembre de 2016 en la prensa española, tras la segunda Sesión de investidura del presidente del gobierno en funciones Mariano Rajoy. en los que se exponía la original imagen y el "ambiente" reinante en dicha Sesión que según el Medio (arriba), no se corresponderían con el que el público esperaría en "circunstancias tan históricas". 

















Si te indigna el robo menor con la corrupción de los políticos empleados del poder... y eres indiferente al robo mayor de los banqueros y empresarios capitalistas... los dueños de los políticos... y del verdadero poder globalizado... que roba la riqueza de tu país por computadora... eres un alienado ignorante... degenerado y masoquista... que solo sirves... para votar por tu propio suicidio en las urnas.



Más:

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO