LA ZONA PÚBLICA : Diputísima institución.

Sabina confesó las últimas palabras de su padre -un buen hombre ilustrado con una biografía fallida como policía, enfermo al final de alzheimer- tras incorporarse a las cinco de la madrugada en el hospital poco antes de morir:-¿Pero de dónde sacan tanto dinero las diputaciones


Esta anécdota debe leerse siempre con una risotada descacharrante de Félix Bayón al fondo, como los relinchos en Young Frankenstein. Ya sea genuina o apócrifa -se non è vero, è ben trovato- la anécdota es fantástica. 

Tal vez no resulte una frase tan literaria como «Mi reino por un caballo» de Ricardo III o tan corajuda como «Sé que ustedes no me quieren incluir en su círculo de amistades» de Muñoz Seca a sus verdugos, pero acierta a formular uno de los grandes misterios nacionales que ya inquietaba al marqués de Bradomín: ¿para qué demonios hacen falta todas esas diputaciones? 

Como suele suceder, el debate 'Diputación Sí/Diputación No' es una trampa planteada en términos estériles, con los partidarios de la vieja institución de la regencia de María Cristina parapetados en una obviedad: ¿es que quiere usted dejar de dar servicio a los pueblos pequeños? Esto es ridículo, claro. Lo que tiene interés es considerar si esos servicios se pueden cubrir eficientemente por las autonomías, como en las comunidades uniprovinciales, sin sostener unas instituciones que, descontados cabildos insulares y entidades forales, consumen seis mil millones de pavos. O viceversa. 

Este debate no va de diputaciones, sino de duplicidades. La cuestión por supuesto debería estar resuelta, desde tiempo atrás, por una Auditoria de Racionalización del Gasto Público. Pero olvídese. Sólo interesa la rentabilidad de la polémica. 

El pacto inviable PSOE-C's convierte esto en un debate de salón. A Ciudadanos le conviene, como a UPyD, abanderar la austeridad; Podemos, cuyo líder dijo que son "órganos superfluos prescindibles", ahora silba melodías suecas; lo del PP es según le va, y en 2015 perdió la mitad de sus corralitos; y el PSOE se rubalcabiza con Susana en contra, ya sea por mantener la tensión con Sánchez o por defender las seis cortijadas clientelares que disfruta el PSOE andaluz, o por ambas. Se ve que así están Diputísima... mente.






Cuando las casualidades hacen que ciertos órganos de Gobierno, sean los protagonistas y, el protagonismo influye de una forma notable, en la imagen que este ofrezca ante la opinión pública, siempre cabe esperar la respuesta más "socorrida" que, en el caso de la segunda noticia que sirve para ilustrar este texto, se presumiría como más políticamente correcta y "a la mano". Cabe destacar que la misma, no se había producido, después de la publicación de estas imágenes por parte del órgano reseñado en la primera. Curiosamente, la primera está datada del 05.03.16 y la segunda (derecha), el 03.03.16.



Más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO