LA ZONA NEGRA : El Caso Miguel Ángel López Rocha.

A ocho años de la muerte del niño Miguel Ángel López Rocha, organismos civiles de El Salto denuncian la falta de una política integral para sanear el Río Santiago.


Miguel Ángel cumpliría 16 años este año, sin embargo la ingesta de agua contaminada que consumió al caer al río ocasionó su deceso, recuerdan ambientalistas.

Exigen que la zona donde confluye el Río Santiago se declare una Alerta Ambiental y la Secretaría de Salud realice un estudio epidemiológico.

A raíz del acontecimiento año tras año exigen al Gobierno del Estado y Municipio el saneamiento de uno de los ríos más grandes del país, sin que a la fecha la petición sea escuchada pese a que hay una macro-recomendación de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de Jalisco.


El presidente del Comité Ciudadano de Defensa Ambiental, Raúl Muñoz Delgadillo, lamenta: “Han sido ocho años de espera de justicia ante la muerte trágica de este niño, que todavía nos sigue lastimando a los habitantes sobre todo al encontrar una actitud indolente de las instituciones de los tres niveles de gobierno para resolver el problema grave de salud pública que tenemos en El Salto”.

De acuerdo a los datos del ambientalista, de febrero de 2008 a la fecha 628 personas han fallecido por cáncer e insuficiencia renal, la mayoría son mujeres, niñas y niños.

Con relación a la macro-recomendación emitida en el 2009, dijo que los diferentes niveles de Gobierno han sido omisos, la contaminación persiste, las empresas siguen arrojando desechos al Río Santiago “150 mil habitantes están expuestos cotidianamente a respirar aire sucio y vapores que emergen del agua”.

Río Santiago

Los activistas ambientales se manifestaron a fuera de Palacio de Gobierno algunas pancartas fueron colocadas en el piso de Plaza de Armas detenidas con botellas de plástico en su interior podría observarse que el agua no era transparente sino de varios colores café-amarillento pálido que no daban ganas de destapar.

El líquido fue sacado unas horas antes del Río Santiago mismo que el niño finado Miguel Ángel López Rocha consumió hace ocho años ocasionado que su cuerpo no resistiera la contaminación.

Los ambientalistas presentaron un pliego petitorio al Poder Ejecutivo de Jalisco y acudieron al Congreso estatal, piden a los municipios asumir el compromiso de realizar acciones legales contra las instancias legales que resulten responsables de la contaminación y de la salud de la población.

El director del Hospital General de Occidente, Enrique Rábago Solorio, y la doctora María Teresa Guadalupe Martinez confirman la muerte del niño Miguel Ángel López Ochoa, quien estuvo en coma 19 días luego de haberse envenenado con arsénico al caer en el río Santiago. Foto: Héctor Jesús Hernández / La Jornada Jalisco

A nivel estatal que la Secretaría de Salud realice un diagnóstico epidemiológico en la zona, y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos retome la macro recomendación y exija el cumplimiento.



En el año 2008, Miguel López Rocha, que estaba brincando en las afueras de la ciudad mexicana de Guadalajara, resbaló y cayó al río Santiago.

Miguel tenía ocho años de edad.

No murió ahogado.

Murió envenenado.

El río contiene arsénico, ácido sulfhídrico, mercurio, cromo, plomo y furanos, arrojados a sus aguas por Aventis, Bayer, Nestlé, IBM, DuPont, Xerox, United Plastics, Celanese y otras empresas, que en sus países tienen prohibidas esas donaciones.

Eduardo GaleanoLos hijos de los días, Siglo XXI, Buenos Aires, 2012.





Más:








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO