ESPAÑA ME MATA : La industria agroalimentaria y farmacéutica son las dos caras de la misma moneda.




Las principales multinacionales agroalimentarias y farmacéuticas tienen a los mismos accionistas detrás. Vamos a centrarnos en la agroalimentaria, cuya forma de actuación es muy similar a la de la farmacéutica. ¿Realmente son independientes los controles de seguridad y las políticas alimentarias que promueven y dictan las instituciones y organismos gubernamentales? ¿Velan por nuestra salud o por el beneficio económico? 


No son independientes ni velan por nuestra salud, las políticas alimentarias están condicionadas e impuestas por las grandes corporaciones de la agroalimentación. Sus formas de actuación son el soborno de científicos y políticos (puertas giratorias como veremos a continuación que resultan bochornosas), presionar a los gobiernos, la difamación de los que osen cuestionarlas, inyectar grandes cantidades de dinero en publicidad que limpien sus “rostros”. 

La aprobación del cultivo y de la comercialización de los OGM (organismos genéticamente modificados) son un auténtico peligro para la soberanía alimentaria, la biodiversidad y nuestra salud. Lo que llama la atención de estas corporaciones es la impunidad con la que actúan, ya que mediante el pago de indemnizaciones en la mayoría de los casos solucionan los graves daños causados y ningún alto cargo-ejecutivos y directivos-acaba en prisión. El problema no es la corrupción sino un sistema socio-económico y político que es cómplice y la promueve. A continuación observaremos diferentes casos de lo comentado que resultan indignantes, escandalosos y esperpénticos.



Cuando hablamos de la industria agroalimentaria, una de las multinacionales con mayor influencia es Monsanto, que tiene de accionistas a la Fundación Bill y Melinda Gates, y se dedica a la biotecnología y la elaboración de agroquímicos. Fue responsable de desarrollar junto a otras multinacionales el conocido agente naranja utilizado en la guerra Vietnam y en la actualidad está prohibido su uso por su demostrada toxicidad. 



A finales de los 70, soldados americanos que se vieron afectados por éste denunciaron a Monsanto y la multinacional financió 3 estudios que negaban los vínculos directos entre las enfermedades que sufrían los soldados y que el agente naranja era cancerígeno. La utilización de esta dioxina ha afectado en torno a los 3 millones de personas que siguen sufriendo las secuelas, y en el caso de los vietnamitas siguen esperando justicia. 

Sigamos con la “filantrópica” firma. El glifosato, modificación de uno de los componentes que formaba parte del agente naranja y desarrollado por Monsanto, es uno de los herbicidas más usado en el planeta y puede destrozar cualquier planta. 

Hace no muchos años, Monsanto indicaba en la etiqueta del producto que era biodegradable, como no, volvía a mentir ya que no lo era y resulta ser muy tóxico como reflejan artículos científicos independientes. Rober Bellé, profesor del Instituto Pierre Y Maire Curie, tras investigar los efectos del glifosato, explicó que el glifosato vuelve inestables de forma genética a las células por lo que éstas tienen más posibilidades de transformarse en cancerígenas. Tras dos condenas contra la multinacional, ésta tuvo que admitir que no era biodegradable




La firma consigue desarrollar semillas transgénicas de soja resistentes al glifosato. Como la mayor parte de la producción de soja a nivel mundial es transgénica (soja Round UP Ready) y la patente de las semillas pertenece a Monsanto, la multinacional tiene en sus manos prácticamente el monopolio del cultivo de soja.


Cuarenta años después del fin de la guerra, unos cinco millones de vietnamitas aún pagan las consecuencias de la decisión de EE.UU. de usar el agente naranja. Más. 

Analicemos quienes aprobaron la comercialización y cultivo de transgénicos. En primer lugar, un comentario del director de comunicación de Monsanto que llama mucho la atención para observar cuales son los intereses de la firma: “No deberíamos preocuparnos de la seguridad de los alimentos genéticamente modificados, nuestro interés está en vender cuanto más sea posible. Preocuparse por la seguridad es trabajo de la FDA” 

Durante el mandato de Bill Clinton, en el año 1996, Monsanto y el propio gobierno presionaron a Dan Glickman, secretario de Estado para la agricultura, para que aprobase la comercialización de la soja patentada Round Up Ready por primera vez para consumo humano. 


Dan Glickman

Esto lo reconoció el propio Glickman, el cual dijo lo siguiente: “Creo que deberíamos haber hecho más pruebas, pero las empresas tenían muchos intereses en esa época. En el gobierno y en el mundo científico había mucho amor por la genética” (Miguel Rix, 2013, p.22). La FDA tras analizar los informes que entregó Monsanto, se inventó una perogrullada, y afirmó que las plantas genéticamente modificadas son iguales a las tradicionales (equivalencia sustancial) y por ello son aptas para consumo humano. 

El propio doctor en Microbiología y Toxicología, Louis J.Pribyl, que trabajaba en el departamento de microbiología que forma parte de la propia FDA, afirmó textualmente: 

“Hay una enorme diferencia entre los efectos que pueden provocar las plantas originales y las tratadas genéticamente y que ciertos aspectos de la manipulación genética podrían resultar peligrosos”. 

Además de él, otros especialistas que trabajaban en la FDA como el director de toxicología y evaluación, Edwin J. Matherny, el director del centro de estudios para la medicina veterinaria, Gerald B.Guest, y el jefe de sección biotecnológica, Steven Gindell, entre otros, se opusieron de manera tajante a la equivalencia sustancial e informaron a James Maryansk, coordinador para la biotecnología, del peligro que suponían los transgénicos. 


James Maryansk

Éste hizo caso omiso a estas advertencias. Monsanto sobornó al encargado de aprobar la seguridad y los científicos que denuncian el peligro de los OGM son difamados de manera pública e intentan que sus estudios no lleguen a la mayor parte de la población.

El maíz MON 810, cuya patente es de Monsanto, está permitido en México para consumo animal pero no para consumo humano, un auténtico sin sentido. Los profesores, Ignacio Chapela y David Owish de la universidad de Berkeley, realizaron un estudio en el que demostraban que el maíz autóctono estaba desapareciendo por culpa del transgénico (En Oaxaca habían más de 150 variedades autóctonas de maíz, pero en la actualidad muchas de ellas poseen ADN transgénico debido a la polinización del maíz transgénico). Chapela perdió su puesto de trabajo tras ser difamado por Agbioworld, web supuestamente “independiente”, defensora de los OGM y de Monsanto. 


El paraquat es uno de los pesticidas más ampliamente utilizado para el control de malezas y es el herbicida más tóxico. Sus efectos adversos y crónicas de salud son reconocidos y no hay antídoto disponible. Más.

Los dos científicos “independientes” que dirigieron la campaña contra Chapela resultaron pertenecer a Monsanto ya que distintos grupos ecologistas descubrieron que la dirección IP de éstos estaba ubicada en una sede de la multinacional. El tratado de Libre Comercio que México firmó junto a Canadá y EE.UU, otorga preferencia mediante subvenciones al maíz transgénico, que resulta mucho más económico que el no transgénico debido a esto Una vez que Monsanto consigue el monopolio de las semillas, aumenta los precios de manera desorbitada y la soberanía alimentaria queda en jaque.


Cultivo de maíz Bt en Kenia.

Veamos varios casos de puertas giratorias en EE.UU La Vicepresidenta ejecutiva de Monsanto, Linda Fisher, pasó de este puesto a la agencia medioambiental de EE.UU, se marchó y volvió a entrar en Monsanto hasta tres veces. Clarence Thomas fue abogado para la multinacional y después pasó a formar parte de la corte suprema de justicia de los EE.UU. El secretario de comercio, Micky Kantor, se hizo consejero de Monsanto.

El Vicepresidente Michael Friedman de Searle, empresa que pertenece a Monsanto, ocupó posteriormente el puesto de comisionado de la FDA y el presidente de Searle, Donald Rumself, a secretario de defensa. 

Andrew Kimbell es director de un organismo no gubernamental, el centro de seguridad de los alimentos, denuncia que “Todo lo publicado sobre los OGM sobre su mejora en producción acerca de la mejora en la nutrición, en su sabor, etc, sólo son disparates de ciencia ficción, porque estas empresas químicas han modificado sus cultivos para que soporten pesticidas y herbicidas, de los que venden millones y millones de toneladas cada año. No se trata más que de eso, de vender sus productos. El proceso de ingeniería de alimentos toma comida sana y la vuelve tóxica. Crea nuevos alérgenos, reduce nuestra inmunidad y en algunas casos estos OGM tienen el potencial de causar cáncer” . 


Linda Fisher

Clarence Thomas

Mickey Kantor

Además de ser peligrosos para la salud, también lo son para el medio ambiente ya que ponen en peligro la biodiversidad, están produciendo mutaciones vegetales como consecuencia de la polinización de los transgénicos al entrar en contacto con otras especies y están desapareciendo por el mismo motivos especies autóctonas en las proximidades de los cultivos transgénicos, no pueden coexistir (contaminación transgénica). En 2006 diferentes organizaciones de agricultores de EE.UU denunciaron a la firma por contaminación transgénica y fueron tildadas de desinformadoras por ésta (270.00 personas la demandaron). 

En el informe Monsanto Chemical Company Sara Peñasco Iglesias de la universidad autónoma de Madrid demuestra que el excesivo uso de glifosato es una gran amenaza para las cadenas tróficas y que los transgénicos acaban con la fertilidad de la tierra ya que necesitan el doble de nutrientes y aportan muy pocos al suelo.


El uso de la ingeniería genética para desarrollar plantas genéticamente modificadas sigue teniendo bastantes detractores. Algunos de ellos (los menos) son coherentes y, si dicen que NO a esta tecnología, es que NO a toda. Pero otros dicen que NO a los productos alimentarios obtenidos por ingeniería genética, y un SI rotundo a la insulina u otros fármacos (aunque se obtengan por la misma metodología).  -No es igual, no se come-, alegan. Pero les parece bien que se inyecte. Quiero recordar que las aplicaciones de la ingeniería genética en plantas (comestibles) no se limita únicamente a la soja resistente a glifosato o el maíz Bt. Las aplicaciones son muy amplias: resistencia a sequía, salinidad y otros estreses que afectan a los cultivos, resistencia a enfermedades y herbicidas, mayor producción, mejor rendimiento, mejora de las propiedades organolépticas y nutricionales, etc. Más.

Lo más preocupante de los OGM son las semillas estériles conocidas como tecnología Terminator, Monsanto se comprometió a que de momento no las usarían. Las semillas que producen éstas plantas no pueden volver a cultivarse. Las principales víctimas de este tipo de semilla serían los pequeños agricultores de los llamados países en vías de desarrollo ya que suponen un peligro para su subsistencia y estilo de vida. Por ello, en 2009, miles de ONG´s, activistas y agricultores anunciaron que las semillas estériles son una de las más grandes amenazas contra la humanidad ya que supondría llevar a la muerte por hambre a millones de personas que viven de las semillas que guardan cada año para replantarlas porque una gran parte de los agricultores no puede comprar semillas. 


Por Primera Vez un Estudio Demuestra que el Maíz Transgénico o Genéticamente Modificado Causa Tumores Masivos, Daño en Órganos y Muerte Prematura. Más.

No olvidemos que las características de los cultivos transgénicos pueden transmitirse a las demás variedades. Cuando un agricultor siembra con OGM se compromete mediante un contrato con la empresa de biotecnología a que no guardará ni comerciará con las semillas de su propia cosecha y se ve obligado a utilizar exclusivamente herbicidas recomendados por la firma y debe dejar vía libre a los inspectores de la multinacional de analizar lo dicho sin previo aviso para garantizar que se cumpla lo firmado, esto asegura a Monsanto que por ahora no le es necesario utilizar tecnología terminator.

En el caso de España, la autorización para cultivar y comercializar con OGM tuvo lugar en el año 1998, gracias al visto bueno de la Comisión Nacional de Bioseguridad. Entre 1998-2004 se realizó una moratoria a los transgénicos en la UE, a la que hizo caso omiso el gobierno de José María Aznar, hecho que fue investigado por la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid, la cual afirmaba que las autoridades del Ministerio de Agricultura habían violado por completo el Reglamento de Variedades Vegetales

Distintas asociaciones ecologistas explican que los criterios por los que se guía la Comisión Nacional de Bioseguridad son intereses políticos y no científicos, llegando incluso ésta a ser muy permisiva con las multinacionales de la biotecnología, ya que cuando éstas no cumplen las condiciones establecidas por dicha comisión no se les impone sanciones. 

En España se realizan muchos ensayos experimentales con transgénicos en campo abierto (42% del total de la UE) según el Centro Común de Investigación. No obstante, la Comisión Nacional de Bioseguridad, hasta el año 2010, no proporcionaba la ubicación de estos experimentos y gracias a la lucha constante de grupos ecologistas que fructificó en la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia que obligó a ésta a hacer públicas los lugares donde se realizaban. 


Cristina Garmendia

Uno de los casos más indignantes de puertas giratorias en España, lo protagoniza Cristina Garmendia, Ministra de ciencia e innovación durante los años 2008-2011, siendo antes de llegar al Ministerio consejera delegada de Genetrix y presidenta de Asebio, empresa que pertenece a EuropaBio, la cual recibe financiación de Monsanto, Genetrix y más multinacionales de biotecnología. De hecho el propio director de biotecnología de Monsanto para España y Portugal, Carlos Vicente, se quedó sin respuesta al ser entrevistado en el programa de la Ser La Ventana, cuando fue preguntado por la relación de la ministra y Monsanto. Dijo textualmente: “Me parece una pregunta muy curiosa, pero creo que no tiene ningún sentido ¿no?”. Un gran argumento, sí señor.



Otro caso de puerta giratoria en España lo protagoniza José Ignacio Ortega Molina, que fue jefe del Área de Biotecnología de la Fundación Antama, la cual recibe dinero de Asebio y posteriormente pasó a ser Coordinador de la Oficina Española de Variedades Vegetales, la cual depende del Ministerio de Agricultura, Alimentación Y Medio Ambiente. Elena Espinosa pertenecía al Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino y fue la encargada de conceder subvenciones en I+D a las empresas de biotecnología. 



Como bien dice el periodista Héctor Rojo León: “Si no fuera por el importante número de casos de puertas giratorias y la fuerza del lobby no se entendería por qué España es la gran veladoras de los transgénicos en la UE”. En España (mayor productor de OGM en Europa), EE.UU y otros países, los consumidores no pueden saber si los productos que compran son o llevan OGM debido a que la legislación permite que éstos no lo especifiquen

En Francia y otros países europeos esto no es así ya que gracias a la intensa presión de población, la legislación dicta que los alimentos indiquen en su etiquetado si son o llevan OGM. Ya es hora de llevar los OGM a un debate nacional.


TEXTO ORIGINAL: Armando Tari Sirvent





Lista de empresas que utilizan células fetales de bebes abortados para saborizar.

Se ha informado de que en ciertos países asiáticos los bebés abortados han sido secados y molidos para ponerlos en cápsulas para luego ser vendidos en el mercado negro como vitaminas para mejorar la capacidad sexual. Tan repugnante como eso, ¿Se puede decir que lo que estamos haciendo es diferente? Si esto no es un motivo para dejar de comprar y apoyar a estas empresas,  no sé que otra cosa podría hacerlo. Para aquellos de ustedes que simplemente no creen que algo tan horrible podría ser cierto, entonces preguntarse ¿Por qué estas empresas no han demandado a esta organización por difamación? Son empresas ricas y esa es una pequeña organización; no les tomaría mucho para callarlos, si eso no fuera verdad. Además, ¿Por qué Campbell y Solae pusieron fin a su relación con Senomyx después de que esto salió? Por otra parte, encuentro simplemente tan inquietante como el contenido de este artículo el hecho de que los principales medios de comunicación han sido totalmente silenciosos sobre esto. Si esto no es noticia, no sé lo que es! Y aún no he escuchado una sola palabra sobre esto en alguna fuente de noticia. Supongo que eso no debería ser una sorpresa, ya que nuestros medios de comunicación es de propiedad de estas mismas compañías que utilizan fetos abortados en sus productos. Más.



Según una información procedente de un Organismo de la ONU, denominado; Plataforma intergubernamental científico-normativa sobre diversidad biológica y servicios de los ecosistemas (IPBES), una amplia variedad de factores "estaban contribuyendo a la desaparición de animales polinizadores en todo el mundo, lo que amenaza la producción de alimentos para el ser humano". Con este Informe, se corroboraba el alcance de las políticas amparadas por la Agenda climática en la que, este y otros Organismos, auspician y cobijan a la élite especuladora de economías desarrolladas o en vías de ello, a través de múltiples fórmulas encubiertas o ambiguamente legalizadas por la ONU, actuando de herramienta por medio de la cual se encauzan, legalizan y amparan los derechos de quienes, de otro modo se verían en un desamparo total.  







Alimentos Genéticamente Modificados: Cambiando la Naturaleza de la Naturaleza. Ver.

























Al hilo de las llamativas e insistentes Campañas de Greenpeace, en torno a la misteriosa y cuestionada desaparición de las abejas, detrás de quien se puede ocultar el gran "Ogro", es preciso recurrir a las hemerotecas para constatar el que, el acoso a la apicultura no data de hoy. En esta Crónica recogida en 2005, se daba cuenta de muchos aspectos reveladores, a cerca de este tema medio ambiental, relacionado muy estrechamente con la cadena alimentaria.













La House Science, Space and Technology Committee de Estados Unidos se pregunta por qué la U.S. Environmental Protection Agency (EPA) publicó y luego borró repentinamente su muy anticipada evaluación sobre los riesgos del Glifosato, el ingrediente principal de varios herbicidas, por ejemplo el roundup de Monsanto. Ver.




La especulación en torno al consumo alimentario, en ocasiones, conlleva "destruir" la Marca con campañas negativas hacia las multinacionales que comercian con el producto. Independientemente de que la hamburguesa se encuentre entre los alimentos "basura", ciertas informaciones hacen que el punto de mira sean este tipo de teorías. En este caso concreto surgía la duda respecto a si este tipo de campañas no era un ataque a la dieta vegetariana.





El glifosato es un herbicida muy usado en España y en el mundo que fue clasificado por la OMS como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”. La Comisión Europea, el Gobierno de Europa, quiere que se regule su uso enviada la semana pasada a los estados pero propone que se renueve la autorización del glifosato hasta el 30 de junio de 2025 (nueve años). Ver.




El 6 de junio de 2016, la Plataforma AVAAZ, se marcaba una victoria al otorgarse el tanto de haber conseguido que la Comisión europea rechazara la renovación de la licencia del Glifosato a Monsanto, gracias a los millones de firmas recogidas. Aún así, quedaba la duda en el aire, a cerca de quienes eran realmente aquellos que movían los hilos que, supuestamente, frenaban al gigante Monsanto y, si estos, no entregaban ese poder a otro gigante en la sombra, teniendo en cuenta que, entre las organizaciones que se encontraban tras esta Plataforma, se hallaba Greenpeace.



Imagen publicada en una Red Social el 30.06.16 en la que se observan iridiscencias descubiertas a causa del efecto de proyección del flash de la cámara que fotografiaba el producto, de lo que se supone es una contaminación por metales, En la imagen se observa su envasado, etiquetado y  tipo de carne a la que pertenece. Este tipo de imágenes en las que se denuncia públicamente una posible infracción en materia de consumo y contra la salud, carecen de validez y suelen despertar cierto recelo entre los usuarios de las Redes Sociales, dado que no se da cuenta sobre si el hecho ha sido puesto en conocimiento de las autoridades. Aún así, según daba cuenta el usuario que hacía la denuncia, este manifestaba la intención de tomar medidas entre las que se encontraban la aportación de dichas imágenes a las autoridades sanitarias.



































La Mafia Médico-Farmacéutica y la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) pone en tus manos la mejor "arma" para que empieces a ser tú el "verdugo", mientras los asesinos tienen las MANOS LIMPIAS. Más.









Más:
NO A LAS SEMILLAS Y ALIMENTOS TRANSGÉNICOS. Grupo en Facebook.
Folleto Informativo Transgénicos
Intereconomía, en su programa ‘Ciencia con paciencia’, informa que Pepsi usa restos de fetos humanos abortados para edulcorar sus productos. 13 noviembre 2011
La verdad detrás de la historia sobre las empresas que usan células fetales para saborizar alimentos
Influencia del consumo de alimentos transgénicos o adulterados genéticamente, en la salud humana (página 2)
Alimentos transgénicos frente a enfermedades: Las vacunas del futuro
La criminalización de las semillas campesinas - Resistencias Y Luchas
Con prácticas antiguas, agricultores Indios logran cosechas records sin usar transgénicos
El Papa Francisco operó para Monsanto; Los Rothschild, “guardianes” del tesoro Papal
[Ciberacción] No a los herbicidas cancerígenos, no al glifosato
La razón por la que países europeos prohíben los cultivos transgénicos en sus fronteras
Moratorias e iniciativas en la UE para frenar el cultivo de transgénicos
La UE autoriza por primera vez en 12 años el cultivo de un transgénico
España se consolida como bastión de los transgénicos tras prohibir la mayoría de la UE su cultivo
España: Andalucía expone riesgos de los transgénicos y exige la moratoria aprobada por el Parlamento
El gobierno español nos engaña con los cultivos transgénicos
Trazabilidad y etiquetado de los transgénicos en España
TRATAMIENTO DE LOS TRANSGÉNICOS EN LA LEGISLACIÓN ESPAÑOLA
Legislación sobre OGMs Octubre de 2005
Slide de Monsanto
Monsanto compra la empresa que monopoliza los datos meteorológicos del planeta
Asesinan a Berta Cáceres, líder hondureña contra la explotación medioambiental de las transnacionales
¿Qué son los contaminantes hormonales?
Glifosato: ante las dudas en Bruselas, ciudades como Madrid lo prohíben
Putin: “Rusia podría convertirse en el mayor proveedor mundial de alimentos no transgénicos”
Arboles transgénicos en Chile: la urgencia de modificar el ADN en la política, no en la vida vegetal
Comer en "colores".
ALGO DE PODER, TODAVÍA, TENEMOS
Nacen primeros bebés transgénicos: Súper humanos con dos madres y un padre
Justicia permitió a Cañete tratar sin inhibirse leyes que afectaban a su petrolera familiar
EL NUEVO PELIGRO PARA LA SALUD GLOBAL CREADO POR MONSANTO
Transgénicos: cuarenta años modificando la naturaleza.
5 Marcas que utilizan transgénicos , mantente lejos de ellas!
Porque el Uso de Glifosato en el Trigo Ha Aumentado Radicalmente la Enfermedad Celiaca
La agenda sintética es la Agenda primordial de la Conspiración del Nuevo Orden Mundial.
FACUA alerta sobre la presencia de gluten no declarado en mouse de pato y otros productos de Etxenike
Los niños envenenados de la Argentina
Agricultores estadounidenses inundan campos con veneno peligroso para combatir a Monsanto 

































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO