LA ZONA FLASH : El tortuoso camino de las infraestructuras.

El tortuoso camino que separa a los Ayuntamientos de miles de poblaciones andaluzas, de aquellos lugares en donde la política de urbanismo no llega, ofrece a veces, la dantesca imágen solo recogida por algunos Medios y las denuncias públicas ciudadanas.


Este era el caso, una vez más, del Ayuntamiento de Villalba del Alcor, en Huelva, que volvía a ser objeto de crítica, según unas imágenes reportadas, que sorprendían en 2016 a nativos y visitantes, gracias a los cuales, se recopilaban una serie de imágenes del municipio, en las que se observaba una posible dejación de funciones, en materia urbanística, relativa a la conservación y al mantenimiento de zonas urbanas, a tan solo meses de que se constituyera un Gobierno tripartito.

Las imágenes aportadas, daban buena cuenta de estos desperfectos, a pocos metros de la localidad, concretamente, en un paso elevado sobre el FF CC Sevilla-Huelva a su paso por el termino municipal Villalbero que, a su vez, forma parte de la HV-5135.



Las redes sociales, en este caso, servían de vehículo, a título informativo, por medio del cual “informar” a la opinión pública, a cerca de los cumplimientos de labores y deberes municipales de responsables políticos en este caso, a cargo de la política de infraestructuras del entorno rural. Unas imágenes divulgadas el 10 de enero de 2017, ofrecían la posibilidad de observar una instantánea del punto en cuestión en el que, según los responsables en esta materia: “se han estado realizando labores de arreglo de varios caminos agrícolas, para garantizar así la agilidad de las tareas en el campo villalbero y la seguridad de nuestros agricultores”. Desafortunadamente, para algunos representantes políticos de la administración local que utilizan de un modo desleal estas vías de “desinformación”, existe el riesgo de que la opinión pública discrepe y utilice las mismas armas que corroboran cuales son realmente las dejaciones de funciones que no “salen en la foto”.







Además existe la posibilidad de que la falta de “tacto político” o de práctica, conlleve caer en errores fatales al manipular la “prueba”. En este caso, los píxeles “perdidos” de Photoshop no mintieron.






Más:
UNA PIEDRA EN EL CAMINO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO