LA ZONA DEL MISTERIO : El incidente de Shag Harbor.

El 4 de octubre de 1967, la localidad de Shag Harbor, en Nueva EscociaCanadá, tuvo lugar un incidente observado por varios residentes de la zona en el que un objeto desconocido que despedía luces intensas de color naranja flotaba sobre el océano, cerca de la costa. La reacción inicial de los observadores fue que estaban presenciando el amerizaje de emergencia o accidente de un avión. 


Precisamente el primer informe por teléfono que recibió la Real Policía Montada de Canadá en Barrington, provino de un testigo quien dijo que un avión había tenido un accidente en el lugar. Si bien la primera reacción de la policía fue el escepticismo, repetidas llamadas adicionales acerca del incidente los obligaron a investigar el asunto. Cuando los oficiales llegaron al lugar, observaron a varios residentes en la orilla, observando un extraño aparato que se desplazaba lentamente por el mar y que despedía luces de color naranja, dejando una espuma amarillenta a su paso. 

Luego de unos cinco minutos, el objeto comenzó a hundirse en las heladas olas del Atlántico Norte. Algunos de los testigos presénciales dijeron haber escuchado un “silbido” de ruido. Se hicieron entonces varios intentos por parte de la Policía Montada para llegar al lugar del supuesto accidente y buscar a los supervivientes, pero sólo encontraron en el lugar del impacto la ya citada espuma, similar a la crema de afeitar, de color amarillo y de naturaleza brillante, que indica que algo se había sumergido. Después de varias horas de búsqueda no se encontró nada y esta fue suspendida aproximadamente a las 3:00 am. 



Tanto el NORAD y el Centro de Coordinación de Salvamento en Halifax habían sido contactados por la Policía Montada y encontraron que no había habido informes de aviones desaparecidos en la noche, ya sean civiles o militares. Al día siguiente, el Centro de Coordinación de Salvamento presentó un informe a las Fuerzas Canadienses con sede en Ottawa, el cual indicaba que “algo” se había estrellado en las aguas de Shag Harbor. 

Por ese motivo, el Comando decidió enviar al HMCS Granby al sitio del accidente con equipos avanzados de detección y buzos especialmente entrenados realizando búsquedas sistemáticas en el fondo del mar durante varios días, y no encontraron nada. 

Así, en 1967 el misterio terminó sin ninguna evidencia física sin hallar pistas adicionales, aparentemente, porque el caso revivió en 1993, cuando el ufologo Chris Styles, asistido por Doug Ledger, utilizando los registros del accidente, tales como recortes de periódicos de la época e informes de la policía, pudieron localizar y entrevistar a muchos de los testigos y personas involucradas en el extraño avistamiento, el intento de rescate, y las investigaciones posteriores. 



A través de su trabajo, surgieron nuevas pistas acerca de lo que realmente sucedió en esa oportunidad. En las entrevistas con los buzos, y los miembros de la tripulación del HMCS Granby descubrieron algunos datos sorprendentes. El objeto que se sumergió en las aguas del Shag Harbor habría sido rastreado, y había viajado en realidad bajo el agua a una distancia de unos 25 kilómetros a un lugar llamado Government Point. 

En la década de 1960 los EE.UU. han mantenido una pequeña pero técnicamente avanzada base militar en el lugar, gestionando un sistema de detección de anomalías magnéticas (rejilla MAD) con el fin de detectar y rastrear el uso de submarinos en el Atlántico Norte. “El ejército de EE.UU. sin duda había detectado la nave con su muy sensible equipo de rastreo. 

Los buques de guerra fueron enviados y se colocaron sobre el objeto no identificado, donde se había detenido. Después de 3 días sin ningún movimiento, y sin saber exactamente lo que era, el ejército tenía la intención de iniciar una operación de salvamento de investigación, cuando el equipo de detección recogió otro objeto moviéndose en el lugar, y ante el asombro de todos los involucrados, se unió al primer objeto en el suelo marino. 

La especulación en ese momento, era que el segundo OVNI (supongo que ahora oficialmente un objeto volador bajo el agua) (o un OSNI) estaba allí para prestar ayuda al primer objeto. No comprendiendo plenamente con lo que trataban, la Marina decidió que era mejor esperar y observar. Durante casi una semana, los barcos de la Armada mantuvieron su posición sobre los OVNIS (osnis). Sin embargo, la base de detección encuentra que un submarino ruso había entrado en aguas canadienses por el norte, por lo que varias de las embarcaciones tuvieron que ser retiradas del lugar para investigar. 

En ese momento, ambos OVNIS (osnis) hicieron un rápido movimiento, acelerando bajo el agua hacia el Golfo de Maine, siendo perseguidos por los buques de la Armada restantes hacia los Estados Unidos, Ante el asombro de los perseguidores, ambos objetos salieron a la superficie y salieron disparados hacia el cielo para desaparecer en cuestión de segundos”. 

Según los investigadores, “esto motivo a que los reportes fuesen clasificados como secretos. Si se pudo conocer algo de ello fue gracias a quienes decidieron contarlo todo, eso si cambiando sus nombres por razones de seguridad” puntualizaron. Quizás nunca sepamos lo que ocurrió con las naves, si efectivamente pudieron escapar o en todo caso fueron trasladadas a una base secreta estadounidense. Se trata de otro misterio sin resolver.







Más:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO