LA ZONA PÚBLICA : Querida Ada...


Querida Ada:

Aunque tus intenciones no fueran las de convertirte en nuestra Hada, con "hache", no sabemos aún, ni como querrías que te recordara la historia, ni cómo te recordará, realmente. Quisiéramos pensar que, has meditado tu postura, en medio de un caos político y oscuro, sin definir, salpicado por olas de inmigrantes "introducidos" en países que, en el caso de España, está siendo utilizada de "laboratorio" por la mano que mece la cuna político-financiera europea e internacional. 



No queremos pensar que tus pretensiones son electoralistas, pero sí pensamos en que tu ciudad fue solidaria anteriormente, sentando precedente en este tipo de actitudes. Por eso, cuando has decidido mostrar cara al público, esa postura solidaria de tu ciudad y tu órgano político (Barcelona en Comú), estás haciendo partícipe, no solo a todas esas ciudades que te han seguido en la idea de acoger la avalancha de lo que un día será el resultado de la política diseñada por las élites que incluyen mestizaje y diversidad racial, cuyo fin no sabemos si justificará el medio, en el que tú, altruistamente vas a participar.

Has "picado" el anzuelo de esos políticos partícipes de construir leyes bajo el yugo Bancario corrupto o no, -pero que si lo es, no importa-, cuyas políticas con sello Europeo, salpican, en este caso, a una España ajena al origen del virus con el que se la está "sedando".

Si eres "buena", mal; y si eres "mala", peor. Para que no digas que, ni lo uno, ni lo otro, habría que recordar que, quizás la llave de la puerta del laboratorio por el que el virus se puede colar, está en tu mano de "Hada". 

Tu ciudad ya tiene esos tintes étnicos que ninguno podemos negar, pero que la política no encaja. La "mezcla" programada por las políticas europeas con la "presión/opresión" exterior, puede ser letal, según la fórmula. "Ningún producto químico responde igual a la mezcla con otros componentes". Los componentes que estás utilizando, son de fabricación natural y bien intencionada, pero, recuerda, querida Ada, (sin "hache"), que, lo que a veces necesitamos, no es un Hada, (con o sin "hache") en el mejor momento; sino, un Hada buena. Si el Hada es mala para que, finalmente, el resultado sea menos doloroso, aplaudiremos el que, el fin justifique los medios.

Sin poner en duda tus buenas intenciones, es imposible no exponer la tensión que la búsqueda de toda paz y buena convivencia, provoca en la ciudadanía desorientada y desinformada por sus dirigentes que, al no hacer ver la "verdad" de lo que sus gruesas alfombras esconden, propician eso mismo; caos. El poner en duda iniciativas como la tuya, condimentadas con los ingredientes que son necesarios para construir el destructor Plan globalizador, entre los que se encuentran; el altruísmo, la solidaridad, etc, convierte a los que no lo defienden, en partidarios del otro "ala", ante la sociedad, calificada de ultraderechista o xenófoba. Ese posicionamiento, igualmente, defiende esos otros intereses que promueven el anti desarrollo, -algo que la ciudadanía no percibe-, utilizado como arma por el contrincante financiero, cuyas consecuencias, indudablemente, repercuten sobre sus ciudadanos. 

Igualmente, el decantarse por esta postura, hace que ciertos dirigentes políticos, -conscientes o no, del uso que hacen de esas políticas-, califiquen dichos posicionamientos de retrógrados y arcáicos, frente a los dirigentes políticos que la defienden.

En definitiva, querida Ada; de lo que se trata es de que, hagas lo que hagas, se haga bien. Tanto si lo haces por el método de lo "políticamente correcto", como si no, sería conveniente que no olvidaras transmitir y desglosar todas y cada una de las cláusulas que componen ese contrato moral/político del que los ciudadanos somos solo meros espectadores. 

Quizás, el dato más llamativo sería, el silencio sepulcral que profesan muchos dirigentes políticos, por desconocimiento, o no, de todo lo descrito, en referencia a este tipo de políticas que están escribiendo un futuro de lo más desastroso para el desarrollo del bienestar social en países de Europa como España, con la firma de Tratados europeos, en cuyas clausulas se esconden proyectos tiránicos y maquiavélicos.

Sería muy de lamentar, el que esta misiva, fuese utilizada algún día en tu contra, culpándote de haber cometido errores de los que quizás, no seas consciente, pero si te culpabilizaran, estarían haciéndolo también con todos aquellos que han depositado su confianza en tí. 

Tu color político, también es propenso a sufrir el ataque del contrario, porque representa a esos que nunca han tenido voz, sumidos en otro plano. Si eso ocurre, habría que dar algunas nociones que podrían conducir a sus posibles culpables, para no caer en posibles confusiones; 

Las "rosas" y las "gaviotas", revolotean en ambas direcciones, según marque la hora, el reloj de la élite verde, azul o amarilla.



Mientras tanto, la "invasión" humana, sustituye a la Bélica, como arma de cuarta generación, ante la pasividad ciudadana y gubernamental. Los primeros resultados podrían traducirse, no solo en un supuesto objetivo que incluya mano de obra "barata", también podrían ser de origen humanitario. 

Ahora, no habría que olvidar, aquellas palabras en las Redes Sociales, con las que exponías tus vivencias como alcaldesa, y tu día a día, rodeada de ciudadanos a los que escuchar. Un Medio, -el de las Redes-, no siempre accesible a todos los públicos, y en el que los políticos pretenden estampar un sello de cercanía, pero que les expone al fuego en todas direcciones. Por eso, al final de esta carta, se incluyen aquellas palabras con las que un día apareciste con o sin "hache" contando lo que nadie había contado hasta el momento, sobre esos otros "refugiados" que, quizás, se "refugiaron" en ese voto que obtuviste, pero que no habían llegado en viajes programados por la élite y sus Mafias, porque ya estaban bajo tu balcón municipal, desde mucho antes que tu te asomaras.


 
Bajo la imagen, se puede leer la transcripción de la publicación de Colau.

"Ayer por la mañana una mujer mayor me paró por la calle, llorando, y me explicó que no llega a fin de mes, con una pensión miserable, un hijo en paro y una vivienda social que no alcanza a pagar. El otro día una amiga me preguntó si podía conseguirle empleo a su marido, camionero, conduciendo algún camión de recogida de la basura. En el colegio de mi hijo, un padre me comentó que lleva cuatro años en el paro y que estaría dispuesto a trabajar de lo que sea. Desde que soy alcaldesa, se han multiplicado las peticiones de empleo: cada día en la calle, por carta, por facebook, hasta por whatsapp y sms".

"Aparentemente tengo más poder que nunca, y sin embargo en cierto sentido me siento más impotente: a diferencia del activismo social en el que he estado muchos años, ahora no puedo actuar para dar respuesta a casos individuales. Utilizar el poder que da la alcaldía para resolver casos individuales que acceden a mí por vía personal podría ser considerado clientelismo, incluso tráfico de influencias". 

"Ahora mi tarea (y la del equipo que me acompaña) es cambiar políticas estructurales, como aumentar las políticas sociales (becas comedor, viviendas de alquiler social); o promover políticas de empleo a través de la agencia Barcelona Activa; o aprobar planes de impulso del comercio de proximidad y la economía cooperativa, el turismo sostenible, la rehabilitación urbana y energética, etc. Políticas que estoy segura que ayudarán a crear no sólo empleo, sino empleo de calidad, pero que necesitan varios meses para ponerse en práctica y empezar a mostrar resultados sustantivos".

"Quiero aprovechar el altavoz de las redes sociales para deciros que nos vamos a dejar la piel para hacerlo lo más rápido posible, pero que ahora no puedo intervenir en casos individuales, aunque algunos de los que conozco me hagan llorar de rabia e impotencia. Eso sí: os pido que me sigáis interpelando y explicando la realidad, la que realmente importa, la de la vida cotidiana de la gente, la que -ahora y siempre- debe ser la máxima de nuestras prioridades. Miles de personas nos votaron para poner la vida digna de todas las personas en el centro de las políticas públicas, sin excusas. Lo sabemos y lo recordamos cada día, con un profundo sentido de la responsabilidad!".


Ada Colau, Alcaldesa de Barcelona, Publicado en la Red Facebook, el 10 de agosto de 2015.



Un proyecto destinado a crear empleo y desarrollo, según la información, en Corleone, Italia, se presentaba como alternativa por medio de la cual, los refugiados participan en jornadas de trabajo exhaustivas en terrenos expropiados a la Mafia, cuya producción, además, lo lleva incluido en su etiquetado. Detrás de este tipo de proyectos se encuentra la Unión Europea apoyando económicamente este tipo de iniciativas, corroborando  la hipótesis que apunta a la utilización encubierta de mano de obra barata que se ocultaba tras los éxodos "programados" por las élites, en colaboración con el ente Europeo.








El Campo de refugiados de Idomeni en Grecia se convirtió en toda una "aduana" que apuntaba a que su creación hubiera formado parte del mismo Plan por el que se creó su crisis de laboratorio político impulsada por Bilderberg.












La controversia en torno a un suceso relacionado con el control de fronteras de la U.E. y la confusión en torno a la información facilitada por los Medios afines o no a la "causa" plantean de nuevo la duda de los atentados de "falsa bandera".

 






Más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO