LA ZONA HISTÓRICA : Ategua o las negligencias del Patrimonio

El delegado de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, Francisco Alcalde, firmó el 12/08/15, una resolución por la que se acordaba la paralización de movimientos de tierra como consecuencia de las labores agrícolas, que se estaban acometiendo en la parcela 8 del polígono 49 del parcelario catastral de fincas rústicas del término municipal de Córdoba, en Santa Cruz


En la finca en cuestión, que está situada en el entorno de protección del Bien de Interés Cultural (BIC) de la zona del yacimiento arqueológico de Ategua, se habrían producido en los últimos días importantísimos daños al patrimonio arqueológico causados, al parecer, por las labores de un arado. 

En concreto, la maquinaria agrícola había arrasado con la zona que pudo haber ocupado una villa romana y varias tumbas de una antigua necrópolis, según denunciaba la Asociación Cultural Amigos de Ategua, que desde la semana anterior se encargaba de dar la voz de alerta sobre esta cuestión y que puso los hechos en conocimiento de la administración.


Estela de Ategua hallada en el yacimiento (S.VIII-VII) a.C.

Vista aérea.

Ajuar de tumba y Orfebrería Ibérica de Ategua (Fundación Alhonoz).

El nuevo delegado de Cultura --que prácticamente se estrenaba con esta orden-- tomaba la decisión después de leer las conclusiones de un informe técnico-arqueológico elaborado como consecuencia de la denuncia interpuesta por los daños a los restos. 

Fuente de la Administración andaluza informaron de que los técnicos que habían elaborado el citado informe habían constatado que´:

 "se ha incumplido la Ley de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía" y podríamos estar hablando de "un delito contra el patrimonio". 

En virtud de esa norma, cualquier particular o administración tiene que comunicar a la administración competente (en este caso la Junta de Andalucía) de cualquier cambio que se produzca en el BIC o en su entorno. 


Los restos tras el desastre.

Las penas pueden ir de tres a 18 meses de cárcel a los que, por imprudencia grave, causen daños, en cuantía superior a 400 euros, en cualesquiera bienes, muebles o inmuebles, incluidos los yacimientos arqueológicos, que sean o deban ser protegidos por su innegable valor cultural.

Estas mismas fuentes indicaron que las labores agrícolas que motivaron la denuncia en Ategua:

"han dejado a la luz numerosos elementos arquitectónicos", tal y como denunciaba la asociación cultural.



Por otro lado, agentes de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía acompañados del arqueólogo provincial se trasladaron días antes al yacimiento arqueológico de Ategua para proceder a una inspección ocular sobre el terreno. 

En este sentido, la policía habría confirmado también la posible comisión de un delito contra el patrimonio, por lo que se cursaron ya las pertinentes órdenes para que tanto el propietario de la finca como la persona física que materialmente hubiese llevado a cabo el arado de la zona comparecieran para declarar en sede policial.




El yacimiento arqueológico de Ategua, un cerro por donde han pasado numerosas culturas desde el Calcolítico hasta la Edad Media, solo tenía excavada un 5% de su superficie. 



A pesar de su importancia y de su declaración en el 2005 como Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de la Junta de Andalucía, la historia de este tesoro arqueológico ha estado marcada por los escasos trabajos que en él se han llevado a cabo, ausencia de publicaciones y el constante expolio, que lo ha convertido en un testigo ignorado del devenir histórico de la provincia. 

La fase más antigua de su ocupación data del siglo IX a.C. y las primeras excavaciones modernas se realizaron en 1933.




A pesar del expolio del que el Yacimiento había sido objeto, así como de su falta de control o mantenimiento, cuya responsabilidad recaería sobre la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, esta, publicaba en su Web Oficial el  14/08/2015, un comunicado que dejaba entrever cualquier tipo de vinculación responsable para con este Organismo de Gobierno como responsable de velar por la conservación de un Bien de Interés Cultural (BIC).



Más:











No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO