LA ZONA PÚBLICA : Operación "flauta" o Caramelos a precio de jamón serrano

La denuncia del ex alcalde de Alcalá de Henares Javier Bello sobre presuntos casos de corrupción en la contratación de festejos en el Ayuntamiento podría incluso afectar al ex regidor del municipio complutense Bartolomé González, actual 'número tres' del PP de Madrid (vicesecretario general) y diputado en el Gobierno regional de Cristina Cifuentes

Javier Bello, alcalde de Alcalá de Henares. E. M

Según varios documentos, la empresa de la cuñada de Bartolomé González (Dand Alcalá) fue la que facturó en 2009 a la firma contratada por el Ayuntamiento para organizar las fiestas el albarán de los caramelos. 

Lo que más sorprende de este asunto es el precio de las golosinas. Por 500 kilos de caramelos el Consistorio pagó 13.107,50 euros. Es decir, el kilo de caramelo costó más de 26 euros.

No sólo en este caso se halla el nombre del ex alcalde González. También aparece su nombre en otros documentos sobre cursos de formación que daba el Ayuntamiento de Alcalá y que se han trasladado a la Policía sin que hasta el momento se sepa si están siendo investigados.

Bartolomé González negó a El Mundo que el Ayuntamiento hubiese adjudicado ni un solo contrato a la empresa de su cuñada. «Efectivamente Dand Alcalá es de un familiar directo mío pero nunca ha trabajado para el Consistorio siendo yo regidor. Yo no tengo nada que ocultar sobre mi gestión y estoy muy tranquilo por ello», señaló.


Bartolomé González

El ex regidor de Alcalá de Henares mandó una factura al periódico en la que aseguraba que la empresa de su cuñada pagó 11.141 euros por un total de 3.500 kilos de caramelos a una empresa asturiana en contra de los papeles incautados por los agentes. 

Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Madrid.

Esa cantidad tampoco coincide con la que figura en el albarán de gastos de las fiestas de Alcalá que refleja que se pagaron a Dand Alcalá 13.107,50 euros. Cuando se le pregunto por el asunto de los 500 kilos de caramelos no indicó nada. Pero 24 horas después señaló, que la cantidad era otra y que la diferencia entre lo que costaron los caramelos 11.141 y lo que se detalla en la partida de las fiestas 13.107 es el margen de beneficio que se llevaba la empresa privada que se encargaba de la organización de las fiestas.


Al ser diputado regional, Bartolomé González, está aforado y no puede ser investigado sin el consentimiento del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. No obstante, la presidenta regional, Cristina Cifuentes, anunciaba que iba a eliminar ese privilegio a lo largo de la legislatura, para lo que sería necesario modificar el Estatuto de Autonomía. En el anterior mandato UPyD ya propuso algo similar pero en aquella ocasión el PP rechazó lo que ahora va a llevar hacia adelante.

Entre 2003 y 2012 Bartolomé González fue alcalde de Alcalá de Henares. Dejó el cargo a Javier Bello que fue el candidato del PP el 24M. Ganó los comicios municipales con nueve ediles pero un pacto PSOE y Somos Alcalá le ha desbancado de la Alcaldía.


Javier Bello

El pasado mes de noviembre de 2014 el regidor de Alcalá, Javier Bello, acudió a la Policía para denunciar varios casos presuntamente irregulares en la adjudicación de los festejos en el Ayuntamiento de Alcalá.

Como consecuencia de las acusaciones de Javier Bello la UDEV de la Brigada de Policía Judicial de Madrid inició una investigación que culminó con la 'operación Flauta' y la detención de nueve personas, entre ellas la ex concejala de Festejos, Infancia y Deportes, Virginia Sanz. Está acusada de prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales y cohecho. También fue apresado Guillermo Cabrilla, ex técnico municipal de la Concejalía de Festejos de Alcalá que llegó a quedarse con 6.600 euros de un concierto pro Haití, según la Policía. Además fueron arrestados siete empresarios, entre ellos los máximos responsables de Waiter Music y Guti Producciones dos de las empresas a las que el Ayuntamiento de Alcalá adjudicó contratos en fiestas.


Cristina Cifuentes

A tenor de las indagaciones policiales, el Ayuntamiento de Alcalá contrataba a las empresas de forma irregular. Pero además, se pagaba a veces dos veces por una misma factura. Por ejemplo, el Ayuntamiento adjudicaba un espectáculo musical que incluía un baile de disfraces en el escenario y pagaba un cantidad global por ello. Lo que descubrió la Policía es que en ocasiones las empresas implicadas supuestamente en la trama volvían a facturar de nuevo pero por el gasto de los disfraces cuando ya eso se había pagado en la factura global. De esta forma el Ayuntamiento abonaba dos veces por lo mismo pero en distintas facturas. De ahí el presunto delito de malversación de fondos públicos y la falsedad documental.



Una de las empresas sospechosas es Dand Alcalá. Está compañía tiene como sede social la casa de los padres del ex alcalde de Alcalá Bartolomé González.

El Ayuntamiento de Alcalá asignó a la empresa Producciones Artísticas Martín González, situada en la Gran Vía de Madrid, la organización de varios eventos en las fiestas. Esta compañía facturó al consistorio 13.107, 50 euros a nombre de Dand Alcalá como se refleja en el documento de la página anterior.

Dand Alcalá, a su vez, compró un palé de 500 kilos de caramelos a la empresa La Asturiana (a un precio muy inferior) y se los revendió a la empresa encargada por el Ayuntamiento para las fiestas. En aquel año el concejal de Festejos era Marcelo Isoldi a quien sustituyó la detenida Virginia Sanz al frente de la Concejalía de Festejos y Juventud.



El portavoz de UPyD en Alcalá de Henares, Anselmo Avendaño, aseguró que su partido pidió sin éxito varios informes sobre esta caso y otras contrataciones sospechosas que luego llevó a la Policía el ex alcalde Javier Bello. UPyD fue el primero en denunciar los casos de corrupción que fueron analizados en varias comisiones de investigación en el Ayuntamiento de Alcalá.

También el PSOE de Alcalá de Henares considera «inauditas» las explicaciones públicas ofrecidas por el Partido Popular sobre la presunta trama de corrupción en torno a la Concejalía de Festejos en el Ayuntamiento de Alcalá y pidió a la dirección regional del PP que intervenga para aclarar lo sucedido.

Los socialistas señalaron que de conceder credibilidad a los argumentos del PP, «habría que asumir que Javier Bello, ex alcalde de Alcalá, se olvidó de que era alcalde y denunció a título personal en una comisaría de Madrid una presunta trama de corrupción en el Ayuntamiento que él mismo presidía y que afectaba a sus propios compañeros de partido».

Para el secretario de Comunicación del PSOE alcalaíno, Alberto Blázquez, «no cabe duda de que, de ser ciertas estas explicaciones, el comportamiento de Javier Bello es absolutamente extravagante en un cargo público de máxima responsabilidad municipal», según Efe.

Así, los socialistas no se «fían» de las explicaciones de Bello y pidieron al actual portavoz municipal del Partido Popular que haga pública la denuncia que hizo en su día y en la que se puedan comprobar los hechos denunciados. El PSOE subrayó que el primer compromiso de un alcalde es con los vecinos y que si tiene conocimiento de que se están cometiendo irregularidades que pudieran ser delictivas, debe, como alcalde, «ponerles fin de inmediato, cesar a los concejales afectados y evitar mayores perjuicios a los intereses del Ayuntamiento».





Más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO