LA ZONA DE LA TELE : Telecinco o la "desinformación:

LA CADENA QUE MÁS APUESTA POR EL "ENTRETENIMIENTO"  Y QUE OCUPA SUS INFORMATIVOS CON UNA EXTRAÑA Y EXCESIVA DEDICACIÓN A LA INFORMACIÓN METEOROLÓGICA ADEMÁS, ACUSADA DE CENSURAR SUS VÍDEOS EN LA RED. 

Lo habrán comprobado quienes desde esta revista han intentado ver  “¿'Exiliados' Cubanos en España defensores de la revolución?“. Este vídeo, realizado por Cubainformación, incluye contenido de Telecinco, que lo ha bloqueado por motivos de derecho de copyright, según reza en el mensaje que explica por qué no puede verse.

Aunque el caso coincide con la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI), aprobada únicamente con los votos del Partido Popular, la prohibición no se debe al retocado e inconcluso ordenamiento –hecho a medida-  que ha entrado en vigor. Y ni siquiera nos encontramos ante el debut de Telecinco en estas lides “pleiteras”.

Telecinco siempre ha hecho del copyright su mejor arma frente los medios que desmontan sus bodrios y dejan en evidencia su labor manipuladora, analizando sus programas. Este recurso ha sido su caballo de batalla contra cualquiera que usase una sola imagen suya. La televisora puede manipular, mentir y hasta pagar a la madre de un supuesto criminal para que cuente las fechorías de su hijo (*).  

En su carrera no ha quedado “títere con cabeza”. Han censurado desde televisoras de la competencia hasta blogs personales e instituciones del Estado.
  
Ya desde 2008, Telecinco demandó a dos programas de La Sexta, Sé lo que hicisteis y El Intermedio, por usar sus imágenes continuamente, estructurando el desarrollo de sus programas a partir de vídeos de Aquí hay tomate o Está pasando.

Un año después, en 2009, Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School, conoció de primera mano los procedimientos de la cadena de televisión, cuando le fue notificado  que su propia entrevista concedida a Telecinco sería retirada de su blog por derechos de copyright.
  
Ante tal despropósito Enrique Dans se preguntó:  “¿En qué mierda de mundo vivimos que una persona no puede colgar en su web una entrevista que le han hecho? “Yo no firmé absolutamente nada a Telecinco autorizando el uso en exclusiva de mi imagen: simplemente vinieron a mi casa y me filmaron. En ningún momento se me dijo “lo emitiremos, pero solo lo podremos emitir nosotros, y ni tú mismo tendrás derecho a utilizarlo”. Si se me hubiese dicho, muy posiblemente habría renunciado a aparecer en tal entrevista”.
  
Pero como el poder de las empresas privadas se constata en su capacidad para imponer, se esté o no de acuerdo con sus exigencias, Telecinco demuestra el suyo en 2012, con  el vídeo, “La Policía detiene a alborotadores que se infiltran entre los ciudadanos para provocar altercados”, subido por el Cuerpo Nacional de Policía a su canal de Youtube.



Telecinco reclamó derechos de copyright y el vídeo fue censurado. El material audiovisual no era más que el anuncio de un reportaje sobre la Policía que emitiría esa noche el programa “Diario de”, en el canal Cuatro, no en Telecinco, pero la cadena marcaba territorio de máximo control.

Es curioso que una de las primeras acciones de la cadena de Mediaset  se dirigiera contra su compinche en estas censuras disfrazadas de derechos. Hace 7 años, en 2008, Telecinco demandó a Youtube por los derechos de autor, acusándole de piratear sus programas. Telecinco pretendía que el portal multimedia impidiese la mera subida de cualquier vídeo que incluyese contenidos emitidos por Telecinco.,
  
"Lo hemos intentado todo para llegar a un acuerdo con Google y hemos fallado", declaraba el consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile.


Paolo Vasile

Dos años después el Juzgado Mercantil número 7 de Madrid desestimó la demanda y dio la razón a Youtube, lo cual no ha sido un impedimento para que dos empresas querelladas entre sí se pongan de acuerdo en cuestiones de poder, para ejercerlo contra quienes pretendan socavarlo aun con la verdad y la razón.  
  
La censura de Telecinco, en contubernio con Youtube, para tratar de neutralizar la labor ingeniosa y esclarecedora de contra información y análisis que Cubainformación ha venido realizando, ha sido  abierta y obstinada.
  
Por presiones de la llamada Human Rights Foundation, organización anticomunista con sede en Nueva York, Youtube y Dailymotion se censuró el video "Armando Valladares: de falso `poeta inválido´ a especulador empresarial", que describía las actividades criminales del devenido empresario.

Otro de los vídeos censurados a Cubainformación, con subterfugios formales, fue "Lecciones de derechos humanos para Cuba. Parte 1. Una policía democrática", cuando ya había sido visionado por 38.142 usuarios en pocos días.

Como nota discordante de esta batalla sin cuartel, se puede mencionar el caso del vídeo titulado “Youtube censura por presión de Telecinco un vídeo de "Cubainformación" con medio millón de visitas” sobre las trampas, mentiras y trucos de montaje del seudodocumental “La prostitución infantil en Cuba”, que no fue censurado hasta tres años después y cuando superaba la 470.161.

Sin embargo, mientras Telecinco se escuda en los “derechos de autor” para coartar la verdad de quienes, como Cubainformación, desmontan sus mecanismos de manipulación, no respeta estos mismos derechos en lo que se refiere al trabajo de otros.

En ese sentido, en 2008,  el director de cine alemán, Christian Liffers denunció ante Youtube que el documental, oh casualidad,  cocinado en la sede de Telecinco, “La prostitución infantil en Cuba”, copia fragmentos de su primer largometraje, coproducción germano-cubana, que aborda la problemática de los homosexuales en Cuba.

Como se ve, la propiedad intelectual es una excusa para ejercer la censura cuando convenga, lo que en este caso es evidente, pues el trabajo de Cubainformación no supone ningún perjuicio económico para Telecinco ni una amenaza competitiva por las audiencias.
  
Uno de los principales temores de empresas como esta viene de la mano de las críticas o las reacciones negativas ante sus productos, manipulaciones y mentiras descaradas. Aquí está la clave: con el copyright siempre se podrá echar mano a tecnicismos del derecho abstractos y discutibles: error de citas, invocaciones de plagio ante parodias… cualquier cosa para censurar en nombre del de los derechos de autor.

Por eso,  la “edificante” televisora privada no ha respondido públicamente al emplazamiento que le hiciera Cubainformación: “Los responsables de Telecinco deberían responder públicamente a esta pregunta: si Vds. dicen aceptar el debate y la crítica a sus producciones, ¿cómo es posible llevarla a cabo sin mostrar las imágenes y locuciones que se analizan?”.

Porque Telecinco, como cualquier empresa capitalista, es una “tiranía privada”, una institución antidemocrática que tiene por principio de organización la oprobiosa jerarquía.  La organización por excelencia  para negar cualquier libertad no puede responder esas preguntas.




Una noticia despertaba la curiosidad y el asombro en un país que se hallaba en el impasse y la incertidumbre política en abril de 2016. 

Más:












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO