LA ZONA DEL MISTERIO : Los "espectros" del Ayuntamiento de Cádiz.

En un magnífico entorno, el barrio medieval del Pópulo, la iglesia de San Juan de Dios y el Hospital de la Misericordia encontramos el Ayuntamiento de Cádiz.


Entre tanta Historia no son pocos los comentarios que hablan de fantasmas y fenómenos extraños que se manifiestan ante los ojos de los incrédulos testigos que no dan crédito a lo que viven y padecen en su lugar de trabajo.

En sus estancias una aparición, un cortejo, de monjes espectrales y el llamado “fantasma del archivero” han trascendido como identificación de aquellos que moran en el lugar. 

Así un 25 de noviembre de 2005, José Antonio López, publicaba en el “Diario de Cádiz”: “La antigua leyenda que habla de ruidos nocturnos y otros extraños ha cobrado actualidad después de que hace unos meses agentes de la policía local accedieran de madrugada al Ayuntamiento, sobre las cuatro, porque el vigilante de aquel día les alertó de la existencia de ruidos provenientes de las plantas superiores”.

Una antigua limpiadora narró su testimonio sobre los fenómenos paranormales acaecidos en el interior del edificio cuando algo la atacó y “le puso el ojo morado” al abrir una puerta de una de las estancias y recibir el golpe de unas manos invisibles.

El ayuntamiento de Cádiz está pared con pared con el hospital de San Juan de Dios y con la iglesia, incluso existiendo un acceso que comunica estos edificios entre sí.


Hospital de San Juan de Dios. Foto.

Una trabajadora vio una noche a los monjes espectrales, lo contaba así: “fue en un pasillo de la primera planta. Llevaban capuchas y no se les distinguían las caras. También vi a alguien que vestía una especie de falda escocesa”.

Otra trabajadora que lleva casi una treintena de años trabajando en el ayuntamiento y contaba “nada más entrar, una compañera que se iba a jubilar ya dijo que los veía”.

Un vigilante de seguridad decía: “uno de los compañeros afirmaba que había visto una fila de monjes que se perdía en la pared”, en las proximidades de la pared que da a la iglesia de San Juan de Dios.

Los fenómenos se concentran en primera planta (apariciones del cortejo de monjes espectrales) y en la segunda planta donde se ubicó el área de Urbanismo hasta finales de 2010. Una trabajadora decía “entrar allí ya te ponía los pelos de punta” y “parecía que alguien te estaba observando”. Un día incluso vio a una presencia en forma de “sombra negra” tras de sí.

Olores extraños también inundan aquel lugar encantado: “es como a colonia antigua, de hombre. Andas por el pasillo y te viene ese olor como si alguien hubiera pasado a tu lado. otras veces a tabaco recién encendido pese a no haber nadie o a comida en la zona de los cuartos de baño”.

Otra trabajadora también narra su particular encuentro: “estaba agachada limpiando entre las sillas y noté como si alguien estuviese sentado detrás. Oí su respiración pegada a mí, a mí oído, así que no había manera de que aquello fuera algo normal. Salí corriendo asustada”.

Para unos se trataría del fantasma del viejo archivero que, según la leyenda, se suicidó allí, pero no está comprobado y no deja de ser un rumor. Sin embargo se identifica con su persona a tenor de las descripciones de los testigos.

En el silencio de la noche se rompe la paz con el tintineo de unas llaves de nadie, unas lleves invisibles que alguien lleva en su cinto de otro mundo y golpes inquietan al personal de seguridad: “es como si hubiera una ventana abierta y es sacudida por el viento y golpea la pared. Revisas las ventanas y todo está cerrado hasta que, de nuevo, ¡zas! El porrazo”, recordaba José Manuel Francisco.

Luces que se encienden y se apagan a voluntad, ascensores que suben y bajan sin que nadie de este mundo los solicite, sonidos del más allá.........Hasta se recurrió a una médium para desentrañar el misterio del ayuntamiento de Cádiz.





Más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO