LA ZONA DEL MISTERIO : Los cráteres de Yamal y Gazprom.

A la historia de los tres misteriosos cráteres descubiertos el verano pasado en la península de Yamal, Siberia, se le suma un nuevo capítulo: científicos rusos han confirmado la existencia de numerosos nuevos cráteres en la zona, aumentando así las dudas en torno a este fenómeno.


"Ahora sabemos de la existencia de siete cráteres en el área ártica. Cinco están directamente en la península de Yamal, uno en el distrito autónomo de Yamal y otro en el norte de la región de Krasnoyarsk, en la peníncula de Taymir", explica Vasily Bogoyávlenski, subdirector del Instituto de Investigación de Petróleo y Gas de Moscú al diario 'The Siberian Times'. 

El experto llama a realizar una investigación "urgente" del nuevo fenómeno por temores de seguridad. El descubrimiento se ha producido gracias al análisis de recientes imágenes de satélite y a los avisos de los ganaderos locales.

Cráter de 200 pies descubierto en la península de Yamal. Foto.

Bogoyávlenski ha declarado que conocen "la ubicación exacta de solo cuatro de [estos crácteres]" y que "el resto fueron avistados por pastores de renos". "Estoy seguro de que hay más cráteres en Yamal, solo tenemos que buscarlos (...) supongo que puede haber 20 o 30 cráteres más", sostiene.

Dos de los fosos recién descubiertos se han convertido en lagos. En este sentido uno de los descubrimientos más interesantes está relacionado con un cráter bautizado como 'B2', que ahora es un lago rodeado por más de 20 cráteres más pequeños. "Al estudiar las imágenes de satélite encontramos que inicialmente ahí no había ni cráteres ni un lago. Algunos cráteres aparecieron y seguidamente lo hicieron otros más. 

Cuatro cráteres del Ártico, todos se encuentran en el último año. B1 es el famoso agujero de Yamal, a 30 kilómetros del yacimiento de gas Bovanenkovo, un yacimiento de gas natural ubicado en la región de Yamalo-Nenets de Rusia. B2 es un cráter recientemente detectado 10 kilómetros al sur de Bovanenkovo. B3 se encuentra en 90 kilómetros de la localidad de Antipayuta. B4 está situado cerca de la aldea Nosok, en el norte de la región de Krasnoyarsk, cerca de Península de Taimyr. Imagen de Vasily Bogoyavlensky través de Siberia Times.

Después, supongo, se llenaron con agua y se convirtieron en varios lagos que se juntaron luego formando un único lago, con un tamaño de 50 por 100 metros", detalla. Además, este lago está ubicado a unos diez kilómetros del campo de gas de Bovanenkovo, que desarrolla la petrolera Gazprom.

Por el momento, la principal hipótesis sobre la causa de estas crecientes formaciones es la de una explosión de gas generada por el derretimiento del permafrost a su vez provcado por el aumento de temperatura. 



El derretimiento del hielo subterráneo provoca un aumento en la presión, por lo que el gas metano saldría a la superficie en forma de este tipo de cráteres.







Más:









No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO