LA ZONA DEL MISTERIO : La verdadera historia de la momia de Ulan Bator.

Quizá, después de todo, la muerte sí es evitable. O al menos podemos empezar a dudar de si el temible y desconocido camino hacia el “más allá” se puede postergar. Lo anterior, debido a que se ha dado a conocer el hallazgo de la momia de un monje budista en posición de meditación en excelentes condiciones de preservación y que podría tener al menos 200 años. Los expertos en budismo argumentan que el monje no está muerto sino en un profundo estado de meditación


El cuerpo del monje se encuentra con las piernas cruzadas en la posición de loto, característica del budismo y se encontró cubierta entre pieles de cordero en una parcela de la capital de Mongolia, Ulan Bator. Además, la mano izquierda estaba abierta y la derecha haciendo el símbolo de la plegaria “sutra”. El dueño del terreno había robado la momia y tenía intención de venderla en el mercado negro pero ya fue detenido.

La momia de Itigilov en el año 2002. 

Hasta el momento se desconoce la identidad de la momia pero algunos monjes budistas han afirmado que en realidad se trata de un cuerpo aún con vida. Sí, los expertos budistas argumentan que el monje no ha fallecido sino que se encuentra en un estado de meditación profunda que se conoce como “tukdam”, una especie de trance entre la vida y la muerte. 




Dada la antigüedad que se atribuye a la momia, los forenses se muestran sumamente sorprendidos por el excelente estado de conservación que ésta mantiene pues se observa un cuerpo delgado hasta el extremo con una piel de color gris con toques marrones. A pesar de haber perdido aparentemente una parte de la nariz, mantiene unos dedos y orejas bien definidos e incluso presenta un poco de pelo y bigote. 

El descubrimiento del cuerpo del monje ha suscitado numerosas peregrinaciones hacia el Centro Forense Nacional de Mongolia donde se encuentran los restos. 

La casa en Mongolia, donde el monje estaba oculto 

Dashi-Dorzho Itigilov

Hasta ahora, la identidad de la momia se presenta como la principal incógnita, más allá de si aún tiene vida o no. Según la agencia Montsame, se cree que los restos pertenecen a un mentor que inspiró a Dashi-Dorzho Itigilov, quien fuera momificado en Rusia en 1920 y cuyo cuerpo se mantuvo en excelentes condiciones tras ser exhumado en 2002. O bien, que se pueda tratar de Geser Lama, pues uno de sus descendientes reivindicó el parecido entre la momia y un retrato que guarda en casa de su ascendiente, cuya tumba fue asaltada hacía un año.  



Más:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO