LA ZONA PÚBLICA : El protocolo de volver.

Hoy hace exactamente una semana que unos mal nacidos nos atropellaron por detrás a Irene y a mí mientras caminábamos por la acera, a pocos metros para llegar a casa. La tragedia se consumó con el fallecimiento de mi novia debido al fuerte impacto del accidente. 


Yo desde ese día permanezco ingresado en una especie de Unidad de Cuidados Intensivos (Hunter Ward del Royal Berkshire Hospital) evolucionando favorablemente a varias fracturas craneales y dos piernas rotas, una de ellas partida por varios sitios y que ha requerido intervención quirúrgica. El reparo corporal es fundamental para curar poco a poco otros daños emocionales que su familia y yo luchamos por aliviar a cada segundo.



Este es el primer día que tengo acceso a Internet y me siento un poquito mejor para agradeceros a todos el apoyo que me habéis ido transmitiendo por privado (Facebook, Whasapp, etc.). Así como también a esos amigos que me vienen a visitar al hospital y cuya amistad común con Irene me conmueve y cautiva cada día más. Prometo responderos a todos en la medida en que mis fuerzas y mi todavía estado de conmoción me permitan.

He llorado mucho estos días. Sobretodo porque desde que recuperé el conocimiento en el suelo tras el atropello, no he tenido la oportunidad de ver a Irene ni despedirme a mi manera de ella. Sólo sé que íbamos cogidos de la mano, sonriendo y felices, y que cuando desperté ya no estaba en mi campo de visión. 



Los equipos sanitarios y policías procedieron a cortar mi ropa, inmovilizarme y me trasladaron de inmediato al hospital. A Irene la llevaron a otro distinto en Oxford, bastante lejos de donde yo estoy. La cruel confirmación y desenlace de Irene lo conocí dos días después por boca de mi madre, quien viajó desde Mallorca para ocuparse de mi delicado estado.

Dicho esto quiero empezar a dejar claro que una vez recupere la independencia, salga de peligro y esté en la calle, lucharé con todas mis fuerzas para conseguir que los culpables que han provocado este desgraciado incidente sean castigados con todo el peso de la Ley. Iniciaré una campaña de presión judicial y mediática solicitando "Justicia para Irene - Justice for Irene". 

Quienes cometieron este asesinato venían haciendo carreras ilegales de coches desde varios kilómetros antes de estrellarse con nosotros; contra las dos únicas personas a esas horas de la noche que caminaban ajenos a lo que estos desgraciados criminales y el destino nos tenían preparado.

Ruego poder contar con vuestro apoyo para esto y os suméis a la causa con vuestra amistad y solidaridad.


Unos 150 españoles residentes en Londres, muchos de ellos mallorquines, se sumaron a la protesta en la capital británica. 10-01-2015

Me va a costar una eternidad afrontar su perdida. Nadie puede hacerse una idea del grado de complicidad que nos unía, así como tampoco cuánto y cómo nos queríamos. Irene era un poco de todo: era mi amiga, mi novia, mi amante, mi editora, mi profesora, mi hija, mi madre... Mirar a mi alrededor y no verla sonreír, derrochando vida a borbotones, ocurriese lo que ocurriese, es lo más amargo que me queda por asimilar.

Tu cuerpo ya no está conmigo, pero tu alma vivirá por siempre en mí.

Ojalá pudiera pasarte el portátil ahora para que revisaras la publicación y me dieras, como siempre hacías, tu opinión al respecto. Ojalá no te gustase y pudiera editarlo toda la vida para borrar las malas noticias y así volver a estar contigo.

Te quiero mi amor. Mi Princesa. Mi Reina.






"Fui a la fiesta y me acordé de lo que me dijiste. Me pediste que no bebiera alcohol. Por eso, bebí una Sprite. Sentí orgullo de mí misma, tal como me dijiste que sentiría.
Me dijiste que no debería beber y conducir, al contrario de lo que algunos amigos me dijeron. Hice una elección saludable y tu consejo fue correcto, como todos los que me das siempre.
Cuando la fiesta finalmente se acabó, la gente empezó a conducir sin estar en condiciones de hacerlo. Fui hasta mi auto con la certeza de que volvería a casa en paz.
Nunca me imaginé lo que me esperaba, mamá. Ahora estoy tirada en la calle y oigo a un policía decir: "El chico que provocó este accidente iba borracho".
Mamá, su voz parece tan distante. Mi sangre está derramada por todos lados y estoy intentando con todas mis fuerzas no llorar.
Puedo oír a los médicos decir: "Esta chica va a morir". Tengo la certeza de que el joven, que manejaba a toda velocidad, decidió beber y conducir; y ahora yo tengo que morir.
Por qué las personas hacen esto, mamá?. Sabiendo que esto va a arruinar muchas vidas. El dolor me está cortando como un centenar de cuchillos afilados.
Dile a mi hermana que no llore; dile a papá que sea fuerte. Y, cuando vaya al cielo, estaré velando por todos ustedes.
Alguien debería haberle enseñado a aquel chico que está mal beber y conducir.
Tal vez si sus padres se lo hubieran dicho, yo ahora no estaría muriendo.
Mi respiración se está debilitando, cada vez más. Mamá, estos son mis últimos momentos y me siento tan desesperada.
Me gustaría que me pudieras abrazar mamá, mientras estoy tirada aquí muriendo. Me gustaría poder decirte lo mucho que te quiero, mamá. Por eso.. Te quiero... y... adiós..."

(Estas palabras fueron escritas por un reportero que presenció este accidente. La joven, mientras moría, iba diciendo estas palabras y el periodista anotaba... muy abrumado. Este periodista empezó esta campaña, si lees esta nota, por favor hace click en "compartir", asi podemos concienciar a más personas. Por eso, te pido un pequeño gesto, envíalo a tus amigos, familiares y seres queridos.) Fuente Facebook.




Más:
“Si matan a tu hermana, esperas que haya un juicio”
Muere un soldado español de la ONU durante el contraataque de Israel a Hizbulá en el sur del Líbano
"No pude despedirme de Irene"
Mujer lucha por la vida en el hospital después de la colisión en Reading
Accidente Caversham Carretera: indagatoria se abre en la muerte de Irene Rodríguez Caballero
Detenido por organizar carreras ilegales de coches y colgar los vídeos en una página de internet
Un hombre resulta herido en una carrera ilegal en Burgos
Borrachos, drogados y a más de 200 en la Gumball 3000
#‎justiceforirene‬ Facebook.
Cuando un kilómetro es la diferencia del delito
Tráfico recomienda «hacer la vista gorda» con los coches extranjeros
Un menor denuncia que una mujer le obligó a practicar sexo tras un accidente en Valencia
Gumball 3000




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO