LA ZONA PÚRPURA : El Cura de Borja y la "Operación Espino".

El cura de Borja, Zaragoza, Florencio Garcés, pudo haber sido chantajeado por vecinos del pueblo al exigirle dinero a cambio de no difundir unas fotos en las que se ve a una mujer supuestamente participante en la extorsión, haciendo una felación a un hombre que podría ser el sacerdote, según un informe de la Guardia Civil.



Unos pasquines distribuidos por el pueblo convocaban a un singular escrache ante la casa de la juez que lleva el caso, con la presencia de un 'Nuncio' acompañado de miembros de la guardia personal del Papa que acompañarían el acto con traje de gala y toques de trompetas.

El escándalo se conoció en mayo de 2013, cuando Garcés denunció la desaparición de algo más de 180.000 euros de las arcas parroquiales. Poco después, el cura cambió de táctica y aseguró que el dinero lo había donado a familias necesitadas, aunque luego volvió a variar su versión y denunció que un grupo de personas del pueblo, conocido como el clan Zapato Veloz, le había chantajeado.

En diciembre de 2013, una juez de Tarazona imputaba al sacerdote, a quien el obispo retiró del pueblo, como presunto autor de un delito contra la libertad sexual y otro de apropiación indebida continuada, además de a varias personas del clan por chantaje y amenazas al cura.



Las investigaciones de la Guardia Civil han logrado recuperar unas imágenes del móvil de una de las acusadas del clan, Lourdes Palma, en las que se la ve realizar una felación a un hombre que podría ser el párroco y con las que podrían haberle extorsionado, según publicaba la revista Interview.

El informe de los investigadores señalaba respecto a las fotos que "se han obtenido indicios de especial relevancia para la investigación", y sospecha que "dicho terminal fuera utilizado para la toma de imágenes o grabaciones en la supuesta extorsión a don Florencio Garcés".

Imágenes recuperadas por la Guardia Civil del móvil de una de las acusadas (Interview)

La juez Nieves Pérez, cuya labor es criticada por muchos vecinos de Borja que apoyan a su párroco, escribió al Vaticano para informarle del caso y proponerle personarse en la causa como parte perjudicada. En el pueblo han aparecido unos pasquines convocando a un singular escrache ante la puerta de la juez el sábado 27 de diciembre de 2014.

En la convocatoria se lee que ese día a las 19 horas "llegará a Tarazona un Nuncio de su Santidad el Papa, anunciando la decisión papal. Lo hará a viva voz, a las puertas del domicilio de la juez Doña Nieves, a la que se ruega se asome a la ventana".

El texto señala que "para borrar el afán de protagonismo de la receptora, el Nuncio vendrá acompañado de seis miembros de la guardia personal de su Santidad ataviados con traje de gala, dos de ellos con trompeta cuyos toques precederán el inicio de la comunicación. Se ruega al pueblo de Tarazona acuda a este singular evento".







Más:







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO