LA ZONA PÚBLICA : Los Cajeros automáticos del agua

Pague y beba. Y si no tiene tarjeta bancaria, muérase. El agua potable, esencial para la vida humana, está bancarizada. Y se vende como cualquier producto del mercado. Si tiene sed beba, pero antes deposite el importe en el cajero automático. De lo contrario muérase de sed. 


La experiencia comenzó en la India. donde cajeros automáticos de agua se han convertido en Nueva Delhi en una "solución práctica para paliar tanto la escasez como la mala calidad en el suministro", señala una información de Reuters

La entidad encargada en la capital india del abastecimiento, Delhi Jal Board, ha puesto en marcha una experiencia piloto en colaboración con la empresa Sarvajal a las afueras de la ciudad, en Savda Ghevra, un nuevo asentamiento de población que carecía de agua. 

Los cajeros del agua nunca se quedan vacíos, ya que el sistema avisa por un mensaje al teléfono móvil del encargado cuando el nivel está demasiado bajo y los empleados acuden a rellenar el depósito. Y del sistema capitalista ya nada sorprende. Comercia con la vida, con la muerte, y con la pobreza que genera. Y la única capacidad de supervivencia, es pagar por el consumo. 


Pagar para respirar. Generar rentabilidad empresarial a los que controlan y comercian los recursos esenciales, o morirse. Así de simple. El sistema capitalista no sólo arroja al hambre, la marginalidad, la desprotección social, las privaciones y las enfermedades, a miles de millones de seres humanos en el planeta, sino que, además, monopoliza los recursos esenciales para supervivencia, como el agua, y los comercializa en el mercado como si fuera una mercancía más. 

La reina de Holanda visitó el proyecto de "cajeros automáticos de agua" Más

Mientras el agua potable, el elemento primario de subsistencia humana, permanece sujeta a la lógica de rentabilidad capitalista de un puñado de corporaciones trasnacionales que las extraen, transportan y comercializan, la carencia del liquido vital produce más muertes que las guerras en las franjas más empobrecidas del planeta. 


En total, se estima que en todo el mundo hay casi mil millones de personas sin acceso al agua potable, según la ONU. Las consecuencias relacionadas con la falta o la contaminación de agua potable provocan cada año más víctimas mortales en todo el mundo que cualquier tipo de violencia, incluida la guerra, según los datos difundidos por la ONU. 

Las enfermedades que se propagan por el agua causan cada año la muerte a más de 1,5 millones de niños o, lo que es lo mismo, cada 15 segundos muere un niño por una enfermedad causada por la falta de acceso a agua segura para beber, el saneamiento deficiente o la falta de higiene, según la FAO. ¿Y a quién le importa? Pague, con efectivo o tarjeta bancaria, o muérase. 

La lógica que rige la supervivencia humana en el planeta. Por encima de las sonrisas dentífricas indiferentes de los que todavía pueden pagar. 




Más:







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO