LA ZONA DEL MISTERIO : Una mancha llamada AR 2.192


¿Qué es esto que hay delante del Sol? El objeto más cercano es un avión, visible justo por debajo del centro del Sol y captado puramente por casualidad. También hay numerosas nubes de la atmósfera de la Tierra que crean una serie de rayas horizontales oscuras. 

Más lejos está la Luna, vista como el gran bocado circular oscuro de la parte superior derecha. Justo por encima del avión y por debajo de la superficie del Sol hay unas manchas solares. 

El principal grupo de manchas solares captado aquí,  AR 2.192, es uno de los más grandes jamás registrados ha sido  crepitante y ha lanzado llamaradas desde que pasó por el borde del Sol.

Este espectáculo de siluetas solares, fotografiado el jueves, 23 de octubre de 2014, era lamentablemente efímero. Al cabo de unos segundos el avión se fue volando. Al cabo de unos minutos las nubes se alejaron. Al cabo de unas horas el  eclipse parcial del Sol por la Luna se acabó. Tan sólo sigue presente el grupo de manchas solares, pero dentro de unos días incluso AR 2192 desaparecerá por el borde del Sol. Afortunadamente, cuando se trata del Sol, incluso las  alineaciones inesperadas son sorprendentemente frecuentes.


Si fueras directamente hacia un agujero negro, ¿que verías? Las cosas te parecerían muy extrañas, como muestra esta imagen generada por ordenador. El agujero negro tiene una gravedad tan intensa que la luz se dobla apreciablemente hacia él, lo que causa  distorsiones visuales muy raras. 

Cada estrella tiene al menos dos  imágenes, una a cada lado del agujero negro. Cerca del  agujero negro se puede ver todo el cielo: la luz procedente de  todas las direcciones se  dobla y se devuelve al observador. 

El  mapa del fondo se ha elaborado a partir del estudio del cielo infrarrojo 2MASS, con las estrellas del catálogo de Henry Draper superpuestas. 

Se cree que los  agujeros negros son el estado más denso de la materia. Hay evidencia indirecta de su presencia en los sistemas estelares binarios y en los centros de los  cúmulos globulares  de las  galaxias y los cuásares.

Durante el  eclipse parcial del jueves,  una Luna nueva se unió al grupo de manchas solares gigantes AR 2.192 hasta atenuar el disco solar. La amplia silueta de la Luna, visible desde gran parte de América del Norte, es captada cerca del máximo del eclipse en esta telefotografía hecha desde Santa Cruz (California). 

El  extraordinario AR 2192, más o menos del tamaño de Júpiter, oscurece una parte apreciable del Sol, cerca del centro y por debajo del limbo lunar curvado. A medida que el grupo de manchas solares gire lentamente y quede fuera de la vista se hace difícil de predecir la actividad en los próximos días. Pero el calendario de los eclipses solares es más fácil de predecir. El próximo será un eclipse solar total el  20 de marzo de 2015.


Mientras contemplabais (¡con seguridad!) el progreso del eclipse parcial de Sol de ayer (no visible en Europa), quizás también fuisteis a observar este  grupo de manchas solares gigantes

Captado en esta imagen telescópica del 22 de octubre, el complejo AR 2192 es bonito de ver; es una región activa solar en expansión comparable en tamaño al diámetro de Júpiter. 

Como otros grupos de manchas solares más pequeños, actualmente  AR 2.192 está cruzando el  lado del Sol que mira a la Tierra y parece oscuro en luz visible porque es más frío que la superficie que lo rodea. Sin embargo, la energía almacenada en los retorcidos campos magnéticos de la región es enorme y ya ha generado poderosas explosiones como las  dos llamaradas de clase X de esta semana. Hasta ahora, las eyecciones de masa coronal asociadas con las llamaradas no han  afectado al planeta Tierra. De todas formas, la predicción de mayor actividad de AR 2192 aún es significativa, ya que oscila por el centro del disco solar y podría producir eyecciones en dirección a la Tierra.

Esta amplia y nítida vista telescópica revela  galaxias dispersas más allá de las estrellas y de las tenues  nebulosas de polvo de la Vía Láctea que hay en el límite norte de la constelación de altos vuelos  Pegasus


En la parte superior derecha destaca  NGC 7331. A tan sólo 50 millones de años luz de distancia, esta gran espiral es una de las galaxias más brillantes no incluidas en el famoso catálogo del siglo XVIII de  Charles Messier. El grupo de galaxias de aspecto distorsionado que hay en la parte inferior izquierda es bien conocido como  Quinteto de Stephan. A unos 300 millones de años luz de distancia, el Quinteto ilustra espectacularmente una colisión múltiple de galaxias y las  poderosas interacciones que tienen lugar. En el cielo, el  Quinteto y NGC 7331 están separados por medio grado aproximadamente.









Más:
El bombazo solar golpea hoy la Tierra
Se ‘esconde’ la gran mancha solar que ha emitido potentes llamaradas
Evento Carrington Registro de Acontecimientos















No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO