LA ZONA DEL PENSAMIENTO : La Mentira

La sociedad está dividida en tres tipos de personas:

EL VULGO (los que están más abajo)

«Son los más numerosos. Desean riqueza. Buscan el placer. Pero son holgazanes, indolentes, egoístas, torpes… No están dotados de inteligencia individual, sino que al tratarse de una masa están dirigidos desde arriba. No tienen pensamiento propio. Ellos no lo saben, pero no están capacitados para conocer la verdad de las cosas. Tampoco están preparados para ser libres, aunque haya que hacerles creer que lo son.» 

LOS GENTILES (por encima del vulgo, gobernándolos)

«Ocupan la parte superior de la sociedad visible. Aman el honor y su único objetivo es conseguir la gloria. A menudo son los hombres en los que el vulgo ha depositado su confianza. Se creen guardianes de la moral y el orden.» 

LOS SABIOS (su lugar está en la cumbre, a veces se entremezclan con los gentiles, pero su hábitat es un orden superior del que bajan a veces para arreglar las cosas convirtiéndose en hombres con poder ejecutivo)

«Son puros. No saben lo que es temblar porque los filósofos están en la posesión de la verdad absoluta y ostentan la supremacía intelectual que han aprendido gracias a las enseñanzas de otros sabios que los instruyeron en secreto. Son los que deben elegir cuáles son los engaños sobre los que levantarse por encima del vulgo para proteger a sus instrumentados gentiles y a la inconsciente masa.» 

HERRAMIENTA QUE HABÍA QUE USAR PARA SOMETER AL VULGO

«La mentira es el arma de los sabios, porque la verdad es propiedad nuestra y no debe revelarse a quien no está capacitado para conocerla. A la sociedad hay que contarle mentiras que le sean reconfortantes para satisfacer sus necesidades, al tiempo que los sabios deben hacerse con el control de la cueva y manejar las imágenes que se proyectan al exterior»



(Extracto de la página 17 de "El Gobierno Invisible", Bruno Cardeñosa, editorial Espejo de Tinta, edición de 2007). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO