LA ZONA CEREBRO : Los Ineptos

Algo en lo quizás no hayamos reparado nunca, ha sido en ese Colectivo de personas que forman una Legión y nos rodean en cualquier rincón del mundo. Y, que permanece y ha permanecido ajeno  a nuestra vista, aunque inusualmente no hacen ruido, otras veces, no solo lo hacen, sino que además, lo provocan, destruyendo silenciosa o ruidosamente todo lo que toquen.



Este Colectivo, Casta, Gremio, etc, está formado por personas que ocupan cualquier cargo o posición, sea política, pública o privada, al mando de institución, empresa o estamento en el cual hacen o deshacen determinados “destrozos” lícitos o ilícitos con el fin, consciente o inconsciente de derruir y llevar al precipicio ciudades, pueblos, empresas, etc.

Si nos enmarcamos dentro del ámbito político, está más que demostrado que, lo peor que nos podemos encontrar en un sistema político, es un ambiente de corrupción. Si lo que nos encontramos dentro de ese ambiente, es un sistema Dictatorial, la destrucción alcanza el máximo nivel. Si por el contrario, el sistema es Democrático, el ambiente, tarde o temprano, adquirirá los tintes de una República Bananera gobernada por un déspota con traje de Lino.



Es precisamente, en ese ámbito, en el que los “ineptos”, causan más daño. Sin un diagnóstico de capacidad mental concreto, el inepto o la inepta, puede campar a sus anchas en el ambiente político aupado/a por cualquier líder capaz de captarlo para que forme parte de sus filas y destroce o componga el Puzle al antojo del Grupo. No siempre tiene que haber un Plan de derribo. Hay ocasiones, en las que el Plan de derribo está perfectamente orquestado y planificado, para posteriormente, proceder a la reparación de los daños, sean cuales sean.



Daños en la política de Vivienda, Salud, Económica, etc. Los ineptos, ya sin comillas, se venden al mejor postor, porque su confianza en sí mismos suele ser bastante exacerbada. Más aún, si estos están siendo arropados por personas cuyos intereses están depositados en el inepto en cuestión, por razones económicas. Se refiere al inepto Banquero, por ejemplo, el mejor candidato a ser atrapado por la política, porque de él depende el futuro económico del contrincante político “capturador”.

Ni que decir tiene, que los ineptos en cuestión política, abarcan posiciones desde Ayuntamientos, hasta subiendo la escala, las más altas esferas de instituciones y Partidos políticos de todo el Mundo. Y no es necesario especificar, aunque si en este caso, que el factor corrupción, es la parte más delicada a la que el inepto se pueda adherir, porque es en este ámbito, donde el inepto puede padecer más las consecuencias derivadas de sus actos, si no está arropado por una fuerza mayor que lo proteja.

Tanto a nivel masculino como femenino, sería difícil especificar, en que ámbito el inepto o la inepta son más peligrosos para la ciudadanía. Ya que, en el caso femenino, la protección suele ser más habitual, puesto que desgraciadamente, sigue siendo considerado un Género débil. En el caso del masculino, las contemplaciones siguen siendo menos, por considerase el Género fuerte por antonomasia.



Es un error en el que el género humano sigue cayendo atrapado por su afán de querer hacer las cosas bien. La Ley Paritaria, en la que la mitad es femenina, y la otra mitad masculina, quiere hacer creer que en el ámbito político, el consenso es más fructífero, cuando en realidad, no deja de ser una escenificación más de cara a la Galería. 

Sin ir más lejos, es palpable el fracaso en las Leyes de igualdad o de Violencia de Género, por ejemplo, en donde los avances son y han sido pésimos. Quizás el daño colateral más llamativo con respecto a este tipo de Leyes, haya sido el del suicidio de los agresores tras cometer un asesinato enmarcado en la mal denominada Violencia de Género, impulsada, presumiblemente, por el colectivo femenino tras su incorporación al mundo político.

La conclusión es que, no por pertenecer al género femenino, la inepta es menos inepta que el inepto. Debemos igualmente no caer en el tópico para decir que, el inepto es inepto siempre, se trate de hombre o mujer.

El mayor peligro que podría entrañar el que la ineptitud provenga de una fémina, se daría cuando el retrato personal de la misma se caracterice por un acentuado carácter matriarcal. En ese caso, lo que arrolle a su paso, sufrirá el mayor desbarajuste personal entre sus súbditos. Un desbarajuste que, en el peor de los casos, querrá solucionar a toda prisa un macho “Alfa” con grandes dotes para el control político y personal en situaciones extremas.

Desgraciadamente, este tipo de desastres Sociales, se han producido en todos los tiempos. Lo verdaderamente lastimoso, es que, en los tiempos que corren, tengamos que sucumbir a ser gobernados por este tipo de ineptos que organizan el mundo de la política, la empresa, la Iglesia, etc.

En el ámbito político dedicado a la salud, por ejemplo, se contempla el mayor campo de cultivo para la destrucción social, no ya a nivel de vida, sino a nivel de supervivencia. Es en el ámbito de la Medicina, donde el inepto que consiga atrapar con sus garras un Sistema debilitado o corrupto, puede provocar el mayor daño. Ya que, por ser el más vulnerable, pues contempla algo tan elemental como la salud, es el más atractivo.



En definitiva, si lo que nos ocurre es que desconocemos donde y en qué sitio se encuentra el inepto/a, nuestro problema se duplica, por el simple hecho de que desconocemos de donde puede venir el daño y cuales sus consecuencias. Por lo que no contaríamos con armas suficientes como para combatirlo. Algo que el inepto/a ya ha estudiado o le han enseñado previamente a considerar. 

El fruto más amargo que una Sociedad puede recolectar de seres catalogados como tales, es el de la situación actual en muchos países denominados en Crisis. ¿La Crisis de los ineptos?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO