LA ZONA DE PADRES : Carta de un padre de una niña con cáncer

Mi nombre es Fernando, padre de una joven oncológica actualmente en tratamiento, en el hospital «Virgen de la Salud» de Toledo.


Me dirijo a todos los ciudadanos para que escuchen las verdades de un padre que asistió al pleno del día 15 de mayo del 2014, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Toledo, un pleno en el que se denigró, maltrató y despreció a unos padres que en ningún momento, repito, en ningún momento faltaron al respeto, a ningún representante de la ciudadanía, solo los miembros del Grupo Municipal del Partido Popular faltaron a las más elementales leyes de humanidad, dignidad y respeto. Solo una señora del grupo se quedó en su asiento, Ana Isabel Bejarano, a la cual le agradecimos su humanidad, dignidad, y actitud ante nuestras reivindicaciones.

El resto de miembros del PP abandonaron sus asientos, el señor Arturo García-Tizón el primero, al cual le quise entregar el documento que se iba a leer. Y me respondió y cito palabras textuales: «no me importa nada» y solo pude contestarle: «soy padre de una niña oncológica» y volvió a decir «no me interesa». 


La sensación de impotencia que sientes, ante estas palabras realizadas por un representante de los ciudadanos, que ante todo se debe a la ciudadanía, la falta de la más mínima humanidad, comprensión, tacto y respeto no solo a los padres (también faltó a nuestros hijos, que ya tienen bastante con el calvario que pasan), hace que este señor no merezca la calificación de persona, y menos de ser representante del pueblo.

Arturo García Tizón y sus concejales abandonan el Pleno del Ayuntamiento de Toledo cuando va a hablar la madre de una niña con cáncer. Más.


Fachada Ayuntamiento de Toledo

En lo más profundo de mis convicciones humanas, sociales e ideológicas me pregunto ¿en qué estamos fallando cuando personas de esta catadura moral y humana pueden llegar a gobernar a nuestra sociedad? Concienciémonos de todo lo ocurrido, tenemos todavía tiempo para cambiar esta sinrazón que siempre ataca a los más débiles.

Gracias por su tiempo, el que tal vez falte a nuestros hijos.


Más:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO