LA ZONA HISTÓRICA : Los Fusilados de El Madroño

29 cuerpos de fusilados fueron descubiertos en una fosa común de la localidad de El Madroño, Sevilla, víctimas de la represión franquista en Andalucía. Sus huesos, sus dientes, la posición en la que fueron depositados y enterrados, las balas, botas, cinturones y gemelos que rodeaba los restos se estudiarían hasta el mínimo detalle para dar voz a una historia que todavía tiene que ser contada. Y que proseguirá.


El equipo de investigación encargado de los trabajos en esta Fosa, promovido por la Asociación de Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (Amhyja) y el Ayuntamiento de El Madroño (PSOE), estimaba que podría haber hasta 50 cuerpos en total. 

“Ha sido una sorpresa. Sabíamos que ahí estaba la fosa, de hecho había un monumento. Pero al principio no se pensaba que hubiese tantos fusilados. Ahora se han descubierto en la parte sur de la zona cuatro niveles de enterramientos, por lo tanto, hay que seguir trabajando. Ésta es solo la primera fase”, detallaba Rafael López, presidente de la asociación.

Los trabajos de investigación, que comenzaron el 5 de mayo de 2014, han sido financiados con 7.000 euros mediante una subvención de la Dirección General de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía, han estado dirigidos por la arqueóloga Elena Vera que destacaba las malas condiciones en las que se encontraron los restos por la acidez del terreno. 

“Se ha decidido no levantarlos, solo estudiarlos en una primera fase superficial. Nos los hemos encontrado con superposiciones distintas. Algunos con todos los cráneos en la misma dirección y los pies dirigidos hacia la tapia del cementerio de la localidad y otros de forma alterna. Lo que hemos podido observar es que a la mayoría de los cuerpos ni los registraban, los colocaban y ya está”, detallaba Vera.


Placa conmemorativa,  Fosa de El Madroño, Sevilla

El cronista local Juan José López, que acababa de terminar de escribir un libro sobre la represión franquista en El Madroño, contaba con una trabajada documentación de las posibles víctimas encontradas.

“Para mí es emocionante este hallazgo, es muy interesante poder conocer y ver a los cuerpos de esas personas después de tanto investigar y leer en los archivos. Ahora se podrá dar paso a la identificación con sus familiares”, contaba. Según sus investigaciones, en esta localidad de la Sierra Norte de Sevilla, donde según el presidente de la (Amhyja) fue fusilado el 10% de su población, hay cerca de 22 descendientes que han registrado en el Ayuntamiento una solicitud para poder identificar a sus familiares.

“Una vez que comiencen a estudiarse los restos podré comprobar si mi documentación coincide con lo que se ha hallado. Hasta el momento, me consta que debe haber enterrada una joven de 19 años y un abuelo de 69. Probablemente también haya una importante cantidad de mineros que trabajaban en esta zona”, ilustraba el cronista.




Los cuerpos serían sometidos a un arduo proceso de investigación y estudio que duraría cerca de dos años hasta que los vecinos puedan identificar a sus ascendentes. 

“Una vez encontrados los restos tenemos que tener el informe de las evidencias de los arqueólogos y, posteriormente, presentar una denuncia con el hallazgo. Aunque normalmente el juez sobresee el caso. Posteriormente, con ese auto solicitamos la exhumación a la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta, declaraba Rafael López.



Después empezaría el proceso para la toma de ADN y las pruebas cruzadas con los familiares que lo deseasesn. Y por último se procedería a su enterramiento. “En el caso de los fusilados encontrados en Cazalla de la Sierra en 2010 fueron enterrados juntos en un mausoleo. En este caso, haremos probablemente lo mismo”, concluía Rafael.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO