LA ZONA PÚBLICA : Palabra de Feijóo

El presidente de la Xunta de Galicia Alberto Núñez Feijóo, volvió a sacar de su argumentario particular la teoría de una transición inconclusa en Andalucía.  cree que "la Transición española se completará cuando en Andalucía gobierne un partido distinto al que ha gobernado siempre", en referencia al PSOE

Feijóo con el contrabandista Marcial Dorado Baúlde, a bordo de la embarcación de este, en la ría de Vigo en el verano de 1995.

El político gallego es constante en sus opiniones. Feijóo creía lo mismo en 2009, cuando el 20 de diciembre de aquel año dijo: "la Transición democrática estará completa cuando haya un cambio de régimen y gobierne el PP andaluz".

En estos últimos cuatro años ha dado tiempo a que se celebren unas elecciones autonómicas en la comunidad más poblada de España y a que el PP las ganase, pero sin la mayoría absoluta que le hubiese permitido gobernar. Pero la principal diferencia entre hoy y aquel día de diciembre de 2009 es a quien quería jalear Feijóo con sus palabras. 

En 2009, la solución para completar la Transición era Javier Arenas, líder entonces del PP andaluz y al que el popular gallego veía como el próximo presidente de la Junta. 

Feijóo esta "convencido" de que el próximo presidente andaluz será Juan Manuel Moreno Bonilla, elegido candidato del PP de Andalucía. El presidente de la Xunta de Galicia fue el primer barón de los populares que apoyaba en un acto público a Moreno.


Juan Manuel Moreno y Alberto Núñez Feijóo, en la presentación en Sevilla. CARLOS MÁRQUEZ

Feijóo, que participó en un encuentro con miembros de Nuevas Generaciones en Sevilla, no esquivaba en su intervención la insuficiente victoria de sus compañeros andaluces en las elecciones de marzo de 2012. Restaba legitimidad al Gobierno de PSOE e IU. "Lo lógico es que el partido que pierde esté en la oposición", dijo en referencia a los resultados de los socialistas. Aseguraba también que él nunca gobernará sin ser el que más papeletas logre en unos comicios y que está seguro de que Moreno es de la misma opinión.

El presidente gallego insistía en la necesidad de que se produzca un cambio político en Andalucía. "No se puede ver siempre la misma película (...) es aburridísimo". En su opinión, el PSOE debería darse cuenta de que por "higiene democrática" hace falta un cambio. Moreno también hablaba de la necesidad de un cambio después de 30 años de poder socialista. E instaba a los jóvenes a que se "rebelen" ante la elevada tasa de desempleo juvenil de la comunidad.

Las críticas de Feijóo —al que Moreno toma como un referente, no se centraban solo en los resultados electorales. También cargaba contra la gestión realizada por el Gobierno andaluz. 

"La Junta ha sido intervenida por Hacienda por valor de 4.000 millones de euros", dijo sobre las ayudas recibidas desde el Estado ante la falta de liquidez. El presidente gallego recordaba que su Ejecutivo no había tenido que recurrir a esos instrumentos. "No hemos pedido un euro (...) Eso es autogobierno". También comparaba datos de educación, sanidad y desempleo en los que su comunidad salía mucho mejor parada que Andalucía.



Sus declaraciones desencadenaban un cruce de reproches y comunicados entre socialistas y populares. Como ocurría en otras ocasiones, a las palabras del presidente gallego el PSOE respondía por elevación, interpretando sus críticas como una crítica a Andalucía. "Jamás iré a Galicia a insultar a la democracia ni a la voluntad del pueblo gallego manifestada libremente en las urnas", afirmaba Susana Díaz, presidenta de la Junta, a través de su cuenta de Twitter.


El PSOE regional lamentaba también que los populares permitan y promuevan "el desembarco de dirigentes de su partido solo para insultar a Andalucía y continuar su estrategia indigna de acoso y revancha contra nuestra comunidad". 

Y el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, pedía a Moreno que "marque distancias" con el jefe del Ejecutivo gallego y rectifique sus palabras. No hubo rectificación. Los populares andaluces enviaban otro comunicado en el que pedían a los socialistas que respetaran otras opiniones: "Andalucía es mucho más que el PSOE y los andaluces tienen derecho a escuchar otras voces que no sean las de la presidenta de la Junta".

De la boca de Feijóo no solo salieron críticas hacia la Junta y los socialistas, también ánimos hacia Moreno. El presidente gallego comparaba el momento que vive el PP andaluz con el que vivió su partido tras la salida de Manuel Fraga. "No era fácil sustituir a Fraga", reconocía, pero Feijóo se enorgullecía de haber ganado las elecciones en su comunidad tras esa transición. 



En su opinión, los populares de Andalucía están en un momento importante y el congreso celebrado en Sevilla, sería "el del cambio generacional". Para acentuar esta idea, el presidente gallego utilizaba en varias ocasiones el término "joven" para referirse a Moreno, a pesar de que tiene 43 años.

Más:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO