LA ZONA HISTÓRICA : El gobernador nubio de Egipto

La misión arqueológica que encabeza en Egipto el profesor Alejandro Jiménez, de la Universidad de Jaén (UJA), encontraba los restos más antiguos de un gobernador del Reino Medio del país africano, así como de algunos miembros de su familia. Concretamente, se trata de Heqaib III, enterrado en el complejo funerario más grande de la necrópolis de Qubbet el-Hawa, situada en Asuán, una ciudad a orillas del Nilo que en los últimos tiempos se había convertido en un centro turístico por su pasado y su presente, ligado a la presa que lleva su nombre.

Sarcófago con la momia del gobernador Heqaib III. / © PROYECTO QUBBET EL-HAWA / UNIVERSIDAD DE JAÉN

La Misión española excava desde 2008 diversas tumbas fechadas en la XII Dinastía, del 1810 al 1775 a.C. aproximadamente, en colaboración con el Ministerio de Antigüedades egipcio. Y estudia y documenta la momia de Heqaib III, cuya cámara funeraria fue saqueada poco tiempo después de ser enterrado. Su momia, sin embargo, estaba intacta, y con ella se encontraba una "magnífica" máscara y un sudario.

También se hallaron las tumbas de otros miembros de su familia, como el de una mujer llamada Gaut-Anuket, enterrada con un reposa-cabezas de excelente factura y el hermanastro de Heqaib, conocido como Sarenput, inhumado junto con uno de los primeros ejemplares de shabti (estatuas que se depositaban en la tumba), que tenía incluso su propio sarcófago antropomorfo.



Heqaib III

Uno de los descubrimientos más importantes fue la apertura de una cámara intacta que contenía un ataúd de madera en buen estado de conservación. En su interior se encontraba un individuo anónimo de origen nubio; entre sus vendas, una daga de la misma procedencia.


Alejandro Jiménez

De hecho, incluso el esqueleto de Sarenput, el hermanastro del gobernador, tenía caracteres morfológicos nubios. Esto lleva a los investigadores a una conclusión inesperada: la familia de gobernadores de Elefantina de la XII Dinastía, enterrados en Qubbet el-Hawa, tienen diferentes orígenes étnicos como nubios y egipcios. Este hallazgo refleja la diversidad étnica en la composición de la población en la provincia más al Sur de Egipto y abre nuevos caminos para el estudio de las relaciones internacionales entre Egipto y el Reino de Kush.

Durante esta campaña, que se prolongaría hasta el 22 de marzo de 2014, los trabajos arqueológicos se centraban en el pozo principal de la tumba número 33 con el objetivo de encontrar la cámara funeraria del segundo gobernador (Ameny-Seneb) y de su familia.




De forma inesperada, la misión española descubría una cámara intacta con dos enterramientos de Baja Época (650-525 a.C.). Durante este periodo, la citada tumba fue reocupada por miembros de la administración local. El estudio de estas inhumaciones facilitaría información acerca de la población local en este periodo tan poco estudiado.

Qubbet el-Hawa es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Egipto, ya que cuenta con la mayor colección de inscripciones biográficas talladas o esculpidas en las tumbas en una necrópolis no real. 


Todo el equipo de investigadores del proyecto Qubbet el-Hawa en la campaña 2014. Foto Facebook

Hasta ahora, las tumbas más importantes datan del final de la VI Dinastía y hasta el final de la XII Dinastía (del 2250 al 1775 a.C.), aunque hay otros ejemplos del Reino Nuevo (entre el 1550 al 1100 a.C.). Destaca la iglesia del complejo monástico medieval, cuyos muros están decorados con frescos y grafitis.


TEXTO El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO