LA ZONA PÚBLICA : Las "Putadas" de la Justicia

Gloria Poyatos Matas, de 33 años, ejerce como abogada y profesora en la universidad de Gerona, así como magistrada del Juzgado de Lo Social de Arrecife, en Lanzarote.

Es, además, experta en legislación sobre prostitución, especialidad que sin duda aprovechó para su peculiar experimento. La abogada demostró que, haciéndose pasar por prostituta, era posible darse de alta como autónoma y cotizar en la Seguridad Social ejerciendo dicha profesión.



Por eso mismo, Poyatos fue la encargada de abrir el congreso sobre la materia que se celebraba en el hotel Los Habaneros de Cartagena, donde relató su experimento y cómo lo llevó a cabo. Dicha experiencia, tal y como informaba La opinión de Murcía, es la que ha plasmado en un libro.

"Comencé los trámites pretendiendo que se me negara la legalización para poder luego impugnar como abogado, mi sorpresa fue cuando me dieron de alta como profesional del sexo", dijo la abogada.

Al carecer de clientes que ejercieran la profesión, Gloria decidió lanzarse y fingir que se dedicaba a este oficio. Acudió a la delegación de Hacienda para pedir el alta en el Impuesto de Actividad Económica. "Tuve que decirle dos veces a la funcionaria cuál era mi supuesta profesión, porque, el principio, se quedó descolocada.

"Luego -continúa Gloria-, buscó a su superior, quien me dijo en qué casilla del listado de actividades económica se debía inscribirme para darme de alta como trabajadora sexual". Así las cosas, la falsa prostituta se dirigió a la Tesorería de la Seguridad Social para inscribirse.

"Lo que hice demuestra que el proceso para legalizar la prostitución existe. Las prostitutas tienen que declararse autónomas para que el dinero que mueve esta profesión deje de formar parte de la economía sumergida. La prostitución mueve más millones de euros que el negocio de la droga, unos 50 al día, únicamente es superado por el tráfico de armas", aseguró a La Opinión de Murcia la abogada.



La magistrada Gloria Poyatos Matas ha sido la elegida para reemplazar a Aurora García como jueza decana de Lanzarote. Tras la marcha de García, que se trasladó a Sevilla, la junta de jueces de la isla eligió a Poyatos para ocupar ese cargo.

La joven magistrada ejerce en Lanzarote desde 2010, cuando llegó a la isla y se puso al frente del Juzgado de lo Social Número 1 de Arrecife. Lanzarote fue su primer destino judicial, ya que hasta entonces había desarrollado su actividad como abogada, centrada fundamentalmente en temas laborales.

Fue en ese periodo, concretamente en el año 2009, cuando realizó un “experimento” dentro de la tesis universitaria que estaba preparando en la Universidad de Girona, y que le ha hecho ocupar páginas en medios de comunicación de todo el país. 



Gloria Poyatos Matas se convierte ahora en la cuarta decana judicial que ha tenido la isla en tres años. Hasta 2010, el cargo era ocupado por el magistrado Jerónimo Alonso, pero en abril de ese año fue reemplazado por la juez Beatriz Rico Maroto. Sin embargo, la juez sólo ejerció como decana unos meses, ya que a principios de 2011 dejó la isla y se trasladó a un nuevo destino en Segovia.

Su sucesora fue Aurora García, que también abandonó el cargo por el mismo motivo, al concedérsele el traslado que solicitó a Sevilla. En ese momento, García estaba al frente del Juzgado de Instrucción Número 4, que entre otras causas instruía el caso Montecarlo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO