LA ZONA PÚBLICA : Folclore empresarial Chabolista español.

Casi un millar de inmigrantes conviven en asentamientos chabolistas repartidos por toda la provincia onubense, un número que ascendía en el mes de enero de 2014 en más de 200 personas y, que se incrementa en los meses siguientes al intensificarse la campaña de recogida de la fresa, periodo en el que en 2013 el número de inmigrantes rozó una cota mucho más alta que en el año anterior, con más de 2.000 personas aproximadamente en el mes de marzo, superando las cifras barajadas en las últimas cuatro campañas. 


Según los datos recogidos a pie de campo por voluntarios de Cáritas y a los que tuvo acceso Europa Press, las localidades donde se encontraban estos asentamientos eran Palos de la Frontera, Moguer, Mazagón, Bonares, Lepe, Lucena del Puerto y Almonte, y la mayor parte de las personas que residían en estos núcleos chabolistas eran de origen africano

Así, durante la primavera -concretamente, a partir de febrero hasta el mes de mayo-, los asentamientos se ven más poblados, tal y como ocurrió en 2013. En febrero de ese año, Cáritas contabilizó alrededor de 1.130 inmigrantes, 2.100 en marzo, 1.196 en abril y 1.500 en mayo, unas cifras superiores a las registradas en 2012, cuando en el mes de abril se alcanzó la cota más alta con casi 1.200 inmigrantes. 


Normalmente, desde septiembre a diciembre el número de inmigrantes suele ser homogéneo, según se desprende de los datos consultados, con una media de 700 personas, cifra que se alcanza tras descender esta población cuando culmina la campaña. Sin embargo, este número comienza a ascender a partir del mes de enero y alcanza su cota más alta durante los meses de marzo, abril y mayo, coincidiendo con la campaña de recolección de la fresa. 



Cáritas contempla esta situación y colabora con estas personas, prestándoles ayuda y asesoramiento, pero lamentan que "llueva sobre mojado" cuando ocurren incidentes como el incendio que tuvo lugar a finales de enero de 2014 en un asentamiento en Lepe, que "ha vuelto a poner sobre la mesa la gravísima y cronificada realidad de este colectivo". 

A pesar de la respuesta "rápida y generosa" de las entidades sociales, las administraciones y la sociedad civil "no pueden esconder que se trata de un problema prolongado en el tiempo, al que nos hemos ido acostumbrando, y que nos deja en evidencia como sociedad", lamentan. 


Cáritas considera que estos asentamientos chabolistas, expuestos esporádicamente a incendios como el ocurrido en Lepe, pero expuestos permanentemente a las inclemencias del tiempo, a la falta de saneamientos y suministros básicos, "son una herida social abierta en la provincia desde hace ya una década", aseguraban, demostrándose, "una y otra vez, una obstinada incapacidad para resolverlo"

"Son los derechos humanos los que están en juego, es de nuestra capacidad de acogida y de integración de lo que hablamos, es la utilización oportunista de mano de obra como una simple herramienta de la que se prescinde cuando ya no interesa", enfatizaban desde la asociación. 


De igual modo, lamentaban que, de cara a la inminente llegada de cientos de personas a las campañas agrícolas, "no se ponga en marcha ningún tipo de dispositivo de atención a estos temporeros, desde puntos de información hasta albergues temporales". Por ello, insistían en la necesidad de encontrar caminos y medidas a medio y largo plazo que "transciendan la ayuda de emergencia y acaben de una vez con esta realidad de asentamientos". 

ASENTAMIENTO EN LEPE, UBICADO TRAS EL CEMENTERIO MUNICIPAL. JORDI LANDERO

Así, desde Cáritas vuelven a mostrar su disposición a colaborar con las administraciones competentes en la puesta en marcha de planes integrales y de estrategias, a medio y largo plazo, "con el objetivo de evitar que ninguna persona se veo obligada a vivir en estos asentamientos chabolistas ni un solo día más".


TEXTO Huelva Información



La doble moral se refleja en Campañas o mensajes dirigidos a la ciudadanía en los que, tanto estas, como los dirigentes políticos que las promueven o apoyan, pueden estar contribuyendo conscientes o inconscientemente a crear un clima que no solo pueda desorientar a la opinión pública, sino al de crear falsas expectativas. 


Las paradójicas situaciones en las que se ve inmerso el empleo en provincias como Huelva, hacen replantearse, tanto la política de inmigración, como las de empleo. El desconocimiento, por parte de los ciudadanos, a cerca de ciertas cuestiones relacionadas con este tipo de políticas, a nivel europeo, hacen propicio el que otro tipo de políticas relacionadas con el empleo, vengan a allanar el terreno a las que, en un futuro, tendrán su caldo de cultivo en una posible mano de obra barata. 


El 9 de septiembre de 2015, la Diputación provincial de Huelva difundía una Declaración Institucional relativa a la "crisis migratoria y la situación de los refugiados que llegan a Europa", a raíz de una Moción presentada por el Grupo Socialista encabezado por el presidente de dicha Diputación, Ignacio Caraballo (PSOE). La misma, era suscrita por todos los Grupos políticos en la que se acordaban varios puntos. En la imagen adjunta, figuran los más destacados por tratarse de los puntos más controvertidos, dado el "sospechoso" interés que este organismo, en concreto, denota por Programas y Proyectos siempre ligados a cifras, acompañados de los consiguientes requerimientos en aumentos en presupuesto,  en una provincia donde se destruye empleo.  Aun a pesar de que el discrepar de asuntos de este calado sea bastante censurado por ciertos sectores políticos, cabe señalar que, este tipo de iniciativas, son expuestas con el previo conocimiento de que los Grupos opositores no mostrarán posturas de desacuerdo quizás, por cuestiones de conciencia "electoralista", evitando así que estos, sean cuestionados política y personalmente, aun a pesar de ser conscientes de que, en otros ambitos existen medidas precarias o casi nulas en dicha provincia en lo relativo a exclusión social, empleo, etc, del todo insuficientes y siempre "achacables" al Gobierno central, único y exclusivo argumento político por el que se caracteriza la presidencia del ente. 











 






Más:
Lepe rechaza empadronar a los inmigrantes que viven en chabolas
La "mano" clandestina
La Guardia Civil imputa a una banda que vendía supuestas altas de la seguridad social a inmigrantes
700 pasarán la Ola de frío prevista en Lepe en asentamientos de cartón y plástico.
Un incendio arrasa un asentamiento de temporeros en Palos
Un incendio acaba con 35 chabolas del polígono San Jorge
Cáritas cree que el incendio en Palos pone de relieve "las precarias condiciones" de muchas personas en el campo
La Junta dice que recordó a ayuntamientos que eran los competentes sobre asentamientos
Tercer incendio en un asentamiento de inmigrantes en menos de un mes
Un incendio asola un asentamiento de inmigrantes en Lepe
El incendio obliga a los inmigrantes a buscar pisos para compartir
Una sentencia obliga al propietario a desmantelar 118 hectáreas de Arándanos y a plantar unos 44.000 pies de eucaliptos en Bonares, Huelva.
El Gobierno de España impulsa la compra de una finca en Huelva donde podrían perderse 50.000 jornales al año y unos 30 puestos de trabajo fijos.
Estafa a la inmigración ecuatoriana en España
Detenido en Tailandia el español que estafó a 5.000 inmigrantes
Mónica González (Podemos), víctima del 'caso Eurowork'
Nace la Mesa de Apoyo a Refugiados en Huelva







 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO