LA ZONA PÚBLICA : El impacto en el Mare Nubium que captó MIDAS

Un impacto quedó registrado el 11 de septiembre de 2013 cuando una roca, con un peso similar al de un coche pequeño, chocó contra la Luna y produjo un destello tan brillante que pudo observarse a simple vista. Es la mayor colisión detectada hasta la fecha en la Luna. El destello que produjo el impacto, de unos ocho segundos, es el más longevo e intenso observado nunca. El hallazgo fue posible gracias a dos telescopios del Proyecto MIDAS (acrónimo en inglés de Sistema de Detección y Análisis de Impactos en la Luna), desarrollado por José María Madiedo conjuntamente con José Luís Ortiz.



El análisis llevado a cabo por Madiedo y Ortiz calcula que el nuevo cráter podría medir unos cuarenta metros de diámetro, y que la roca que produjo el impacto presentaba una masa de unos cuatrocientos kilos y un diámetro comprendido entre 0,6 y 1,4 metros. La colisión tuvo lugar a unos sesenta y un mil kilómetros por hora en la zona conocida como Mare Nubium (Mar de las Nubes), una antigua cuenca de lava solidificada con una extensión similar a la de la Península Ibérica.

La energía implicada en el impacto fue enorme: equivalente a la detonación de unas quince toneladas de TNT. Es, por tanto, al menos tres veces más potente que el mayor impacto detectado hasta la fecha en la Luna por la NASA y que fue grabado por la agencia espacial estadounidense el 17 de marzo de 2013.

Los resultados que se obtienen del análisis de estos destellos de impactos en la Luna permiten conocer la frecuencia con la que estas rocas colisionan con la Tierra. Una de las conclusiones de esta investigación apunta a que la frecuencia con la que se producen los impactos contra nuestro planeta de rocas de un tamaño similar a la que impactó en la Luna el 11 de septiembre es casi diez veces más alta de lo que hasta ahora pensaba la comunidad científica.



Estos impactos los producen rocas que giran alrededor del Sol, que técnicamente se denominan “meteoroides” y que provienen fundamentalmente de cometas y asteroides. La Tierra posee una atmósfera protectora que evita que la mayoría de los meteoroides que impactan contra ella alcancen el suelo, pero la Luna carece de ese escudo y hasta las rocas más pequeñas pueden chocar contra su superficie y producir un cráter.


Los profesores José Luis Ortiz y José María Madiedo. D. H.

Como este tipo de impactos tiene lugar a velocidades de decenas de miles de kilómetros por hora, las rocas se funden y vaporizan instantáneamente en el punto de impacto. Se produce así una brusca elevación de la temperatura, que da lugar un destello que se observa con telescopios en tierra y que presenta una duración media de una fracción de segundo -muy por debajo de los ocho segundos que tardó en extinguirse el brillo del impacto del 11 de septiembre-.






Más:
En busca de Faetón
Noticias Mensuales de la Royal Astronomical Society .
El Asteroide perdido de la NASA
El Dr. Madiedo acercará los meteoritos a la X edición de Astromartos
Investigadores de la UHU detectan un inusual 'bólido rozador' en Nochebuena
Asteroide 2004 BL86 pasará cerca de la Tierra el 26 de enero
Cuatro bolas de fuego creadas por fragmentos de un cometa sobrevuelan la Península.
Una espectacular bola de fuego cruza España y cae en Almería
Meteoroides.net. Facebook.
Otra bola de fuego procedente de un asteroide sobrevuela Toledo, la segunda en dos meses
Proyecto Científico de Perforación del Cráter de Chicxulub
Una bola de fuego, visible desde toda Málaga, recorre el cielo a 26 Km/segundo
Una bola de fuego ilumina el cielo del sur de España y lo capta el observatorio granadino de La Sagra












No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO