LA ZONA INSÓLITA : Las sentencias Zoófilas

En Kenia, tener sexo con animales no sólo provoca el escarnio público, sino que está penado con la cárcel. Este fue el caso de Katana Kitsao Gona, condenado a diez años de prisión por abusar de una cabra.



Semanas antes, Gona se encontraba pastoreando, pero un vecino de la ciudad keniana de Malindi le sorprendió desnudo y teniendo sexo con una cabra en mitad del campo. 

Este vecino fue quien alertó a más vecinos para que confirmaran los hechos. Tras lo que acudieron a la Policía para denunciarlos. Varios agentes se presentaron en el domicilio de Gona para arrestarle por “abuso de animales”.

Días después se celebró el juicio, en el que el animal también estuvo presente. 

Tras las pruebas presentadas, que incluían declaraciones de varios testigos y un informe del veterinario que confirmaba que la cabra había sufrido una penetración, el juez decidió enviar a la cárcel durante los próximos diez años a Gona, que pidió clemencia porque él era el sustento económico de su discapacitada esposa.


El magistrado desoyó el desesperado recurso a la lástima del pastor.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO