ESPAÑA ME MATA : Demasiada Sangre para el SAS

Los centros de salud del Distrito Sanitario Huelva-Costa han recibido un documento en el que se les informa de que desde el lunes 3 de enero de 2014, hay unas nuevas normas que rigen la solicitud de pruebas analíticas. 



El documento, Perfiles para pruebas analíticas de Atención Primaria, argumenta que el objetivo es reordenar los perfiles analíticos, "que no implica una restricción de acceso a las pruebas de laboratorio". 

El perfil supone tener protocolizada la analítica que debe realizarse a pacientes con una determinada patología. Esos son los casos de las personas diabéticas, hipertensas, mujeres con menopausia y así hasta un número total de 39 perfiles que, desde el lunes 2, se han quedado en 7. 

El documento incide en su gran número y que la existencia de éstos ocasiona "un exceso de pruebas pedidas por petición", encontrándose además el hecho de que se percibe una "escasa relación entre los perfiles solicitados y el diagnóstico del paciente". 



El nuevo manual, no obstante, subraya que "con la propuesta de perfiles y la inclusión de algunas pruebas concretas de forma individualizada, en función de la situación del paciente, se cubren los perfiles disponibles anteriormente". 

La recepción de la nueva normativa ha causado estupor en los medios profesionales de Atención Primaria ya que este documento insiste en el hecho de que es fruto del consenso con estos profesionales, lo que es negado. 



Aunque hace un par de años se puso en marcha un grupo de trabajo para elaborar un nuevo reglamento, éste no se ha tomado en cuenta sino que el documento es fruto de una decisión unilateral entre la directora del distrito y el nuevo jefe de Laboratorio del Complejo Hospitalario de Huelva, centro encargado de la realización de las analíticas que le vienen de los centros de salud. 

Tal es el malestar que ha provocado la entrada en vigor de la nueva normativa, que los directores esperan recibir explicaciones en una próxima reunión con el distrito. 

Desde el colectivo de médicos de Atención Primaria, que trabajó en el diseño de un nuevo sistema y en el que estaban representados todos los centros de salud de la ciudad, se apunta a que la decisión adoptada atiende a una medida más de contención del gasto y se lamenta que nadie se haya dignado a evaluar otras opciones, como analizar si los perfiles se están utilizando correctamente, o si se debían efectuar medidas correctoras. 

Otra medida que no se ha llevado a cabo es que se podría haber facilitado la visualización de las analíticas de consultas externas y hospitalización por Primaria, lo que sin duda conllevaría menos repetición de pruebas. 



La exclusión de los perfiles obliga a los profesionales a llevar a cabo un tedioso procedimiento burocrático que puede contribuir a ralentizar o disminuir el número de analíticas que surjan desde los centros de salud pues, a partir de ahora el médico o enfermero deberá ir seleccionado cada analítica atendiendo a la estimación de diagnóstico. 

El SAS se dirigió, a los centros de salud del Distrito de Sevilla, conminándoles a restringir las radiografías a los pacientes críticos. El revuelo originado por la trascendencia pública de esta orden provocó que la Administración diera marcha atrás un día después.


Esta noticia recogida en marzo de 2017 nos puede servir de modelo ilustrativo de lo que en esta zona de España, (Condado de Huelva), es la tónica de la “desatención” Primaria en Centros Ambulatorios.
Lo descrito en la misma, supone una situación casi generalizada con las mismas características en dichos Centros. Curiosamente, llama la atención la referencia al personal administrativo, cuyo “modus operandi” se extrapola al de muchos centros próximos, según testimonios de los usuarios.
Este detalle, no queda más remedio que supeditarlo a un supuesto consenso entre la Gerencia y estos administrativos que, mediante una consigna, adopten este tipo de atención con fines disuasorios que alejen en la medida de lo posible, al usuario, de un servicio público como es la sanidad. 


Más:
S.O.S. SAS
Médicos y enfermos dudan de la efectividad del 'medicamentazo'.
La Junta reparte otros 2,2 millones más para ayuda internacional mientras aplica su 'recortazo'.
Simeg denuncia fuertes recortes en la convocatoria de las plazas para el MIR 2012-2013




No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO