LA ZONA ECOLÓGICA : El último diagnóstico de la Tierra


Un informe internacional disponible públicamente sobre el estado del cambio climático global en 2012, fue confeccionado por 384 científicos de 52 naciones, coordinados en parte por expertos de la NOAA (Administración Nacional estadounidense Oceánica y Atmosférica) y presentado oficialmente a través de la Sociedad Meteorológica Estadounidense (AMS).



Entre las conclusiones del informe, destaca la de que el 2012 estuvo entre los 10 años más cálidos de los que se tenga conocimiento científico suficientemente documentado. El informe proporciona una actualización detallada de los indicadores del clima a escala global, los fenómenos meteorológicos más importantes, y otros datos recopilados por estaciones de vigilancia medioambiental y satélites.

Muchos de los fenómenos llamativos que caracterizaron a 2012 encajan con lo que cabe esperar de los efectos vinculados al calentamiento global como consecuencia o causa de éste. Los niveles de concentración de carbono atmosférico están aumentando, el nivel del mar sube, el hielo marino ártico se está fundiendo más allá de los valores máximos asociados a las estaciones del año, y en general, el planeta está volviéndose un lugar más caluroso.

Las condiciones en el Ártico fueron un tema que acaparó numerosos titulares de prensa en el 2012, pues la región experimentó cambios sin precedentes y se batieron varios récords. 




Los hielos árticos se encogieron hasta alcanzar el mínimo veraniego más pequeño desde que hace 34 años se iniciaron las mediciones sistemáticas y con suficiente precisión mediante satélites. Además, más del 97 por ciento de la superficie de la capa de hielo de Groenlandia mostró síntomas de estarse fundiendo de una forma u otra durante el verano, alcanzando niveles de fusión cuatro veces mayores que el promedio registrado en el período 1981-2010.

Por naciones, el 2012 obtuvo el récord de año más cálido en Estados Unidos y en Argentina, desde que las mediciones científicas de esta clase comenzaron a hacerse sistemáticamente.

En 2012, el calor almacenado desde la superficie marítima hasta 700 metros de profundidad se conservó con un valor cercano a los más altos alcanzados en años previos. De 2011 a 2012, se detectaron aumentos sustanciales de calor entre los 700 metros y los 2 kilómetros de profundidad, e incluso a cotas más hondas.



Tras experimentar descensos del nivel global del mar en la primera mitad de 2011 debido a los efectos del fenómeno meteorológico conocido como La Niña (que es la fase opuesta a la de El Niño dentro de un ciclo conocido como El Niño - Oscilación del Sur (ENOS, o ENSO por sus siglas en inglés)), los niveles del mar volvieron a subir, hasta alcanzar incluso valores récord en 2012. De manera general, a escala global, el mar ha estado ascendiendo a un ritmo promedio de 3,2 ± 0,4 milímetros por año durante las últimas dos décadas.

Siguiendo la tendencia que empezó en 2004, el agua de los océanos resultó más salada que el valor promedio en áreas de elevada evaporación, incluyendo la zona central tropical del Pacífico Norte, y fue más dulce que el valor promedio en áreas de elevada precipitación, incluyendo buena parte de la región norte y central del Océano Indico, lo que sugiere que la precipitación está aumentando en áreas que ya de por sí eran lluviosas, mientras que la evaporación se está intensificando en los lugares que ya eran más secos.




Las concentraciones de los principales gases de efecto invernadero, entre ellos el dióxido de carbono, el metano, y el óxido nitroso, continuaron aumentando durante 2012. Las concentraciones atmosféricas de CO2 se incrementaron en 2,1 ppm (partes por millón) en 2012, alcanzando un promedio anual de 392,6 ppm a escala global. Durante la primavera de 2012, por vez primera, la concentración atmosférica de CO2 excedió las 400 ppm en varios puestos de observación.







Más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO