LA ZONA PÚBLICA : La Leña de la Playa

La historia tiene tintes rocambolescos, casi de gestión caciquil, de otra época más oscura. Según pudo saber un medio de comunicación de Huelva, la Guardia Civil investiga a un edil del Ayuntamiento de Almonte por un presunto delito de malversación de caudales públicos. 


La razón de estas pesquisas hay que encontrarla en el desmantelamiento de una Pérgola del Paseo Marítimo de Matalascañas,  y la presunta orden que ofreció uno de los miembros del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Almonte concejal de Playas del municipioJosé Carlos Curtoa varios trabajadores del consistorio para que extrajeran la madera de la Pérgola, la seccionaran en pequeños trozos de unos 40 centímetros cada uno y la llevaran hasta un domicilio particular (también con maquinaria perteneciente al consistorio)  con el objeto de ser utilizado como leña para chimenea y calentar un hogar.

Este medio pudo confirmar que existía una denuncia interpuesta por estos hechos y que la Guardia Civil había iniciado un procedimiento indagatorio para dirimir responsabilidades. 




Tanto el desmantelamiento del mobiliario público como la utilización de empleados y de materiales también pertenecientes al municipio de Almonte, con fines exclusivamente privados, pueden suponer que se incurra en un delito de malversación de caudales públicos. La Guardia Civil ya tiene localizados a seis trabajadores municipales que participaron en los hechos y faltaría dirimir quién les dio la orden, y quién fue el presunto beneficiario de estas Pérgolas reconvertidas en combustible casero.

José Carlos Curto del Arco

La Benemérita llamó a declarar al menos a tres de los trabajadores implicados, responsables habituales del mantenimiento del paseo de Matalascañas, y dos de ellos habrían confirmado los hechos y habrían puesto a las fuerzas del orden sobre la pista del concejal implicado. 

Posteriormente se han llevado a cabo nuevas pesquisas por parte de los agentes a raíz de la denuncia interpuesta a finales del pasado mes de marzo.

Este no es el primer problema de calado que tiene que resolver el equipo de gobierno almonteño, que ya desde sus inicios fue polémico al llegar a la alcaldía por medio de un acuerdo de investidura con Izquierda Unida dejando al margen al partido más votado en el municipio, el PSOE.

Además de esto, hace un año, el Partido Popular perdió a uno de sus concejales, al que el alcalde cesó en todas sus competencias cuando era primer teniente de alcalde, Alberto Mondaca, que se negó a entregar su acta como edil y se ha convertido en concejal no adscrito, además de manifestar su intención de mantener su escaño de concejal durante toda la legislatura hasta que se agote.


Los trozos de la Pérgola desmontados en la puerta de la casa de los padres de José Carlos Curto, responsable de Empleo y de Matalascañas. En las imágenes se muestra la entrega, por parte de los trabajadores del ayuntamiento, de la leña. La mujer que recoge los trozos es, presuntamente, la madre del concejal.

El propio Mondaca ya interpuso una denuncia contra el Ayuntamiento ante la Guardia Civil tras abandonar la disciplina de voto del Partido Popular y ser cesado de sus funciones por no poder acceder a su despacho, al que según el denunciante se le había cambiado la cerradura. Mondaca aseguró entonces que en su ordenador personal tenía documentos tantos públicos como privados.

Más:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO