LA ZONA PÚRPURA : Los desvíos pederastas del Padre Rigo


El Tribunal Eclesiástico de Mallorca declaró culpable de abusos sexuales a menores al párroco de Can Picafort (Mallorca), Pere Barceló Rigo, por lo que se le impuso la máxima penal canónica, que es la expulsión del estado clerical. 

Pere Barceló Rigo

En un comunicado, el Obispado de Mallorca informó de la decisión de la Iglesia de declarar culpable a Pere Barceló Rigo "de la comisión de delitos contra el sexto mandamiento del Decálogo con menores". Con todo, el Tribunal Eclesiástico considera "gravísimos los delitos", por lo que "le impone la pena máxima de la expulsión del estado clerical, prohibiendo totalmente el ejercicio de su ministerio sacerdotal". 

Los actos del proceso serán enviados a Roma para la ratificación de la sentencia emitida en Primera Instancia. A partir de ahora, el sacerdote puede acogerse al derecho de apelar la sentencia en el Vaticano, en el Supremo Tribunal de la Congregación para la Doctrina de la Fe. El Obispado de Mallorca señaló que el Tribunal Eclesiástico se ha atenido al ordenamiento jurídico vigente de la Iglesia de Mallorca, tras el proceso penal oportuno. 


Cabe recordar que una joven denunció que fue violada en diversas ocasiones por el párroco de Can Picafort cuando tenía diez años. Además, en 1998 hubo otra denuncia contra el párroco si bien fue archivada por falta de pruebas. El Obispado de Mallorca suspendió cautelarmente desde marzo de 2011 después de que conociera el caso de otra mujer de Cala Ratjada que denunció haber sido abusada sexualmente por el sacerdote cuando era párroco de esa localidad.

El obispo de Mallorca cuando se produjo la denuncia, Jesús Murgui (titular de la diócesis de Orihuela-Alicante), decidió seguir las nuevas directrices del papa respecto a los casos de pederastia, con lo que abrió una investigación. 

Jesús Murgui

En el ámbito civil, Pere Barceló ha sido imputado por delitos de pederastia por un juzgado de Inca (Mallorca) después de que tres víctimas le denunciaran también ante la Guardia Civil. La juez que instruye el caso ya llamó a declarar al religioso, que negó las acusaciones.

Por su parte, el portavoz del Govern, Rafael Bosch, expresó su "respeto estricto" ante la decisión de la Iglesia de Mallorca de expulsar al sacerdote, que hasta 2011 ejerció como párroco de Can Picafort (Santa Margalida), por considerarlo culpable de pederastia.




Bosch, conseller de Educación, Cultura y Universidades, opinó sobre este asunto al ser preguntado por la prensa durante una rueda de prensa para presentar el programa europeo "Youth on the move" (Juventud en movimiento).

El portavoz autonómico destacó que la posición del Govern es no hacer "ningún comentario" sobre las medidas que toma una institución religiosa, pero ha dicho que comparte la "tolerancia cero" a hechos como la pederastia que toma la Iglesia católica.

"Evidentemente compartimos globalmente y sin conocer a fondo los términos de las decisiones (...) y totalmente de acuerdo a esa 'tolerancia cero', pero siempre un respeto estricto de una institución no confesional a las decisiones que tome un determinado estamento de una determinada religión".



A resultas de los datos recogidos, Murgui ordenó el inicio de un proceso penal canónico, apartó cautelarmente a Barceló del rectorado de la parroquia de Can Picafort y le "prohibió el ejercicio público de su ministerio", recordaron fuentes eclesiásticas.


Más:
Da el paso tras confesar primero los hechos a su familia.  Mallorca
El obispo apartó al cura de forma fulminante tras conocer otro supuesto caso .  Mallorca
Otro cura mallorquín fue condenado a 2 años por distribuir pornografía infantil.  Mallorca




  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO