ESPAÑA ME MATA : Los "Golpes Bajos" de la Baja




La nueva regulación sobre las bajas laborales sigue generando polémica, sobre todo en lo que se refiere a su aplicación específica en los diversos ámbitos de la función pública. 

En esta ocasión, el sector de Sanidad del sindicato CSI-F ha denunciado que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está interpretando “a su libre antojo” la normativa de bajas por enfermedad ya que ha decidido reducir el salario del trabajador contabilizando el mes íntegro aunque sólo esté varios días de baja.


En este sentido, la Central Sindical alerta de que esta práctica supone un “ataque directo” a la plantilla del SAS cuando enferma ya que no sólo retira lo que el Gobierno central ha legislado sino que, además, anula todos los complementos que tienen asignados los trabajadores aunque la baja sea por maternidad, accidente laboral, riesgo de embarazo o una enfermedad de larga duración, como por ejemplo un cáncer.


Así las cosas, mientras la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía tranquiliza a sus trabajadores hablando de “normalidad” el cierre de la nómina -que se realiza en torno al día 10- ya implica que las bajas por enfermedad sean contabilizadas en la totalidad del mes aunque el trabajador no se encuentre de baja o sea dado de alta al día siguiente de la misma.

Por todo ello y siguiendo la propia normativa, este colectivo ve reducido su sueldo con un 50% menos por jornada tras los tres primeros días de baja. La Administración asegura que la desviación resultante se corrige en la nómina siguiente aunque CSI-F lo pone en duda y advierte que la recuperación del salario se realiza a los dos meses de ese desvío.

Ante esta situación, los empleados públicos están acudiendo a su trabajo aunque se encuentren enfermos con el consiguiente peligro para la población que atienden, ya que ellos mismos pueden ser un vector de contagio para otras personas. Además de este riesgo, la enfermedad puede mermar sus facultades y su capacidad profesional con la consiguiente pérdida en la calidad asistencial al paciente.


CSI-F recuerda que el trabajador de este sector, que realiza un servicio esencial para el ciudadano durante todos los días del año, recibe ciertos complementos vinculados a la nocturnidad, la penosidad y la responsabilidad que conlleva su puesto de trabajo y que tanto estos complementos como el salario fijo han sido recortados en reiteradas ocasiones tanto por el Gobierno central como por el autonómico

“A estos mal llamados ajustes ahora hay que añadir los abusos en la aplicación de la normativa de las bajas que suponen una nueva pérdida de poder adquisitivo para el personal del SAS”, concluye la Central Sindical.







Más:






No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO