ESPAÑA ME MATA : Las piernas de Ana Ainhoa




"Nadie ha pedido hasta ahora perdón por lo sucedido a nuestra hija". Son las palabras de Rafi Pérez Yébenes, esposa de Alberto Narváez y madre de la niña Ana Ainhoa, a la que en 2009, con tan sólo 15 meses de edad, le diagnosticaron erróneamente Gripe A en el servicio de Urgencias del Hospital Puerta del Mar, de Cádiz


Y sin embargo padecía una infección por una septicemia meningocócica, que le provocó un shock séptico severo con amputación de ambas piernas, aparte de lesiones neurológicas

La pareja y su abogado, José Luis Ortiz Miranda, informaron de la sentencia, que condenaba a la aseguradora del SAS a pagar 235.000 euros más los intereses. 

La madre denunció que no se actuó a tiempo cuando llevaron a la niña con 40 grados de fiebre por vez primera al hospital, donde le aplicaron el protocolo de la Gripe A. "Cambiaron mi vida en cinco minutos y menos mal que hemos tenido muchos apoyos, como del Ayuntamiento de Chiclana y de la Fundación Irene Megías contra la Meningitis, que inició una campaña de recaudación de fondos". 

Los propios Sindicatos del hospital denunciaron las carencias del servicio de urgencias destacando "la creciente presión asistencial de las Urgencias pediátricas, la utilización de personal no especialista y la importante presión para no ingresar pacientes en planta y así abaratar costes", relató el abogado. 


El SAS admitió que había existido negligencia, pero que se trataba de daños morales a los padres, fijando una indemnización de 15.000 euros, si bien la sentencia del Juzgado de Primera Instancia 2 de Cádiz condenó a la compañía de seguros del SAS a abonar 219.365,75 euros, más los intereses correspondientes.




Más:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO