LA ZONA HISTÓRICA : Operación Mk Ultra

El fenómeno de los Movimientos Culturales vinculados al mundo de la drogadicción o crímenes en masa e individuales, podrían tener su origen en múltiples estudios hechos realidad a través de experimentos humanos realizados por la CIA con el uso de drogas extremadamente peligrosas.

Uno de ellos fue la Operación MK Ultra, un programa de investigación secreto de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos, que trataba de encontrar métodos para controlar la mente.



Hay muchas evidencias de que utilizaba señales eléctricas así como drogas para cambiar el funcionamiento del cerebro. El programa salió a la luz públicamente gracias a la comisión presidencial Rockefeller en 1975.

Es un criptónimo CIA en que el dígrafo MK representa a proyecto de Equipo de Servicios Técnicos de la CIA en 1950 y 1960.

El programa MK Ultra se inició por orden de Allen Dulles, el director de la CIA, en 1953. El primer jefe del programa fue Sidney Gottlieb. El objetivo principal era producir una droga que obligara al sujeto a decir la verdad. Pero había aproximadamente 150 proyectos de investigación en el programa, y aún no se conoce el propósito de todos ellos.


Allen Dulles

Sidney Gottlieb

La Agencia gastó millones de dólares en estudios para controlar o influenciar la mente humana, y así mejorar sus capacidades de extraer información de los individuos resistentes a la interrogación.

Algunos historiadores creen que el objetivo era crear un sujeto "tipo candidato manchuriano" a través de técnicas de "control mental", una de las metas de MK-ULTRA y otros proyectos relacionados a la CIA.

Alfred McCoy afirmó que la CIA trataba de enfocar la atención de los grandes medios en estos "programas ridículos, para distraerlos de las metas primarias de ellos, los cuales eran desarrollar métodos eficaces de tortura e interrogación. Estos autores citan como un ejemplo, el hecho de que los manuales de interrogación KUBARK de la CIA se refieren a "estudios en la Universidad McGill", y la mayor parte de las técnicas a las que se refiere KUBARK son exactamente las mismas a las que Ewen Cameron usaba en sus sujetos de prueba (de privación sensorial, drogas, aislamiento, etc).


Ewen Cameron

Un documento de 1955 de MK-ULTRA da indicios del sitio y de la magnitud del esfuerzo; este documento da cuenta de un estudio con drogas que alteran la conciencia como sigue:

Substancias las cuales promovían pensamiento ilógico e impulsividad hasta el punto de que el sujeto perdía credibilidad en público.

Substancias que aumentaban la eficacia de la mentalización y de la percepción.

Materiales que prevenían o contrarrestaban los efectos del alcohol.

Materiales que promovían los efectos intoxicantes del alcohol.

Materiales que producen síntomas y signos de enfermedades reconocibles en forma reversible de manera que pueden ser usados para hacer creer a las personas que están enfermas, etc.

Materiales los cuales ayudan a una inducción rápida de hipnosis o potencia su utilidad.

Substancias las cuales mejoraban las capacidades de los individuos para soportar la privación sensorial, tortura y coerción durante la interrogación y el así llamado "lavado de cerebro".

Materiales y métodos físicos que producen amnesia para los eventos que preceden o durante su uso.

Métodos físicos para producir shock y confusión por periodos extendidos de uso y uso subrepticio.

Substancias que producen incapacidad física como parálisis de las piernas, o anemia aguda etc.

Substancias las cuales producen euforia "pura" sin depresión posterior.

Substancias las cuales alteran la estructura de la personalidad de tal manera que el receptor se ve obligado a ser dependiente de otra persona.

Un material que produce confusión mental como la del tipo que el individuo se ve impedido a cuestionar las ordenes que se le dan.

Substancias las cuales bajan la ambición y la eficiencia laboral cuando son administradas en cantidades indetectables.

Substancias que promueven déficit auditivos o visuales, preferiblemente sin efectos permanentes.

Una píldora Nocaut que puede ser dada subrepticiamente en bebidas, comida, cigarros como aerosol, etc., la cuales debían ser seguras de usar produciendo amnesia, y transportable para ser usado por agentes de campo.

Un material que pudiera ser administrado subrepticiamente por las rutas descritas anteriormente, y que en pequeñas dosis hiciera que un hombre quedara completamente inhabilitado.



Algunos de los elementos usados en el programa eran la radiación y la droga LSD. También se usaron los barbitúricos y las anfetaminas simultáneamente, un proceso que se abandonó porque la muerte del interrogado era demasiado frecuente. Se utilizaban también muchas otras drogas. Los sujetos de las pruebas eran empleados de la CIA, miembros de los servicios militares, médicos, otros agentes del gobierno, indigentes, prostitutas, pacientes con enfermedades mentales y miembros del público, muchas veces sin que los involucrados supieran lo que se hacía con ellos ni se solicitara su consentimiento.

Finalmente, los investigadores descartaron la LSD porque sus efectos resultaban imprevisibles.

El proyecto MK Ultra consumía el seis por ciento de los fondos de la CIA en 1953.

Los primeros esfuerzos se centraron en el LSD, que más tarde llegó a dominar muchos de los programas de MK-ULTRA.


El LSD y otras drogas se administraron por lo general sin el conocimiento del sujeto o el consentimiento informado, una violación del Código de Nuremberg que los EE.UU. accedió a seguir después de la Segunda Guerra Mundial.

Los esfuerzos para "reclutar" a los sujetos eran a menudo ilegales, incluso si se deduce el hecho de que las drogas estaban siendo administradas (aunque el uso real de LSD, por ejemplo, era legal en los Estados Unidos hasta el 6 de octubre 1966). En Operación Clímax de medianoche, la CIA estableció varios burdeles para obtener una selección de los hombres para los que sería demasiada vergonzoso hablar sobre los acontecimientos. Los hombres fueron tratados con el LSD, los burdeles estaban equipados con espejos de un solo sentido, y las sesiones fueron filmadas para su posterior visualización y estudio.

La participación de algunos de los sujetos fue de común acuerdo, y en muchos de estos casos, los sujetos parecían ser elegidos para los experimentos aún más extremos. En un caso, a los voluntarios se les dio el LSD durante 77 días consecutivos.



El LSD fue desestimado finalmente por los investigadores del MK-ULTRA como demasiado imprevisible en sus resultados. Aunque se obtuvo información útil a veces, no era raro que el efecto más marcado fuera con certeza absoluta y total que el sujeto era capaz de soportar cualquier tipo de intento de interrogatorio, incluso la tortura física.

Documentos desclasificados MK-ULTRA indican que la hipnosis se estudió en la década de 1950. Los objetivos experimentales incluyen: la creación de "ansiedad hipnóticamente inducida", "aumento de la capacidad de aprender hipnóticamente y recordar asuntos complejos escritos," la hipnosis y el estudio de polígrafos, "aumentar hipnóticamente  la capacidad de observar y recordar complejos arreglos de los objetos físicos ", y el estudio de" relación de la personalidad con la susceptibilidad a la hipnosis.

Los experimentos fueron exportados a Canadá cuando la CIA reclutó al Psiquiatra escocés Donald Ewen Cameron, creador del concepto de "manejo psíquico" en el cual la CIA estaba particularmente interesada. 

Cameron deseaba corregir la esquizofrenia por medio de borrado de memorias existentes y reprogramación de la Psique. Se trasladó desde Albany, Nueva York a Montreal semanalmente para trabajar en el Allan Memorial Institute de la Universidad McGill siendo pagado por la Agencia con 69,000 dólares desde 1957 a 1964 para hacer los experimentos MKULTRA allí. 

Además del LSD, Cameron usó varias drogas paralizantes , asimismo con terapia electroconvulsiva a 30-40 veces la dosis de electricidad recomendada.

Sus experimentos de "conducción" consistieron en poner los sujetos en estado de coma inducido por medicamentos durante semanas a la vez (hasta tres meses en un caso) durante la reproducción de sonidos repetidos o simples declaraciones repetitivas. 

Sus experimentos se llevaron a cabo normalmente en los pacientes que habían entrado en el instituto para problemas menores, como los trastornos de ansiedad y la depresión posparto, muchos de los cuales sufrieron daño permanente a causa de sus acciones.

Sus tratamientos provocaron en sus víctimas incontinencia, amnesia, olvidándose de cómo hablar, olvidando sus padres, o pensando que sus interrogadores eran sus padres.

Su obra se inspiró y fue paralela a la del psiquiatra británico Dr. William Sargant en el Hospital Santo Tomás, Londres, y en el Hospital Belmont, Surrey, que también estuvo implicado con los Servicios de Inteligencia y que experimentó en gran medida en sus pacientes sin su consentimiento, causando daños similares a largo plazo.

El Dr. Cameron y el Dr. Sargant son los dos únicos experimentadores canadienses identificados, pero el archivo MKULTRA hace referencia a muchos otros médicos no identificados que fueron reclutados por la CIA. 

Fue durante esta época que Cameron se hizo conocido en todo el mundo como el primer presidente de la Asociación Mundial de Psiquiatría, así como presidente de la Asociación norteamericana psiquiátrica y canadiense. Cameron también fue un miembro del tribunal médico de Nuremberg en la temporada 1946-47.

En diciembre de 1974 el New York Times informó sobre las actividades ilegales domésticas de la CIA, mencionando unos experimentos con ciudadanos estadounidenses. 



Pronto siguieron investigaciones del Congreso y la Comisión Rockefeller. Las investigaciones demostraron que el doctor Frank Olson había muerto por una caída desde la ventana después de la administración de drogas. Sin embargo, la familia Olsen consiguió reabrir el caso en 1994, tras exhumar el cuerpo y hallar indicios de homicidio. La investigación, sin embargo, no consiguió encontrar pruebas concluyentes y cerró el caso en 1996. También se demostró que las personas sometidas a los experimentos no habían dado su consentimiento.


Frank Olson

En 1973, el director de la CIA Richard Helms ordenó que todos los archivos MKULTRA fueran destruidos . En virtud de esta orden, la mayoría de los documentos de la CIA en relación con el proyecto fueron eliminados, lo que hace que una investigación completa de MKULTRA sea imposible.

En diciembre de 1974, The New York Times informó de que la CIA había llevado a cabo actividades ilegales dentro de Estados Unidos, incluidos experimentos sobre ciudadanos estadounidenses, durante la década de 1960. Ese informe provocó investigaciones del Congreso de EE.UU., que formó a tal efecto la Comisión Church, así como la formación de una comisión presidencial conocida como la Comisión Rockefeller que investigó las actividades domésticas de la CIA, el FBI, y las agencias relacionadas con la inteligencia de los militares.

En el verano de 1975, el informe de la Comisión Church y el de la Comisión Rockefeller hicieron público por primera vez que la CIA y el Departamento de Defensa habían llevado a cabo experimentos con seres humanos inconscientes y conscientes como parte de un amplio programa sobre la influencia y control del comportamiento humano mediante el uso de psicofármacos como el LSD y mescalina y otras sustancias químicas y biológicas y otros medios psicológicos. 

También reveló que al menos una persona había muerto después de la administración de LSD. Mucho de lo que el Comité Church y la Comisión Rockefeller aprendieron acerca del programa MKULTRA estaba contenido en un informe, preparado por la oficina del Inspector General en 1963, que había sobrevivido a la destrucción de los registros ordenados en 1973. Sin embargo, contenía pocos detalles.

La comisión investigadora del Congreso acerca de la CIA, presidido por el senador Frank Church, concluyó que "el previo consentimiento fue, obviamente, algo que no se obtuvo de cualquiera de los sujetos". El Comité tomó nota de que los experimentos ", auspiciado por estos investigadores ... coloco en tela de juicio la decisión de los organismos de no fijar directrices para los experimentos."


Gerald Ford

Siguiendo las recomendaciones de la Comisión Church, el presidente Gerald Ford en 1976 emitió la primera Orden Ejecutiva sobre Actividades de Inteligencia que, entre otras cosas, prohíbe "la experimentación con drogas en seres humanos, excepto con el consentimiento informado, por escrito y con el testimonio una parte desinteresada, de cada sujeto humano "y de conformidad con las directrices emitidas por la Comisión Nacional. En las órdenes posteriores de los presidentes Carter y Reagan amplió la directiva se aplicara a cualquier experimentación humana.

A causa de las revelaciones sobre los experimentos de la CIA, historias similares surgieron en relación con los experimentos del Ejército de los Estados Unidos. En 1975, el Secretario del Ejército dio instrucciones al Inspector General del Ejército para llevar a cabo una investigación. 

Entre las conclusiones del Inspector General es la existencia de un memorando escrito en 1953 por  el entonces Secretario de Defensa Charles Erwin Wilson

Los documentos muestran que la CIA participó en al menos dos de los comités del Departamento de Defensa durante 1952. Estos hallazgos del comité condujeron a la emisión del "Memo Wilson", que indicaba un acuerdo con los protocolos del Código de Nuremberg que sólo se utilizaran voluntarios para operaciones experimentales en las fuerzas armadas de los EE.UU.. En respuesta a la investigación del Inspector General, el memorando de Wilson fue desclasificado en agosto de 1975.

Con respecto a las pruebas de drogas en el Ejército, el Inspector General encontró que "las pruebas reflejan claramente que todas las consideraciones médicas posibles fueron observadas por los investigadores profesionales en los laboratorios de investigación médica." 

Sin embargo, el Inspector General también encontró que los requisitos exigidos por el memorando Wilson de 1953 habían sido sólo parcialmente efectivos; llegó a la conclusión de que los voluntarios "no fueron informados plenamente, según sea necesario, antes de su participación, y los métodos de adquisición de sus servicios, en muchos de los casos, no parecía haber estado de acuerdo con la intención de las políticas de la Secretaría que rigen el uso de voluntarios por parte del Ejército para la investigación. "

Para otras ramas de las fuerzas armadas de los EE.UU., la Fuerza Aérea por ejemplo, se constató que no se han adherido a las estipulaciones relativas a los ensayos de drogas voluntaria del Memo Wilson .

En 1977, durante una audiencia celebrada por el Comité Senatorial Selecto de Inteligencia, para profundizar en MKULTRA, el almirante Stansfield Turner, ex Director de Inteligencia Central, reveló que la CIA había encontrado un conjunto de registros, que consta de unas 20.000 páginas, que habían sobrevivido a las órdenes de destrucción de 1973, por haber sido almacenados en un centro de registros al que no se suelen aplicar para obtener documentos. 

Estos archivos se referían al financiamiento de proyectos de MKULTRA, y como tal contenían algunos detalles de esos proyectos, pero se supo mucho más de ellos que del informe del Inspector General de 1963.

En Canadá, el tema tardó mucho más tiempo en aflorar, llegando a ser ampliamente conocido en 1984 en un programa de la CBC llamado El Quinto estado. 

Se supo que no sólo la CIA había financiado los esfuerzos de Cameron, sino tal vez incluso más chocante, el gobierno canadiense fue plenamente consciente de ello, y había prestado más tarde otros 500.000 dólares en fondos para continuar los experimentos. 



Esta revelación desvirtuó en gran medida los esfuerzos de las víctimas para demandar a la CIA como sus homólogos en EE.UU., y el gobierno canadiense, que  finalmente hizo un arreglo extrajudicial por 100.000 dólares para cada una de las 127 víctimas. 

Ninguno de los documentos personales del Dr. Cameron de su relación con MKULTRA sobrevivió, ya que su familia los destruyó después de su muerte a causa de un ataque al corazón mientras practicaba el montañismo en 1967.

La Oficina de Contabilidad General de los EE.UU. emitió un informe el 28 de septiembre de 1994, que declaró que entre 1940 y 1974, el Departamento de Defensa y otras agencias de seguridad nacional estudiaron a miles de seres humanos en ensayos y experimentos que usaron sustancias peligrosas.


El padre del actor Woody Harrelson, un agente de la CIA MK-Ultra involucrado en el asesinato de JFK.

La cita del estudio:

Al trabajar con la CIA, el Departamento de Defensa dio  las drogas alucinógenas a miles de soldados "voluntarios" en los años 1950 y 1960. 

Además de LSD, el Ejército también analizó quinuclidinilo bencilato, un alucinógeno con nombre en código BZ. 

Muchas de estas pruebas se llevaron a cabo en el marco del programa MKULTRA, establecido para luchar contra lo que se percibía como avances soviéticos y chinos en las técnicas de lavado de cerebro. Entre 1953 y 1964, el programa consistió en 149 proyectos de pruebas de drogas y otros estudios sobre sujetos humanos involuntarios ...

Habida cuenta de la destrucción intencional de la CIA de la mayoría de los registros, su incapacidad para seguir protocolos informados de consentimiento con miles de participantes, la naturaleza incontrolada de los experimentos, y la falta de datos de seguimiento, el impacto total de los experimentos de MKULTRA, incluidos los mortales, nunca será conocido.

Varias muertes conocidas han sido asociadas con el Proyecto MKULTRA, especialmente en la de Frank Olson


La familia Olson durante una conferencia de prensa el 8 de agosto de 2002 en  Frederick, Maryland. Eric Olson y su hijo, Stephan Kimbel Olson.


Olson, un bioquímico del Ejército de Estados Unidos y experto en armas biológicas, se le dio LSD sin su conocimiento o consentimiento en noviembre de 1953 como parte de un experimento de la CIA y murió en circunstancias sospechosas, una semana después. 

Un médico de la CIA asignado para vigilar a Olson dijo que dormía en otra cama en una habitación de hotel de Nueva York, cuando Olson saltó desde la ventana y cayó trece pisos.

En 1953, la muerte de Olson fue descrita como un suicidio que se produjo durante un episodio psicótico grave. La propia investigación interna de la CIA concluyó que el director del Departamento técnico de la CIA Sidney Gottlieb había llevado a cabo el experimento de LSD con el conocimiento previo de Olson, aunque Olson, ni los otros hombres que participaron en el experimento fueron informados sobre la naturaleza exacta de la droga hasta unos 20 minutos después de su ingestión. 


Sidney Gottlieb

El informe sugiere además que Gottlieb, por una amonestación, había dejado de tomar en cuenta a Olson ya que había sido diagnosticado con tendencias suicidas, lo que podría haber sido exacerbado por el LSD.

La familia Olson cuestiona la versión oficial de los acontecimientos. Sostienen que Frank Olson fue asesinado porque, sobre todo a raíz de su experiencia con el LSD, se había convertido en un riesgo de seguridad que podría divulgar secretos de estado asociado con los programas de la CIA altamente clasificados, muchos de los cuales había tenido conocimiento personal directo. 

Pocos días antes de su muerte, Frank Olson renunció a su posición como Jefe Interino de la División de Operaciones Especiales en Fort Detrick, Maryland (más tarde Fort Detrick) a causa de una grave crisis moral sobre la naturaleza de su investigación de armas biológicas

Entre las preocupaciones de Olson estaba el desarrollo de materiales para asesinatos utilizados por la CIA, el uso de la CIA de material de guerra biológica en las operaciones encubiertas, la experimentación con armas biológicas en zonas pobladas, la colaboración con ex científicos nazis en la Operación Paperclip, investigación de control mental con LSD, el uso de armas biológicas (incluido ántrax) durante la Guerra de Corea, y el uso de drogas psicoactivas durante interrogatorios "terminales" bajo el programa Proyecto ARTICHOKE.

Más tarde las pruebas forenses entraron en conflicto con la versión oficial de los hechos, cuando el cuerpo fue exhumado en 1994, según las lesiones craneales, Olson había sido golpeado hasta quedar inconsciente antes de que saltara por la ventana.

El médico forense calificó la muerte de Olson como "homicidio".

En 1975, la familia de Olson recibió un pago de 750.000 dólares del gobierno de los EE.UU. y disculpas formales del presidente Gerald Ford y director de la CIA William Colby, sus disculpas se limitaron a cuestiones relativas al consentimiento informado sobre la ingestión de Olson de LSD.

En su libro de 2009, Una Terrible equivocación, el investigador HP Albarelli Jr. está de acuerdo con la familia Olson y concluye que Frank Olson fue asesinado debido a que una crisis de conciencia hizo que probablemente fuera a divulgar secretos de Estado que afectaban a varios programas de la CIA, el jefe entre ellos el Proyecto ARTICHOKE y un proyecto MKNAOMI llamado en código Proyecto SPAN. 


En 1967, la CIA, junto al Departamento de Defensa norteamericano, crea el proyecto MKNAOMI para sustituir al MKULTRA, en el que se experimentaba con armas químicas.
El proyecto finalizó a principios de los setenta, cuando todas las referencias fueron destruidas por la CIA. Las investigaciones apuntan a que hubo 149 procesos de investigación durante el proyecto. Muchos de estos procesos consistieron en probar el efecto de las drogas y su uso para el control mental. Entre ellos estaba uno muy interesante que trataba de cómo se podría a un individuo a larga distancia, convertirlo en un futuro, en terrorista que acometiera acciones que les supusieran beneficios, algunos de ellos inconfesables, como pudieran ser, atentados en su propio país para crear una atmósfera de pánico que supusiera la restricción de todas las libertades fundamentales. Seis de esos procesos se cree que se probaron con seres humanos inadvertidos.


Albarelli presenta una considerable evidencia en apoyo de su teoría de que el Proyecto SPAN implicó la contaminación de los suministros de alimentos y la pulverización de aerosoles de una potente mezcla de LSD en la aldea de Pont-Saint-Esprit, Francia en agosto de 1951. (La palabra francesa "pont" se traduce como "puente" en Inglés, un sinónimo es "span"). 

El incidente de Pont-Saint-Esprit dio lugar a la psicosis colectiva, la internación de 32 personas en instituciones mentales, y al menos siete muertes. 

En su trabajo como Jefe Interino de la División de Operaciones Especiales, Olson estuvo involucrado en el desarrollo de los sistemas de aerosol, que estuvo presente en Pont-Saint-Esprit, en agosto de 1951, y varios meses antes de que él renunciara a su cargo que había sido testigo de un interrogatorio terminal llevado a cabo en Alemania en el marco del Proyecto ARTICHOKE. 

Otros investigadores han llegado a conclusiones similares, incluyendo a John Grant Fuller, autor de El día del Fuego de San Antonio , un libro de referencia que en un principio citó al cornezuelo de centeno como la intoxicación responsables de los hechos en Pont-Saint-Esprit.

Otra víctima conocida del Proyecto MKULTRA fue Harold Blauer, un jugador de tenis profesional en Nueva York, quien murió en enero de 1953 como resultado de un experimento secreto del Ejército de MDA


Harold Blauer

Las revelaciones sobre la CIA y el Ejército generó que un número de sobrevivientes a sus experimentos presentaran demandas judiciales contra el gobierno federal por llevar a cabo experimentos ilegales. 

Aunque el gobierno de forma agresiva, y, a veces con éxito, trató de evitar la responsabilidad legal, varios demandantes recibieron una indemnización por orden judicial. 

La familia de Frank Olson recibió 750.000 dólares por una ley especial del Congreso, y tanto el presidente Ford y director de la CIA William Colby, se reunieron con la familia de Olson para pedir disculpas públicamente.

Anteriormente, la CIA y el Ejército había buscado activamente y con éxito retener información incriminatoria, aun cuando en secreto ya se había indemnizado a las familias. 



James Stanley, sargento del Ejército, interpuso una demanda importante, aunque sin éxito. El gobierno argumentó que a Stanley se le prohibió demandar en virtud de una doctrina legal conocida como la Doctrina Feres, que prohíbe a los miembros de las Fuerzas Armadas demandar al gobierno por cualquier daño que se haya causado o cometido "como incidente de servicio".

En 1987, el Tribunal Supremo de Justicia afirmó esta defensa en una decisión que desestimó el Caso Stanley.

La mayoría sostuvo que "una prueba de la responsabilidad que depende de la medida en que se adapta a todo, se pondría en cuestión la disciplina militar y la toma de decisiones, requiriendo investigación judicial, y por lo tanto intrusión en los asuntos militares". En la disidencia, el Juez William Brennan argumenta que la necesidad de preservar la disciplina militar no debe proteger al gobierno de la responsabilidad y el castigo de graves violaciónes de los derechos constitucionales:

Los juicios médicos en Nuremberg en 1947 impresionaron profundamente al mundo por la experimentación con seres humanos sin saberlo ya que es inaceptable, tanto moral y como legalmente.

El Tribunal Militar de Estados Unidos estableció el Código de Nuremberg como un estándar contra el cual juzgarían a los científicos alemanes que experimentaron con seres humanos. 

En el desafío de este principio, los funcionarios de inteligencia militar realizaron subrepticiamente pruebas con materiales químicos y biológicos, como el LSD en seres humanos.

Juez William Brennan



No hay ninguna regla modelada judicialmente en la que deba aislarse la responsabilidad de la experimentación humana, involuntaria y desconocida que habrían ocurrido en este caso. 

De hecho, como observa el juez Brennan, Estados Unidos desempeñó un papel instrumental en el enjuiciamiento penal de oficiales nazis que realizaron experimentos con seres humanos durante la Segunda Guerra Mundial, y las normas que los Tribunales Militares de Nuremberg desarrollaron para juzgar el comportamiento de los acusados declararon que el consentimiento "voluntario del sujeto humano es absolutamente esencial ... para satisfacer los conceptos morales, éticos, y jurídicos. Si este principio se viola, como mínimo, las víctimas deben ser indemnizadas, como pueden por los autores.

Jueza Sandra Day O'Connor


Este es el único caso en la Corte Suprema que aborda la aplicación del Código de Nuremberg a la experimentación patrocinada por el gobierno de los EE.UU.. Aunque la demanda no tuvo éxito, las opiniones disidentes pusieron al Ejército y por asociación a todo el Gobierno sobre aviso de que el uso de drogas con personas sin su consentimiento es inaceptable. 

La limitada aplicación del Código de Nuremberg en los tribunales de EE.UU. no restringe la competencia de los principios que propugna, especialmente a la luz de historias que hacen caso omiso a estos principios recogido en los medios de comunicación y la literatura profesional durante los años 1960 y 1970 y finalmente las políticas adoptadas a mediados de la década de 1970.

En otro juego de la ley, Wayne Ritchie, después de oír hablar de los proyectos existentes en 1990, alegó que la CIA mezcló los alimentos o bebidas con LSD en una fiesta de Navidad 1957 que culminó en su tentativa de cometer un robo en un bar y su posterior detención. 


En 1949 el cardenal József Mindszenty, en un juicio que recuerda a los Procesos de Moscú, se autoinculpa de horribles crímenes bajo síntomas de delirio y alucinación. Empujados, como siempre, por el miedo a quedar por detrás de los soviéticos en la recién comenzada Guerra fría y tras un corto período de 3 años de vigencia del código ético de Núremberg, se toma la decisión, por parte de los servicios de inteligencia americanos, de infringirlo sacrificando la ética en beneficio de la seguridad nacional. Comienzan así las primeras pruebas de los estadounidenses con sujetos involuntarios en Japón, donde se suministraban en secreto anfetaminas y barbitúricos.

Mientras que el gobierno admitió que, en ese momento, estaba drogando a las personas sin su consentimiento, el Juez de Distrito de EE.UU. Marilyn Hall Patel encontró que Ritchie no podía probar que era una de las víctimas de MKULTRA o que el LSD provocara su intento de robo y desestimó el caso en 2007

Cuarenta y cuatro Colleges estadounidenses, o universidades, 15 fundaciones de investigación o químicas o compañías farmacéuticas y similares incluyendo Sandoz (actualmente Novartis) y Eli Lilly & amp; Co., 12 hospitales o clínicas (además de los relacionados con la universidad), y tres cárceles se sabe que han participado en MKULTRA.

Una cantidad considerable de evidencia circunstancial creíble sugiere que Theodore Kaczynski, también conocido como el Unabomber, participó en los experimentos de MKULTRA patrocinados por la CIA que llevó a cabo en la Universidad de Harvard en el otoño de 1959 hasta la primavera de 1962.


Theodore Kaczynski

Durante la Segunda Guerra Mundial, Henry Murray, el investigador principal en los experimentos de Harvard, sirvió en la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS), lo que le dio facilidades para ser el precursor de la CIA. 

Murray solicitó una subvención financiada por la Marina de Estados Unidos, para sus experimentos de Harvard a cerca del estrés, semejantes a los dirigidos por el OSS. 

Empezando a la edad de dieciséis años, Kaczynski participó junto con veintiún otros estudiantes de pregrado en los experimentos de Harvard, que han sido descritos como "inquietantes" y "éticamente indefendibles."


Henry Murray

Ken Kesey, autor de "Alguien voló sobre el nido del Cuco". Esta obra está inspirada en su experiencia vivida durante su participación en el programa MK Ultra.

Ken Kesey, de los Merry Prankster , autor de One Flew Over the Cuckoo's Nest, (Alguien voló sobre el nido de el Cuco), hizo de voluntario para los experimentos MKULTRA cuando era estudiante en la Universidad de Stanford. La ingestión de LSD de Kesey en estos experimentos condujo directamente a su dependencia generalizada de la droga y el posterior desarrollo de la cultura hippie.

Robert Hunter es un letrista, compositor y cantante, traductor y poeta norteamericano, conocido por su asociación con Jerry García y la Grateful Dead

Junto con Ken Kesey, Hunter fue un voluntario de los primeros sujetos de prueba MKULTRA en la Universidad de Stanford. Los sujetos de la prueba de Stanford fueron pagados para tomar LSD, psilocibina y mescalina, para luego informar de sus experiencias. Estas experiencias fueron creativamente formativas para Hunter.


De izquierda a derecha, Allen Dulles, Director de la CIA, General Edward Lansdale, Dr. Sidney Gottlieb y el Presidente Eisenhower

Candy Jones, modelo americano y locutor de radio, dijo haber sido víctima de control mental en los años 60s.

El mafioso fugitivo James "Whitey" Bulger se ofreció voluntariamente para probar drogas psicoactivas mientras estaba en la cárcel.

MKULTRA desempeñó un papel importante en muchas teorías de conspiración, debido a su naturaleza y la destrucción de la mayoría de los registros.


Lawrence Teeter

Lawrence Teeter, abogado del asesino condenado Sirhan Sirhan, declaró que este estaba bajo la influencia de hipnosis cuando disparó su arma contra Robert F. Kennedy en 1968. 

Teeter vinculó el programa de la CIA Operación MK Ultra a las técnicas de control mental que, según él fueron utilizados para el control de Sirhan.

Jonestown, la ubicación en Guyana de culto de Jim Jones y el suicidio en masa del Templo del Pueblo, fue considerado como sitio de prueba para experimentos médicos de control mental MKULTRA antes y después del fin oficial del programa. 

El congresista Leo Ryan, un conocido crítico de la CIA, fue asesinado por miembros del Templo del Pueblo después de que él personalmente visitó Jonestown para investigar diversas irregularidades.


Bill Clinton

El 3 de Octubre de 1995 el entonces presidente de EEUU Bill Clinton tuvo que pedir disculpas al pueblo americano, y no fue por el caso Lewinsky, este fue su discurso:"Miles de experimentos patrocinados por el gobierno fueron llevados a cabo en los hospitales, universidades y bases militares en todo nuestro país. Algunos fueron poco éticos, no sólo por estándares de hoy, sino por las normas de la época en que se llevaron a cabo. Fallaron tanto los tejidos de nuestros valores nacionales como los tejidos de humanidad. Los Estados Unidos de América ofrecen una disculpa sincera a nuestros ciudadanos que fueron sometidos a estos experimentos, a sus familias ya sus comunidades. Cuando el gobierno hace mal, tenemos una responsabilidad moral de admitirlo. "






Existencia de Patente Estadounidense para el Control Mental Humano a través de ondas electromagnéticas tipo H.A.A.R.P.


















Más:

















No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO