ESPAÑA ME MATA : Los Hongos de la Farmacia




La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) retiró del mercado un lote del anticoagulante Sintrom, otro del jarabe Junifen (un antiinflamatorio cuyo principio activo es ibuprofeno) y varios de lentillas de uso diario de la marca Acuvue


En cuanto al anticoagulante más utilizado por las personas con problemas cardiovasculares, comercializado por Novartis, la Agencia retiró el lote T5484, con cajas de veinte pastillas de cuatro miligramos, alegando "la presencia de un objeto extraño en un comprimido", por lo que fue devuelto al laboratorio. 

El jarabe para dolores leves o moderados, comercializado por Reckitt Benckiser Healthcare, se vio afectado en el lote G07, en solución oral de cuarenta miligramos por mililitro. 

La AEMPS señaló en su web que la retirada no respondía más que a "un resultado fuera de especificaciones", concretamente, para llevar a cabo un "recuento de hongos y levaduras totales". 

Además, Sanidad fue informada por la empresa Johnson & Johnson Medical Iberia de que había  apartado del mercado determinados lotes de lentes de contacto: 1-day acuvue moist (etafilcon A) y acuvue advance with hydraclear (galyfilcon A). 

El fabricante había detectado, tras una revisión interna de calidad, que un número limitado de envases individuales de lentes de contacto podría no haberse sellado completamente. Esto puede originar la pérdida o fuga de la solución de envasado que podría comprometer la esterilidad de la lente, incrementando el riesgo potencial de infección ocular

La empresa envió una nota de aviso para informar del problema detectado a los profesionales sanitarios de los establecimientos de óptica de España que disponían de los lotes afectados, en la que se incluían las acciones que debían seguirse para proceder a su retirada. No obstante, declaró que no había recibido reclamaciones o incidentes relacionados con este problema en este país. 


Por su parte, el Ministerio de Sanidad pedía a los profesionales que retiraran el producto de la venta y que intentaran identificar a los pacientes para recabar su devolución. 

La Agencia aconsejó a los pacientes que dejen de utilizar las lentillas inmediatamente, que contacten con la óptica donde las compraron y que, si experimentan molestias, acudan a su médico. 





Un ejemplo recogido (arriba) demuestra como los rodenticidas (raticida), comparten algo con medicamentos como Sintrom.


Más:






No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO