LA ZONA DE PADRES : Cómo ser menor y no morir en el intento


¿Hasta qué punto está justificada la retirada de la custodia de un hijo/a? 
La Ley lo especifica bien claro y son muchos los casos en los que los padres pierden la custodia de sus hijos por motivos tan simples como vivir en un ambiente marginal o no cumplir con las leyes que amparan los derechos básicos de los menores.



De hecho, hay programas y políticas relacionadas con este asunto en España que dan pie a la retirada de la custodia de los hijos a padres y madres, sobre todo madres, que por circunstancias ajenas a sus responsabilidades familiares, se ven abocados a perder de vista a su hijos.

Pero, si la Ley no admite contemplaciones y no vacila a la hora de responsabilizar a muchos padres de la desatención de sus hijos, ¿Por qué se producen discriminaciones a la hora de dejar que padres o madres que han convivido con su cónyuge cuando se ha producido un crimen, porque uno de los dos ha asesinado a un hijo/a, sigan con la custodia de los demás?



El simple hecho de poner en riesgo la vida de un menor, cuando la custodia pertenezca a los dos progenitores, ya es motivo suficiente, como para que la Ley actúe. 

Son muchos los casos en los que la Ley se está decantando por otorgar la custodia a uno de los progenitores, independientemente de si es el padre o la madre. 

Algo que sin duda, necesitará tiempo para que prospere y siente precedentes.

Leyes tan rocambolescas como retirar la custodia a un padre por el hecho de no llevar una silla adaptada para menores en un vehículo, se contemplan como posibles causas de extinción de la misma. 

Por lo que avanzando un poco más, podríamos conseguir que madres o padres que exponen a sus hijos a convivir con personas poco o nada preparadas para estar cerca de un menor,  sea o no su progenitor, respondan también ante la Ley.

No hay que olvidar que son miles los casos de niños, por ejemplo, de los que se abusa sexualmente con el consentimiento de uno de sus progenitores o a espaldas de uno de ellos. Y lamentablemente luego, expuestos en cientos de miles de fotografías en Internet con las que se comercia.



Sin duda alguna, el otro eslabón de la cadena de custodia, los abuelos en este caso, juegan un papel primordial, pues a veces, no sólo actúan como progenitores o sustentadores de los mínimos derechos básicos del menor, sino como la esponja que absorbe toda la problemática que envuelve a la crianza de sus nietos por causas diversas.

Aunque cualquier causa, sea cual sea su índole, proporciona siempre un cierto malestar o desasosiego en el más mínimo daño moral o físico que los nietos puedan padecer. 

¿Sería este, por tanto, otra forma de maltrato de Género familiar por parte de los hijos hacia sus propios padres? No olvidemos que hay muchas personas de la tercera edad, que ni siquiera están disfrutando de sus últimos días de descanso.

Pero volviendo al tema de las responsabilidades familiares, existen casos en los que la custodia de muchos menores, se puede  ver interrumpida, incluso por el simple hecho de que sus progenitores no estén capacitados físicamente para su cuidado o sean desahuciados

Por lo que la capacidad mental de los mismos para su cuidado, también debería ser estudiada minuciosamente, algo que no ocurre.



Al igual que un menor debe contar con todas las medidas de seguridad en un Centro educativo y debe ser atendido por personal cualificado, también el ámbito familiar, se deberían cuidar todos los aspectos emocionales de sus cuidadores. Esto, increíblemente, quizás daría pie a que no se produjeran situaciones como las que se suelen dar en caso de abandono, asesinato, accidentes etc.

Y lo más importante, quizás sería un buen uso de la Planificación familiar por parte de padres e Instituciones dedicadas a la protección del menor que nunca harán lo suficiente por velar por sus derechos, si no es con la colaboración de todos los responsables directos.




Más:



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO