MEMORIAS DE UN PUEBLO : Páginas de sangre


El día 30 de Agosto de 1995, una página se teñía de sangre en la provincia de Huelva. Una mortal agresión sufrida por una mujer, a manos de su ex marido, marcó aquellos días. 
El agresor ingresó en prisión inmediatamente, pero la conmoción se hizo sentir en el pueblo de Lepe, localidad de la víctima. 

Antigua prisión de Huelva

Anastasio del Toro González de 39 años, natural de Villalba del Alcor, Huelva, estaba retirado del cuerpo nacional de policía por enfermedad, y fue conducido al Palacio de justicia sobre las once de la mañana para ser interrogado, tras haber pasado una noche en un calabozo, por el juez titular del juzgado nº 1 de Huelva, D. Francisco Martín Mazuelo.

La detención fue llevada a cabo por agentes Municipales, y fueron los testigos presenciales, los que declararon a cerca del número de puñaladas que recibió la víctima. 

Minutos antes, habían estado sentados en una terraza de la calle Arquitecto Pérez Carasa, lugar en donde se produjo el crimen. Tras una discusión, se produjo la agresión que fue presenciada por multitud de testigos, que acudían a contemplar el cadáver.

El acusado nombró como abogado de la defensa a D. Manuel Domínguez Salcedo y tras ejercer su derecho a no declarar, fue conducido a la Prisión provincial de Huelva.


 La víctima permaneció en un charco de sangre cubierto con una sábana durante dos horas, hasta que el juez ordenó el levantamiento. En la imagen se puede ver a la víctima minutos después del apuñalamiento, ya cadáver.


Antonia Lourdes Almansa, de 37 años, que trabajaba en un negocio de decoración en la capital, fue  acuchillada cuatro veces, una en el cuello, con una navaja, sobre las dos de la tarde en el centro de Huelva. El cadáver fue trasladado ahospital Juan Ramón Jimenez de la capital donde se le practicó la autopsia.

Era conocida en su pueblo, como “toñi”. Y hasta allí fue conducida tras la autopsia, donde su padre y ocho hermanos, velaron el cadáver en la vivienda situada en la travesía de la población.

El féretro de “toñi”, fue trasladado a hombros desde la vivienda hasta la parroquia de Lepe, donde se celebró la ceremonia religiosa.

Al finalizar el acto, una comitiva, acompañó al coche en el que era trasladada la víctima hasta el cementerio de la localidad, en donde se produjeron momentos de tensión, mientras algunos de los familiares asistentes gritaban: “¡Anastasio, asesino, criminal. ponedlo delante de mí cinco minutos”!, mientras el ataúd era introducido en un nicho.


Curiosos merodean alrededor del vehículo policial para ver de cerca al agresor.

La directora del Centro de la mujer en Huelva, Gabriela de La fuente, dio a conocer la noticia de que la víctima había acudido en el año 1992 a este organismo para denunciar malos tratos del que, por entonces, era aún su esposo.  Allí fue asesorada sobre los procedimientos para efectuar las denuncias y los tramites de la separación, si era necesario.

La víctima había recibido una posibilidad por parte de este centro, de ser acogida, según declaró su directora, pero  rehusó esta posibilidad, ya que, según la víctima, contaba con ayuda por parte la familia.

Más:


Fuente: ABC de Sevilla. 09 de Septiembre de 1995.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO