MEMORIAS DE UN PUEBLO : Dios salve a la Reina

Independientemente del nivel de crisis en el que se vea inmerso cada Ayuntamiento, estos hacen sus “recortes” particulares. Unos, debido a los ajustes que imponga el Gobierno. Otros, debido a los ajustes que consideren “convenientes”.




Un ajuste presupuestario por lógica, debería ser lo más austero posible, pero no por el hecho de que lo imponga un Gobierno antes despilfarrador, sino porque las personas que administran dicho presupuesto, sean lo suficientemente conscientes de cómo y en qué hay que “recortar”.

Lo que está claro, es que si hubiera que llegar a tales extremos, dichos “recortes” deberían aplicarse a gastos efímeros y que no aportan nada al desarrollo y el empleo. 


Manifestación en la Plaza de la localidad en el año 1991 reivindicando una mejor asistencia medica.

Visto así, algunas personas podrían pensar que ese tipo de política económica en un Ayuntamiento, deja entrever una administración demasiado “aburrida” y poco “fiestera”, si el “recorte se aplicara a eventos de este tipo.

En la Concejalía de Cultura de dicho Ayuntamiento, representada por D. Pedro Rodríguez Calero, un concejal del PA-PSA, tuvieron la brillante idea de abrir un apartado dedicado exclusivamente a la Feria del pueblo. 

La elección de la Reina de las fiestas con sus respectivas Damas, ha sido siempre un apartado cuyo presupuesto ha corrido siempre a cargo de las personas que han optado por celebrar este evento de forma voluntaria. 

Los gastos de este evento nunca han sido sufragados por este Ayuntamiento, pero se da la circunstancia de que este acto ha sido "rescatado".




Un dato a tener en cuenta es que el representante de esta Concejalía en el Ayuntamiento D. Pedro Rodríguez Calero, incorporó a su programa político el que si su coalición salía vencedora en los comicios, adoptaría esta medida. Este miembro de la Corporación Municipal, se haya gobernando en Coalición en este Ayuntamiento.

Una vez que obtuvo dicha Concejalía, parece ser que su promesa se cumple.

Paradojicamente, la reina de las fiestas, Dª Ana Belén Martín, formó parte de la lista electoral que encabezaba este concejal.



En el mensaje con motivo de las fiestas, este concejal, asegura que la "recuperación" de este acto que incluye el "reinado" de su acompañante de candidatura, se ha hecho "sin coste alguno para este Ayuntamiento".


En otro párrafo del mismo "Saluda" del concejal de festejos, se hace una alusión a la importante fuente de ingresos que supone la fiesta que, según este concejal es de las más austeras.

Se ignora cual será el presupuesto destinado a este tipo de evento, antes privado. Y si esta concejalía ha corrido con los gastos del mismo. Lo que si está claro es que en una localidad con multitud de deficiencias que no se pueden ocultar, pues su nivel de vida deja mucho que desear y es algo que se observa día a día en la vida de un pueblo, este tipo de “apoyo” económico, no deja de ser una forma déspota de ignorar al resto de la población que ya padece “recortes” y “ajustes” derivados de los efectos colaterales de otras políticas salvajes.



Así mismo, este tipo de actuaciones, dan una imagen exterior poco afortunada, cuando en multitud de Ayuntamientos de la provincia de Huelva, el tema presupuestario es algo primordial y que hay que mirar con lupa por motivos de todos conocidos.

Quizás lo que aleguen este tipo de personas con este tipo de políticas, es que el pueblo “lo demanda”. Y entonces tengamos que guardar silencio, pues de otra manera, estaríamos dando la impresión de querer acabar con el ocio y la diversión de nuestros pueblos.







Y es que en la época estival, el poco "opio" de los pueblos españoles, es el del folklore típico veraniego de las Fiestas locales, así como las típicas romerías enmarcadas dentro de eventos festivo-religiosos que en ningún caso, son sufragadas ni por la Iglesia, ni por los Ayuntamientos.
  
Pero este tipo de personas sabe muy bien cual es la Diana a la que deben disparar, utilizando la devoción como obligación a la hora de utilizar este tipo de políticas.

Pero si esa “devoción” sale de las arcas Municipales, sería de justicia que la “obligación” de reponer los gastos “devocionales”, corriera por parte de las personas que tienen este tipo de ideas brillantes.


Más:
El presupuesto de las fiestas patronales se recorta a favor de Servicios Sociales
Fiestas se queda sin presupuesto 

Yasmina, reina de las fiestas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO