LA ZONA NATURAL: El aceite de la vida



El aceite de oliva tiene muchos beneficios para la salud, ya que posee grandes propiedades nutritivas además de extraordinarias propiedades curativas y saludables para nuestro organismo, además ejerce grandes efectos sobre los distintos sistemas de nuestro cuerpo, como es el digestivo, circulatorio...


El aceite de oliva no solo es beneficioso por su carácter alimenticio, sino que también tiene extraordinarias propiedades curativas y saludables.

Aunque hay que señalar que el aceite de oliva no posee hoy en día el carácter divino que se le atribuye en otras épocas, ni la condición de fuente energética imprescindible en la alimentación, pero sí representa el nuevo mito de la salud y de la preocupación por una dieta sana y equilibrada, además de constituir ese componente ancestral que todos conservamos en nuestros hábitos y costumbres. 

Todos esos factores mantienen en vigencia este producto maravilloso que alguien ha bautizado como “ORO LÍQUIDO”, por esta razón al aceite de oliva se le considera un elemento mitad alimento mitad medicina

El aceite de oliva, distintivo de nuestra dieta mediterránea, es la grasa con la que mejor se fríen los alimentos, ya que forma una capa más consistente a su alrededor. 

Gracias a ella, los alimentos retienen sus jugos y no absorben más aceite. Aunque puede alcanzar altas temperaturas (180ºC), es el que menor alteración sufre durante el calentamiento por lo que puede reutilizarse más veces que otros aceites. Además se trata del aceite vegetal que contribuye con un mayor número de factores beneficiosos para nuestra salud.  


Estudios realizados por las cátedras de Cardiología y Bioquímica Clínica de la Facultad de Medicina de la Universidadde Zaragoza demostraron que la sustitución del consumo de aceite de girasol por aceite de oliva durante diez semanas redujo en promedio un 13% del colesterol sanguíneo

El aceite de oliva ejerce gran influencia sobre el organismo, a continuación detallaremos los efectos sobre los distintos sistemas y aparatos
  

SOBRE EL APARATO DIGESTIVO  
               
- Disminuye la secreción de la acidez gástrica.  
- Disminuye la actividad secretora del páncreas sin afectar a la digestibilidad de los alimentos.  
- Mejora el vaciamiento de la vesícula biliar, lo que evita la formación de cálculos biliares.
- Mejora la absorción intestinal de diversos nutrientes, especialmente los inorgánicos, corrigiendo enfermedades como la anemia (mejora la absorción del hierro).
  
SOBRE EL SISTEMA CARDIOVASCULAR

- Provoca una disminución del colesterol total en sangre.
- Disminuye el colesterol LDL (el malo).  
- No modifica los niveles de colesterol HDL ( el bueno).
- Estimula la producción de vasodilatadores ( mejora la fluidez de la sangre).
- Disminuye la capacidad de oxidación del colesterol LDL, lo que evita el infarto por ateroma.  
- Disminuye la presión arterial.


 SOBRE LOS PROCESOS OXIDATIVOS

- El aceite de oliva es un gran impedimento para la oxidación celular, por lo que contribuye a prevenir muchas enfermedades e, incluso, la vejez prematura.  

- Sobre los enfermos de diabetes: Mejora el perfil lipídico del enfermo.

- Disminuye la glucemia, lo que permite rebajar las dosis diarias de insulina.
  

OTROS USOS MEDICINALES DEL ACEITE DE OLIVA

Plinio el Viejo, en el Siglo I, ya empleaba las hojas de olivo ( solas o mezcladas con aceite o miel) para cicatrizar úlceras, y el aceite contra la fiebre, el cansancio muscular y las convulsiones tetánicas.  

- La medicina homeopática prescribe hojas y corteza de olivo en infusión contra la hipertensión porque contiene un glucósido amargo de acción hipotensora.  

- Como laxante, emoliente y protector de las inflamaciones del tracto intestinal.

- En uso tópico, en enemas, en ciertas dermatosis (eczemas, psoriasis) o en quemaduras, en forma de linimento óleo-calcáreo.  

- También lo recomiendan los dermatólogos en la limpieza de la piel para facilitar la acción curativa de las pomadas.  

- En Kenia y Tanzania, los masai utilizan las raíces de olivo molidas para protegerse de la malaria  (práctica, únicamente, de fundamento homeopático)  


REMEDIOS CURATIVOS CON EL OLIVO Y  EL ACEITE DE OLIVA.

 ABANDONAR EL HÁBITO DE FUMAR. Contra el hábito de fumar podemos señalar la antigua usanza popular probada eficazmente por mucha gente. 

Cada mañana, en ayunas, se deben tomar 5 gotas de Aceite de Oliva Virgen Extra en una cucharilla (preferiblemente de plata, ya que ayudará a no estropear la acidez del Aceite).

La sabiduría popular dice que, poco a poco, se debería ir eliminando los peligrosos efectos adictivos de la nicotina...  

ACNÉ: Friccionar la parte afectada con un cuarto de litro de aceite de oliva en el cual se han disuelto 100 gotas de aceite esencial de lavanda. También podemos lavarnos la parte afectada con jabón casero hecho a base de Aceite de Oliva Virgen extra y sosa.  

ARTROSIS: Dejar macerar al sol durante 20 días 80 g de flores de manzanilla secas en medio litro de aceite de oliva. Filtrar y usar para dar masajes.  


CÁLCULOS O PIEDRAS DE VESÍCULA. Para las piedras de vesícula tomar todos los días en ayunas una cucharada de Aceite de Oliva Virgen con limón.  

CIÁTICA. Se prepara una cataplasma macerando durante dos días, 200 gramos de harina de maíz, 400 gramos de aguardiente, 200 gramos de higos secos triturados- machacados y 20 gramos de mostaza negra en polvo. Cuando los componentes se han embebido el alcohol y forman una pasta, ésta se extiende sobre la parte enferma untada antes con Aceite de Oliva Virgen. La aplicación durará de 2 a 3 horas.

 ECZEMAS: Masajear la parte afectada con aceite de oliva extra virgen.  

ENCÍAS: Para mantener las encías siempre sanas masticar con frecuencia hojas de olivo frescas.

 ESTREÑIMIENTO. Mezclar y tomar una infusión de manzanilla con una cucharada sopera de Aceite de Oliva Virgen  

CONTRA LAS HEMORRAGIAS.: Traer del campo una hierba llamada ruda y dejarla secar. Machacarla y hacerla polvo. Aplicar este polvo a las heridas solo, con un poco de Aceite de Oliva Virgen o disuelto en cocción con un poco de agua. La hemorragia se corta y la herida sana rápidamente.  

HEMORROIDES: Lavarse con agua templada o caliente la zona afectada con jabón casero hecho con Aceite de Oliva Virgen extra y sosa. Aclarar con agua bien fría.

 HINCHAZONES: Machacamos un diente de ajo junto a un trozo de algodón o gasilla. Untamos la parte afectada con un poco de Aceite de Oliva Virgen y ponemos la gasilla anterior envuelta en otra gasa. Dejaremos hasta que la hinchazón se rebaje.  

HIPERTENSIÓN: Dejar hervir 40g de hojas de olivo en un litro de agua, filtrar, endulzar y tomar dos vasos pequeños al día.  
        
INSOLACIÓN: Dejar macerar al sol durante quince días unas flores de hipérico recubiertas de aceite de oliva, filtrar y usar para masajes. Es un remedio excelente para cualquier tipo de quemaduras.  
        
 OTITIS: Verter dos gotas de aceite de oliva tibio en el conducto auditivo, o aplicar un palillo de algodón empapado en aceite tibio.  

Hallan restos de una fábrica de lámparas de aceite del Imperio Romano - imperioromano.com
Investigadores italianos han descubierto el centro de producción de lámparas de aceite de cerámica del antiguo Imperio Romano, según informa Discovery Channel. Los restos arqueológicos salieron a la luz en Módena, durante los trabajos de construcción de un complejo residencial cerca de las antiguas murallas de la ciudad. Según los responsables de la excavación, los hornos de la fábrica de lámparas se situaban fuera de las murallas para prevenir que los posibles incendios se propagaran al centro urbano.
“Hemos encontrado una gran cantidad de antigüedades romanas. Había jarrones, botellas, ladrillos, pero sobre todo, cientos de lámparas de aceite, cada una con el nombre de su fabricante,” según ha contado Donato Labate, arqueólogo encargado de la excavación, al Discovery Channel.
Este tipo de lámparas fueron uno de los primeros objetos producidos en masa en el imperio romano.

QUEMADURAS Y ERITEMAS SOLARES: Para quemaduras, una receta tan extraña como maravillosa. Cuando nieva se recoge un poco de nieve recién caída y mezclarla con un cuarto de litro de aceite de oliva en una botella de vidrio oscuro. Untar esta mezcla, previamente agitada, en casos de quemaduras. O bien mezclar aceite de oliva y claras de huevo y colocar en las partes afectadas.

Para eliminar el eritema solar preparar un linimento óleo-calcáreo: mezclar 100g de aceite de oliva extra virgen con 100g de agua de cal. Poner en una botella y agitar antes de su uso, pasar delicadamente sobre la zona afectada.

Para a aliviar el dolor de las quemaduras frotárselas con jabón casero hecho de Aceite de Oliva Virgen y sosa. 

REUMATISMO: Mezclar el aceite de oliva virgen extra con un poco de alcanfor hasta que éste se disuelva. Después masajear la parte dolorida, los dolores se atenuarán inmediatamente.  

El remedio más eficaz es sin duda poner sobre la parte dolorida un emplasto de orujo de aceite de oliva fermentado. Antiguamente esta aplicación se realizaba en lugar de fango.

Cocer col en agua, con cebolla, zanahoria (30 ó 40 gramos en conjunto) y el zumo de un limón. Añadir unas gotas de Aceite de Oliva Virgen y tomar una taza cada hora.  

SABAÑONES.: Aplicar directamente Aceite de Oliva Virgen sobre las zonas afectadas por los sabañones

TORCEDURAS: Torceduras, dolores musculares, tendinitis y neuritis tendrán alivio rápidamente con masajes hechos con una mezcla de  aceite de oliva y ajos aplastados. También se puede usar trementina en lugar de ajos.  

ÚLCERAS DE LAS VENAS VARICOSAS: Dejar macerar durante tres semanas un ramillete de lampazo (Actium lappa) en un litro de aceite de oliva. Aplicándolo sobre las piernas enfermas se acelera la cicatrización de las úlceras. El alivio es inmediato.

El colesterol es una sustancia blanda y grasosa que proviene de dos fuentes: el propio cuerpo y los alimentos que ingerimos. El colesterol que circula por la sangre se llama colesterol total en sangre.

El colesterol que proviene de la comida se llama colesterol de la dieta. Para funcionar normalmente, el cuerpo requiere de colesterol, y el hígado produce todo lo necesario.

Si hay un exceso de colesterol en la sangre, se aumenta la probabilidad de que grasa se acumule en las arterias. Esto eleva el riesgo de enfermedades del corazón, ataques al corazón y ataques al cerebro. El colesterol alto no da señales de aviso, pero es peligroso. Por eso es importante revisarse el colesterol.

Un nivel de colesterol total en sangre por debajo de 200, es  muy deseable. Un valor entre el rango de valores 200 y 239 se considera límite del colesterol alto.

Cuando el colesterol total se encuentra en este rango (200-239), el nivel de riesgo de un ataque al corazón es elevado. Una cifra de 240 o más se considera colesterol en sangre alto, el cual eleva aún más el riesgo y probabilidad de padecer un ataque al corazón.

El colesterol HDL es el llamado” colesterol  bueno”. Puede ayudar a quitar la grasa y el colesterol adicional de la sangre, y la lleva de regreso al hígado para que el organismo la elimine. Esto reduce las acumulaciones de grasa en las arterias. Los niveles altos de colesterol HDL están asociados a un riesgo menor de ataques al corazón.

El colesterol HDL bajo constituye un riesgo mayor de enfermedades del corazón y ataques al cerebro. El colesterol LDL es el “colesterol malo”, tener demasiado de este tipo de colesterol en la sangre, aumenta el riesgo de acumulación de grasa en las arterias que causa bloqueos. Eso aumenta el riesgo de ataques al corazón y al cerebro.


El aceite de oliva es muy beneficioso para la salud, ya que aumenta el porcentaje de colesterol HDL. Hay que señalar que todos los aceites, poseen una la alta proporción de grasas insaturadas o buenas, esto hace que el aceite en temperatura ambiente, se encuentran en estado líquido.

Los aceites, además de contener distintos porcentajes de ácidos grasos o grasas según el tipo, contienen también vitamina E y lecitina.

Gran parte de la importancia de consumir aceites vegetales, espacialmente el aceite de oliva, se debe a que son prácticamente la única o más importante fuente de ciertas grasas que son indispensables para nuestro organismo: son lo que llaman las grasasinsaturadas.

Cuanto mayor sea su porcentaje, más beneficioso será su consumo para nuestra salud. El aceite de oliva tiene un efecto reductor sobre los niveles de colesterol en sangre y por tanto, tienen un efecto anti-arteriosclerosis, es decir, el aceite de oliva es cardio-protector. La mejor manera de consumir un aceite de oliva es en forma cruda, que es como mejor mantienen sus propiedades.

El aceite de oliva, es el más adecuado para las dietas de los deportistas. Es el aceite base de la dieta mediterránea.



Favorece el vaciamiento de la vesículabiliar. Es también utilizado como linimento en quemaduras. El consumo regular de este aceite está unido a un aumento del colesterol llamado “bueno” y a un descenso del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Es el más adecuado para las dietas de los deportistas, tiene un efecto reductor sobre los niveles de colesterol en sangre.

El aceite de oliva virgen es el zumo de la aceituna, por lo que conserva todo el sabor y propiedades nutritivas del fruto del olivo. Es el aceite más rico en ácido oleico, es por tanto una grasa monoinsaturada, con efecto muy beneficioso sobre el colesterol, bajando las tasas de LDL, colesterol malo, e incrementando las tasas de HDL.


EL ACEITE DE OLIVA Y EL CÁNCER 

El aceite de oliva virgen extra es muy beneficioso para la salud, prueba de ello, es que ayuda a prevenir y a tratar el cáncer, como es el caso del cáncer de mama.

Científicos españoles de la División deMedicina Oncológica del Instituto Catalán de Oncología cuyo director es RamónColomer, han concluido en distintos experimentos que el ácido oleico, componente principal del aceite de oliva, reduce en gran medida los niveles del oncogén Her-2/neu también llamado erb B-2, presentes en el cáncer de mama y asociado a tumores agresivos que tienen un pronostico poco favorable. 

El ácido oleico, no solo suprimió la expresión del gen, sino que también aumenta la eficacia del tratamiento con anticuerpo monoclonales  cuyo objetivo es el gen erb B-2.

Las investigaciones recientes, según comenta el Dr. Colomer, han demostrado por ahora que existe un nexo de unión entre el aceite de  oliva y el desarrollo del cáncer, ya que aquellas poblaciones que consumen más cantidad de aceite de oliva, como es el caso de la población mediterránea, desarrollan en menor medida tumores gastrointestinales, de mama o próstata, además los pacientes que después de ser tratadas de cáncer y siguen consumiendo una dieta rica en aceite de oliva, evolucionan mejor.

Además se ha demostrado que las mujeres enfermas de cáncer de mama, que consumen abundante aceite de oliva virgen extra en su dieta, reducen a la mitad la expresión del oncogén clave, mientras que si toman otro tipo de aceite, la expresión del oncogén se ve elevada.


EL ACEITE DE OLIVA Y LA DIABETES

La diabetes Mellitus es una enfermedad muy extendida en los países industrializados. Su patogénesis está ligada a una insuficiencia en la producción o utilización de la insulina, lo que conlleva un desorden en el metabolismo glucídico que asimismo al metabolismo lipídico y protídico

Numerosos investigaciones  comprobaron  que una dieta rica en aceite de oliva virgen extra y grasas monoinsaturadas reduce los niveles de glucosa en sangre, debido a que las células las aprovechan mejor, también se reducen los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) y de triglicéridos, así como de las necesidades de insulina.

Estos resultados son más evidentes si se realiza una comparativa entre una dieta rica en aceite de oliva con una especialmente recomendada para el paciente diabético, como es la dieta rica en hidratos de carbono.

La que mejor resultado da es la dieta rica en aceite de oliva.
Recientemente se ha comprobado que el consumo de aceite de oliva virgen extra en personas sanas, hace descender los niveles de glucosa en un 12 %.

Estos resultados hacen creer que el aceite de oliva mejora significativamente la utilización de la glucosa por las células del organismo.

Hay que señalar que el aceite de oliva virgen extra, además de reducir los niveles de glucosa, también reduce los niveles sanguíneos de insulina en personas sanas, esto nos indica que con menos cantidad de esta hormona se mantiene normal la glucosa sanguínea.

De esto se deduce que el aceite de oliva virgen extra ayuda a la mejor utilización de la glucosa por parte de las células y, mejora la sensibilidad a la hormona, con lo que así se evita el agotamiento del páncreas y se previene el desarrollo de la diabetes en un futuro.


Estudios demostrativos demuestran que las personas que sufren diabetes mellitus, la controlan mejor cuando toman una dieta rica en grasa monoinsaturada, el principal componente del aceite de oliva virgen extra. Además este tipo de dieta les es muy beneficiosa porque les regula el colesterol y triglicéridos.


EL ACEITE DE OLIVA Y LA HIPERTENSIÓN

La hipertensión arterial es un estado morboso muy extendido por todo el mundo. La etiología es en su mayor parte desconocida, exceptuamos los pocos casos de hipertensión secundaria con causas claras, el 94% de formas hipertensivas se definen como “esenciales”, es decir, carecen de un reconocimiento etiológico preciso.

Las hipótesis que han intentado explicar las causas de la aparición de la hipertensión, son muchas, entre las que destaca el comportamiento alimentario (exceso de calorías, de alcohol, excesode sodio, falta de calcio, etc.).

Debemos señalar que algunos investigadores han encontrado una correlación positiva con el uso de ácidos grasos saturados y negativa con el uso de ácidos grasos insaturados, tanto monoinsaturados como poliinsaturados y, entre estos últimos, con el Omega6 y con el Omega3.

Este efecto, podría deberse a una mayor producción de prostaglandinas con acción hipotensora o a una introducción de sodio en una cantidad menor en las personas que consumen pocas grasas animales, en comparación a las que poseen aquellas personas que consumen fundamentalmente grasas animales.


Diversos estudios han demostrado que los ácidos grasos monoinsaturados ejercen una clara acción hipotensora. Williams y col., partiendo de la observación de que la tasa de enfermedades cardiovasculares y de hipertensión es mas baja entre las poblaciones mediterráneas que en las demás poblaciones del mundo occidental, han formulado la hipótesis de que la hipotensión, o mejor dicho la tensión arterial dentro de los valores normales, puede deberse a la elevada ingesta de ácidos grasos monoinsaturados a través del consumo habitual del aceite de oliva.



El aceite de oliva es un nutriente de gran valor biológico, muy rico en calorías, lo que nos podría llevar a pensar que su consumo favorecería la obesidad. Sin embargo, la experiencia demuestra que las poblaciones mediterráneas, que son las que consumen más aceite de oliva, sufren menos obesidad que las poblaciones de los países anglosajones.

Entre nosotros la obesidad la sufre menos del 10 % de la población, tres veces menos que en Estado Unidos.

Hasta no hace mucho tiempo las recomendaciones dietéticas, para el tratamiento de los pacientes hipertensos, consistía en la restricción de sal y en el control del peso.

El conocimiento que se tenia sobre la influencia de las grasas sobre la salud era realmente escaso, por lo que se  reducía indiscriminadamente su consumo, debido a el gran efecto desfavorable que se le atribuía debido a su gran riqueza calórica.

En los últimos años se ha visto que las distintas grasas tienen acciones diferentes. En este sentido uno de los hechos mas llamativos es la demostración de que el consumo de aceite de oliva, dentro de una dieta mediterránea, reduce la tensión arterial.

Debido a lo importante que es el aceite de oliva en el aliñado y cocinado de la mayoría de los alimentos de la dieta mediterránea, el aceite de oliva vuelve a ser una fuente complementaria de salud.

El efecto reductor de la tensión arterial asociado a la dieta mediterránea, se ha observado no sólo en pacientes hipertensos sino también en personas sanas. Este hecho tiene una extraordinaria importancia ya que implicaría que la presencia del aceite de oliva en la dieta realizara un efecto tanto preventivo como curativo. 

La acción preventiva del aceite de oliva supone que una población que consuma aceite de oliva diariamente, probablemente tendrá menor riesgo de hipertensión arterial en el futuro.



Un hecho de gran importancia, en el manejo clínico de los enfermos hipertensos es la observación de que, habitualmente, la hipertensión se asocia a otros factores de riesgo.

Ya que Los pacientes hipertensos sufren, con más frecuencia que las personas sanas, de obesidad, diabetes, resistencia a la insulina, descenso del HDL colesterol, elevación del colesterol LDL y elevación de los triglicéridos.


Médicamente, la presencia de estas alteraciones en una persona se denomina síndrome plurimetabólico e implica que los distintos factores de riesgo se agrupan en las mismas personas, que son las que tienen más riesgo cardiovascular.


EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA Y LA DIETA MEDITERRÁNEA

La dieta mediterránea es el conjunto de hábitos alimenticios que han seguido, durante milenios, las poblaciones ribereñas del mar Mediterráneo. Consiste en una variada y sabia mezcla de alimentos, combinados de modo tan peculiar que proporciona todos los nutrientes necesarios para una vida sana.

En este resultado final, es fundamental el protagonismo del aceite de oliva, eje fundamental en torno al cual se elaboran la mayoría de los platos de la dieta mediterránea.

Esta importancia del aceite de oliva es indiscutible y depende de sus muchas virtudes, tanto gastronómicas como saludables. Nutricionalmente su mérito esta avalado por ser el aceite de oliva, el alimento que aporta más calorías a nuestra dieta, con lo que es el elemento clave que permite calificar de dieta mediterránea a las costumbres culinarias de países tan distintos como la península Ibérica o el Oriente próximo.

Podríamos decir que la dieta mediterránea no existiría sin el aceite de oliva, ya que sin el no podríamos elaborar la mayoría de los platos de la dieta mediterránea.   

El aceite de oliva es un valioso alimento, debido a su riqueza en diversos componentes, entre los que destaca el ácido oleico, el ácido graso monoinsaturado más importante de la dieta. El aceite de oliva es el único producto natural sobre la tierra que está constituido, en su gran mayoría, por dicho ácido graso.


Gracias a nuestro aceite, los menús de nuestra dieta son una equilibrada mezcla de productos, donde cada uno conserva sus propiedades nutritivas, aportando sus mejores fuentes calóricas, sus proteínas, vitaminas, minerales y otro micro nutrientes.

Un buen ejemplo de esto es la tradicional y saludable costumbre de desayunar pan y aceite o la utilización de aceite de oliva en la preparación de la repostería tradicional.

Dentro de la dieta mediterránea, podemos asegurar que el aceite de oliva es un elemento básico en la cocina, se puede consumir  de distintos maneras, por ejemplo:
                   
- en crudo, ya que el aceite de oliva virgen extra conserva todo el aroma y sabor, en ensaladas, salsas o aderezos en verduras. Asimismo, rociado en pan o tostadas o incluso sobre ahumados con aceitunas de mesa, carnes, bocadillos, embutidos, etc.
                   
- En aliños, en esto hay que tener en cuenta este importante orden: primero la sal, después el vinagre o el zumo de limón y por último el aceite. El aceite cubre con una capa los ingredientes de la ensalada evitando que los demás elementos del aliño penetren en ellos, por eso el aceite es lo último que hay que echar  
                   
- En rehogados y guisados: A fuego lento y baja temperatura, la cocción se realiza con el vapor que desprenden las carnes, las verduras y el líquido que se les añade, los sabores se mantienen y los aromas se concentran en la cocción. El aceite de oliva virgen mantiene todas sus propiedades, especialmente con legumbres y verduras.  

- En asados al horno: Las temperaturas, en especial para las carnes, suelen ser bastante altas, el aceite de oliva, por su estabilidad (debido a su contenido oleico), es el más adecuado.
                           
- En asados a la plancha o a la brasa: El aceite de oliva ayuda a cocer los alimentos, impidiendo que se “peguen”, contribuyendo además a que la grasa propia del alimento salga y de su propio sabor. En la brasa se puede aromatizar con hierbas, y para conservar mejor el sabor, se debe añadir el aceite al final.
                       
-         En las frituras y asados: El aceite de oliva virgen es la más estable de las grasas vegetales y no produce reacciones tóxicas cuando se le somete a fritura, asado o cocción, en condiciones normales. Más bien todo lo contrario, mejora las cualidades gastronómicas de los alimentos.


-         Al freír, forma una capa fina y consistente alrededor del producto, que impide que absorba más aceite y permite retener todos los jugos. El aceite de oliva fríe y no cuece, como lo hacen otros aceites. Además el aceite de oliva “crece” en sartén, esto es un importante dato económico.

Además de los incontables platos de la dieta mediterránea, en los que el aceite  de oliva virgen extra, es un  ingrediente esencial, podemos crear con él las más simples, pero sublimes, composiciones.


LAS PROPIEDADES ANTIINFLAMATORIAS DEL ACEITE DE OLIVA.

La dieta mediterránea es una de las más saludables del mundo, esto es un hecho incuestionable, ya que está avalada por multitud de estudios médicos. Lo que ciertamente es un hecho muy sorprendente, es que un de sus ingredientes de base, el aceite de oliva virgen extra, contiene ciertos químicos naturales que producen un efecto antiinflamatorio en el organismo.

Investigadores estadounidenses han hallado que el aceite de oliva virgen extra posee un compuesto que han bautizado como oleocanthal, que, según sus investigaciones, inhibe la actividad de las enzimas de la ciclooxigenasa (COX), una acción farmacológica propia del ibuprofeno.

El autor de este gran hallazgo fue el DrBeauchamp, biólogo del Centro de Investigación Monell en Pennsylvania (EEUU), en una conferencia de gastronomía molecular en Sicilia, Beauchamp se dio cuenta de que el aceite de oliva extra virgen producía en la garganta una ligera irritación similar al picor que deja el ibuprofeno al ser consumido. El científico ya había trabajado en ese sentido con este conocido fármaco.


Gary Beauchamp, junto a un grupo de científicos se pusieron manos a la obra para aislar el compuesto químico que generaba el picor. Le denominaron oleocanthal (oleo de aceituna, canth de picor y al de aldehído) y comprobaron que, como el ibuprofeno o la aspirina, es capaz de inhibir la actividad de las enzimas COX-1 y COX-2, en la que se fundamenta la acción de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y analgésicos.

Gary Beauchamp

50 gramos de aceite de oliva virgen extra, corresponden a una dosis de nueve miligramos de ibuprofeno. Aunque esta cantidad no alcanza ni al 10% de la dosis utilizada como analgésico, sí podría ser responsable de algunos de los efectos beneficiosos atribuidos a las dietas basadas en el aceite de oliva. Al fin y al cabo, afirman los autores, "los beneficios cardiovasculares de la aspirina se obtienen también con dosis muy pequeñas".

EL ACEITE DE OLIVA Y LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES

Se ha demostrado que la dieta mediterránea evita la aparición de enfermedades cardiovasculares. Científicos de diferentes universidades (entre ellas la Universidad de Málaga) han intervenido en este estudio.

Han investigado en 772 pacientes y se ha demostrado que al consumir aceite de oliva virgen extra se obtienen beneficios: disminuir la tensión arterial, descender el colesterol (LDL) y aumentar el efecto protector del colesterol bueno (HDL)

Por primera vez se ha evidenciado de forma científica los beneficios de la dieta mediterránea en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Han participado 17 grupos de investigación de distintas zonas de España. Y está subvencionado económicamente por el Ministerio de Sanidad, alguna industria y el Patrimonio Comunal Olivarero.


EL ACEITE DE OLIVA CONTRA LAS ENFERMEDADES DEGENERATIVAS

Se han llevado ha cabo estudios que afirman que el aceite de oliva virgen extra es muy favorable contra las enfermedades degenerativas (cáncer, osteoporosis...) Los análisis realizados se han centrado en sus propiedades antioxidantes, ya que el aceite de oliva posee polifenoles, que son antioxidantes naturales.

Estos impiden que se formen carcinógenos químicos en el estómago, además protegen el ADN, las membranas lipídicas, las macromoléculas biológicas de daño oxidativo y también potencian el sistema inmune.

Éste daño oxidativo afecta en gran cantidad al posterior desarrollo de cánceres (sobre todo los relacionados con el envejecimiento) Así pues los polifenoles del aceite también inhiben la iniciación de tumores.

Este trabajo lo han llevado a cabo los componentes del Departamento de Química Analítica de la Universidad de Granada. La investigación seguirá junto con la cooperación del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos y el Hospital Virgen de las Nieves, para corroborar que el aceite de oliva virgen extra, aumenta la calidad de vida en los pacientes con estrés oxidativo.


Ya desde los años 60 un gran especialista en nutrición (Ancel Keys) nombraba los beneficios que podía tener la dieta mediterránea. Hay muchos estudios que se han centrado en los beneficios del aceite de oliva.

Un dato muy interesante es que en investigaciones en los principales países productores de aceite de oliva (como España, Italia y Grecia) hay una baja aparición de enfermedades de corazón, en contraste con los países del norte de Europa. 


EL ACEITE DE OLIVA Y LA MORTALIDAD EN LAS CÉLULAS

Las células de nuestros tejidos no son eternas, a lo largo de nuestras vidas, las células nacen y mueren, renovándose así constantemente nuestros tejidos. Nacen, se multiplican, cumplen su función según el órgano del cual forman parte, para luego morir.

Forzosamente debe existir un equilibrio entre el ritmo de multiplicación y muerte de las células, de tal forma que el número total de ellas se mantenga de una forma constante. De romperse éste equilibrio se podría llegar a una situación crítica, tanto por aumento como por decrecimiento.

Durante los últimos años ha comenzado a interesar a los investigadores cuál es el mecanismo del proceso de muerte de las células. Un reciente estudio del Consejo Superior de InvestigacionesCientíficas (CSIC) y dirigido por el investigador Francisco Muriana, y cuyo tema central es el análisis de los procesos metabólicos postprandiales, que son los que tienen lugar justo después de ingerir los alimentos, ha demostrado que el consumo de aceite de oliva virgen extra resulta "beneficioso" desde el mismo momento de su toma.

En ésa primera fase de ingerir los alimentos, el organismo absorbe grasas que provocan la necrosis de parte de las células. Éste estudio ha demostrado que el consumo de aceite de oliva virgen extra (frente al consumo de otras grasas), reduce considerablemente la muerte de monocitos, que son los leucocitos defensores de tejidos tales como el hígado, el bazo o los pulmones.

El trabajo, publicado en la revista Journal of Nutrition resulta concluyente, ya que asegura que el aceite de oliva minimiza la muerte celular provocadas por la absorción de grasas durante la digestión.


EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA AYUDA A CALMAR EL APETITO

El aceite de oliva se ha convertido en uno de los alimentos que más beneficios aportan al organismo. Estos beneficios se deben a los ácidos monoinsaturados, a los polifenoles y al acido oleico presentes en el aceite de oliva virgen extra.

Ahora, gracias a un nuevo estudio, una nueva propiedad del aceite de oliva virgen extra ha sido descubierta. El aceite de oliva es capaz de regular el apetito.

Según el estudio, el aceite de oliva virgen, tiene la propiedad de mantener la sensación de saciedad. De esta forma el aceite de oliva virgen extra puede ser una gran herramienta para las personas que deseen bajar de peso porque disminuye la cantidad de comida necesaria para sentirse satisfecho.

Para la realización de este estudio se utilizaron ratas como cobayas. En el estudio se comprobó que cuando el acido oleico llegó al intestino delgado se transformo en una hormona oleitanolamida que ayuda a reducir la sensación de hambre.

Si tenemos en cuenta todos los beneficios que aporta el aceite de oliva virgen extra nos damos cuenta de que el aceite regula el apetito, por consiguiente ayuda a perder peso sin tener la sensación de pasar hambre y al mismo tiempo esta reduciendo los niveles de colesterol y triglicéridos y ayudando a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Por todos estos motivos y de confirmarse estas nuevas propiedades el aceite de oliva virgen extra podría ser de gran ayuda para las personas que desean perder peso.


UN ANTIOXIDANTE PRESENTE EN EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA PREVIENE LA APARICIÓN DEL ALZHEIMER.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Málaga, la Universidad de Sevilla y el Instituto de laGrasa ha demostrado que un antioxidante, que se encuentra en el aceite de oliva virgen extra, puede prevenir los problemas neurodegenerativos, protegiendo las células cerebrales. Este componente se llama hidroxitirosol.

Hasta hace poco el hidroxitirosol solamente se podía obtener sintetizándolo en un laboratorio, ahora es posible la obtención de grandes cantidades de hidroxitirosol simplemente extrayéndolo del aceite de oliva virgen.

El hidroxitirosol obtenido ya ha sido utilizado por diversas universidades europeas para la realización de estudios neuronales con muy buenos resultados. Estos estudios han demostrado que el hidroxitirosol extraído del aceite de oliva virgen se muestra especialmente protector con las células cerebrales.

Este compuesto evita que enfermedades neurodegenerativas como puede ser el Alzheimer progresen. La acción del hidroxitirosol ha resultado ser tan efectiva que ya se están planteando la elaboración de medicamentos con un suplemento de este antioxidante.

Esta es una gran noticia para los millones de personas que se ven afectadas por esta enfermedad en todo el mundo.


EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA Y LAS ACEITUNAS AYUDAN A PREVENIR EL CÁNCER DE COLON

Una de las mejores armas de las que disponemos en la lucha contra el cáncer es la prevención. Un estudio realizado por las Universidades de Granada y Barcelona, ha comprobado que un componente que se encuentra en la piel de las aceitunas, ayuda a frenar la proliferación celular, en las células del cáncer de colon.

El cáncer de colon es un cáncer que afecta a un gran número de personas y que tiene una mortalidad del 20%. Por estos motivos se ha formado un grupo de acción para alertar a la población sobre los peligros de esta enfermedad.


A todas estas sociedades científicas hay que añadir también la participación de dos organizaciones, la AsociaciónEspañola contra el Cáncer y la Asociación de pacientes Europacolon España. Todas ellas se han unido para luchar contra el cáncer de colon y alertar a la población sobre este problema.

El cáncer de colon es uno de los problemas cancerígenos más comunes tanto en hombres como en mujeres. En los hombres es la segunda causa de muerte por cáncer por detrás del cáncer de pulmón. También es la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres, aunque en su caso se encuentra por detrás del cáncer de mama.

El problema principal del cáncer de colon es que cuando se detecta suele encontrarse ya demasiado avanzado y no se puede hacer nada. El cáncer de colon tiene una mortalidad del 20%. Por estos motivos es por lo que resulta de vital importancia la prevención y para prevenir este tipo de problemas lo más recomendable es llevar una vida sana y una dieta equilibrada y saludable.

Algunos expertos indican que la población debería someterse a pruebas periódicas para comprobar su estado de salud, sobre todo en los hombres.

Estas pruebas podrían reducir la mortalidad en un 30% si se llevaran a cabo de manera rutinaria a partir de una edad.

A parte de estas pruebas los mismos expertos indican que es casi más importante una dieta sana y unos hábitos de vida saludables, alejarse del tabaco es fundamental.

Numerosos estudios han demostrado las propiedades antiinflamatorias y antitumorales del aceite de oliva virgen extra. Por este motivo no ha extrañado encontrar ahora propiedades similares en la piel de las aceitunas. En la piel de las aceitunas, igual que en el aceite de oliva virgen extra podemos encontrar terpenos.

Estos terpenos provocan la muerte de las células defectuosas del colon y el acido maslínico, mecanismo de activación del los genes del cáncer, reparación del ADN y paralización del ciclo celular.


EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA EVITA LA PÉRDIDA DE MASA ÓSEA

Investigadores de la Universidad deHarokopio en Atenas (Grecia) han demostrado que la ingesta de aceite de oliva virgen extra en la dieta, acompañado de una pequeña ingesta de carnes rojas, ayuda a mantener la masa ósea, sobre todo en mujeres de edad avanzada.

Este estudio se ha publicado en la revista Nutrition.

Para el mantenimiento de los huesos, los componentes nutricionales más importantes son el fósforo y el calcio. Entre el 80 y el 90% del hueso esta compuesto por estos dos nutrientes, el resto son proteínas, vitaminas y otros minerales.

Los estudios realizados hasta ahora se habían centrado en la acción de un solo componente sobre la salud de los huesos. Con este estudio se ha intentado analizar el efecto de una dieta variada, y no solo de un componente, en la salud ósea de 220 mujeres griegas de edad avanzada.

De esta forma se comprobó que la dieta mediterránea, muy rica en verduras y en aceite de oliva virgen extra, con un bajo consumo de carnes rojas y productos lácteos estaba relacionada con la salud de los huesos de las mujeres adultas en Grecia.

OTROS SECRETOS Y TRUCOS.



Como consejos prácticos en su uso, no sólo terapéutico, hay trucos con los que el aceite de oliva puede sacarnos de apuros. Por ejemplo:

- Si quieres que la piel de tus zapatos dure y resista, incluso al agua, imprégnalos con una brocha limpia, de aceite ya usado para reciclar.
Así mismo, descubrirás si tus zapatos son de piel, ya que si vemos que absorbe rápido, será una señal de que lo son. La piel no se agrietará y resistirá más tiempo.

El mismo procedimiento podemos utilizarlo para cinturones de cuero o bolsos.



Más:
El aceite de Lorenzo










No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO