La zona Histórica: 17 ROSAS DE GUILLENA


La mayoría de los hombres habían huido de Guillena en Julio de 1936; algunos fueron detenidos y fusilados por aplicación de Bando de Guerra; otros llegaron a Madrid donde se alistaron en el ejército republicano. […] Las mujeres, sin embargo, se quedaron en el pueblo conviviendo con el miedo, el hambre y la desesperación de la represión que desde los primeros momentos instauraron en Guillena. […] Diecinueve vecinas de este pueblo sevillano fueron detenidas a principio de Septiembre de 1937 por el único motivo de ser hijas, hermanas, viudas... de rojos. Dos de ellas recibieron indulto; las otras diecisiete fueron fusiladas a primeros de Noviembre de 1937 en el Cementerio de San José del pueblo vecino de Gerena. 


La mayoría eran campesinas y jornaleras. Sus edades iban desde los 20 hasta los 70 años. Su único crimen fue estar casadas con hombres que como tantos en la comarca y en la época estaban vinculados a la CNT




No hubo más de lo que las pudieran acusar, porque tampoco hubo acusación, ni consejo de guerra. No consiguieron de ellas ni un dato que les acercara a los hombres que buscaban “y por eso las mataron”. 


Es la conclusión y el relato de los pocos testimonios que los familiares que conforman la asociación 19 Mujeres para la Recuperación de la Memoria Histórica de Guillena han podido recopilar hasta ahora. 


En Gerena esta labor la ha realizado Gonzalo Verdugo. En uno y otro pueblo coinciden en que, aunque no hay archivos ni registros que así lo acrediten, aquello sucedió.




Fue en los primeros días del mes de septiembre de 1936, cuando las tropas falangistas entraron en Guillena


Muchos huyeron o marcharon a Madrid a unirse al ejército republicano. En el pueblo, de unos 3.000 habitantes en la época, quedaron muchos, pero sobre todo mujeres y sus niños : 19 de ellas fueron apresadas y llevadas a la cárcel. 


Los restos de las 17 mujeres que se esperan localizar son Eulogia Alanís García, Ana María Fernández Ventura, Antonia Ferrer Moreno, Granada Garzón de la Hera, Granada Hidalgo Garzón, Natividad León Hidalgo, su hermana Rosario, Manuela Liánez González, Trinidad López Cabeza, Ramona Manchón Merino y Manuela Méndez Jiménez. 





También se prevén encontrar los restos de Ramona Navarro Ibáñez, Dolores Palacios García, Josefa Peinado López, de su hermana Tomasa, Ramona Puntas Lorenzo y Manuela Sánchez Gandullo.



Estuvieron retenidas hasta el 12 de octubre de 1936 cuando las sacaron a la calle con las cabezas rapadas para humillarlas, las pasearon por el pueblo y las llevaron a misa.


Poco después –no se sabe con certeza la fecha– las montaron en un camión con destino a Gerena. El por entonces médico de Guillena, Juan Palma, en un intento desesperado por salvarlas, explicó que muchas estaban enfermas, la mayoría tenían niños y había incluso algunas embarazadas. 


Manuela Lianez Gonzalez

Natividad Leon Hidalgo

Tomasa Peinado Lopez

Natividad Leon Hidalgo  

Manuela Mendez Jimenez


Consiguió bajar a una que todavía daba de mamar a su bebé y la conocida como La Marcelina también dijo que su hijo, ya con 2 años y destetado hacía tiempo, se alimentaba de ella. 

El niño, como si supiera el destino de su madre, se aferró a su pecho. Fue su salvación. Sin embargo, la crueldad fue ilimitada con las demás. 

Ramona Puntas Lorenzo


Los vecinos de Gerena que todavía viven para recordar el asesinato coinciden en que sus gritos resonaron en todo el pueblo.


Manolo y María José Domínguez, nietos de una de estas “rosas de Guillena”, no quieren conocer más detalles que a su padre “le puedan causar dolor”. Sólo quieren la información que les sirva para el que es ahora su objetivo :-confirmar que sus restos se encuentran en Gerena y exhumarlos para darles un entierro digno.


“Mi padre se conformaba con saber que ella está allí”, relata la nieta, que, emocionada, explica cómo para él, huérfano y que quedó al cuidado de una tía, lo más importante de esta búsqueda ha sido “saber que tuvo padres, como todo el mundo”.





Cuando le llevaron sus nombres –Manuela Méndez Jiménez y Manuel Domínguez Garzón– sus palabras fueron tan simples como reveladoras. “Yo sabía que yo tenía un padre y una madre”, rememora. 


“Llenar el vacío” que ha dejado en todos estos huérfanos, muchos de ellos ya fallecidos, y que se ha trasmitido por generaciones, es lo que les “mueve a robar el poco tiempo y medios” que tienen “para un día poder sacarlas de allí y devolverlas a Guillena”, según dicen.


Y puede que ese día no quede tan lejos. En su lucha cuentan con el apoyo de las administraciones locales y la Junta de Andalucía

Ramona Navarro Ibáñez

Los arqueólogos comenzaron el lunes 23 de Enero en el cementerio de Gerena después de 74 años por ser familiares de milicianos republicanos.


Los trabajos han podido comenzar después de las numerosas gestiones para localizar la fosa común y poder excavar en el cementerio San José de Gerena tras constatar, con una cata geoarqueológica novedosa, que bajo una hilera de nichos estaba la fosa común con los cadáveres de las esposas, hijas y hermanas de los republicanos, de entre 24 y 70 años.

El arqueólogo Juan Luis Castro junto a sus compañeros de la cooperativa Arqueoactiva trabajaron de forma altruista por la falta de financiación pública para culminar la exhumacion, tras colocar una bandera republicana en la zona de la fosa común, en la que hay una placa conmemorativa del fusilamiento.

Los huesos hallados con la cata geoarqueológica estaban "estupendamente" conservados gracias a la acidez de la tierra de la zona, según el arqueólogo, que destacó la dificultad de la exhumacion porque la fosa estaba bajo unos nichos construidos posteriormente y a unos dos metros de profundidad.

El lugar de los trabajos es una zona de tierra situada entre dos filas de nichos, y encima de la fosa común y durante los trabajos previos se localizaron hasta 23 niños y bebés que murieron por la hambruna que hubo en España entre 1939 y 1950, según el arqueólogo.



Por ello, los trabajos han ido "despacio" porque no se descarta que hasta llegar a la fosa común se encuentren más enterramientos de niños, y de hecho, fue localizada la falange de un dedo de la mano a pocos centímetros de profundidad. Junto a las "17 rosas" de Guillena, localidad distante unos 20 kilómetros de Sevilla y 15 de Gerena, había otras dos mujeres que finalmente fueron indultadas.



La alcaldesa de Gerena, Margarita Gutiérrez (PSOE), destacó que los trabajos de exhumación suponen "el principio del final" y permitirán "recuperar la dignidad y el nombre" de las fusiladas así como que sus familiares obtengan "tranquilidad y paz".


Trinidad López Cabeza.

Más:
13 Rosas
ARMH 19 Mujeres de Guillena
Hijas predilectas 
Una de las '17 rosas de Guillena' estaba embarazada
Tus hijas, nietas y bisnietas no te olvidan

 Teléfonos: 645.10.80.01 – 690.27.15.21








video




1 comentario:

  1. Hola.

    Informamos de que la productora Intermedia Producciones ha puesto en marcha una campaña para recaudar fondos para terminar un documental sobre el caso de las 17 rosas de Guillena. "Guillena 1937", que así se llama reflexiona sobre el uso de la violencia sobre las mujeres como arma de guerra. Toda la información la podréis encontrar en la web: www.guillena1937eldocumental.com

    Para ayudar a terminar este documental reserva ya el DVD:
    www.guillena1937eldocumental.com/colabora

    Muchas Gracias

    ResponderEliminar

DEJA TU COMENTARIO