LA ZONA PÚBLICA : Un euro con mucho "polvo"




Un análisis de billetes de euro españoles seleccionados al azar por químicos de la Universidad de Valencia (UV) reveló que contenían una concentración media de 155 microgramos de cocaína, lo que supone la tasa más alta de Europa, según se publicó en Trends in Analytical Chemistry. 

Los investigadores realizaron un estudio comparativo de los métodos empleados en la actualidad para determinar la presencia de cocaína en los billetes del mundo.

“Hoy por hoy somos capaces de analizar cuantitativamente la cocaína en cualquier billete de banco, y gracias a ello se puede confirmar que, al menos en España, no sólo se encuentran trazas en los que han estado en contacto directo con la droga, sino prácticamente en todos los que circulan”, según Miguel de la Guardia, co-autor del estudio y profesor del departamento del Química Analítica de la UV
 
El investigador añadió que esto es debido a la “contaminación cruzada” que se produce entre los billetes, así como a través de las máquinas de contar dinero de las entidades bancarias.

 

 En el estudio se analizaron trabajos anteriores en los que ya se detallaban las concentraciones de cocaína encontradas en diferentes divisas del mundo, además de incluir los resultados de la muestra aleatoria de billetes españoles recogidos por los químicos valencianos, que detectaron algunos con hasta 889 microgramos de droga.

Miguel de la Guardia

En EE UU, el país con los billetes más contaminados del mundo, han aparecido dólares con más de 1.300 microgramos de cocaína, aunque los valores medios se sitúan entre los 2,86 y 28,75 microgramos, dependiendo del año y la ciudad.

El trabajo también recoge que los billetes de euro alemanes tienen una concentración de cocaína cinco veces inferior a la de los españoles. 

En el caso de los irlandeses, una estadística indica que de 48 billetes analizados la máxima concentración encontrada en una muestra fue de 0,576 microgramos.

Otro estudio, realizado con 356 francos suizos, detectó que sólo el 6% estaban contaminados con esta droga (en concentraciones superiores a 1 nanogramo por billete). 

Respecto a las libras esterlinas los investigadores no han encontrado datos cuantitativos en la literatura científica, pero cifras semi-cuantitativas de hace pocos años sugieren que entre el 40 y el 51% estaban contaminadas con cocaína, con niveles de 0,0011 microgramos por billete.

En la publicación se señalaba que existe una relación “inequívoca” entre los altos niveles de cocaína encontrados, tanto en los dólares estadounidenses como en los billetes de euro españoles, con el elevado consumo de esta sustancia en ambos países.

Partícula de coca en un billete al microscopio.

España, el punto de entrada de cocaína en Europa

El último informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito advierte que España continúa siendo el principal punto de entrada de cocaína en Europa. 

En 2006, el 41% de las incautaciones de esta sustancia en el continente se registraron en territorio español, donde fueron requisadas 50 toneladas, seguido de Portugal, con 35 toneladas.


La ONU también indica que la tasa de consumo de cocaína se duplicó en España entre los años 1999 y 2005, pasando del 1,6% de la población de entre 15 y 64 años al 3%, lo que representa más del doble de la de Europa occidental (1,2%).

Según De la Guardia la cocaína “se ha enquistado en la sociedad española, y está hipotecando el desarrollo neuronal de toda una generación”, por lo que deberían realizarse mayores esfuerzos para reducir su consumo, así como acabar con la imagen glamurosa “que a menudo ofrecen de ella los medios de comunicación”. 

“Me humilla profundamente que la cocaína se haya colado en nuestros billeteros”, añade el investigador.

Respecto a los métodos de extracción y análisis de la cocaína en los billetes, el químico resumió que si lo que se necesita es detectarla rápidamente se utilizan técnicas de aplicación directa (en las que no se separa la droga del billete), como la desorción térmica con detección por espectrometría de masas, la espectrometría de movilidad iónica, o el inmunoensayo (con un sistema de reconocimiento antígeno-anticuerpo).

Por el contrario, cuando la prioridad es determinar con precisión las cantidades exactas de cocaína, aunque también se utiliza la espectrometría de masas para detectarla, previamente es necesario separar la droga de los billetes con métodos como la cromatografía de gases, la cromatografía líquida o la electroforesis capilar, en la que se emplean disolventes orgánicos.

Para ver más:









No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO