LA ZONA PÚBLICA : La Duquesa de los rizos de Oro




Retazos de la historia que han llevado a que esa misma historia
siga repitiéndose, y por tanto engrosando la fortuna de sus protagonistas. 

En este caso, la protagonista es Cayetana de Alba.



José Maria Gurtubay era hijo de un modesto menestral de Dima, (Arratia -Vizcaya), que se fue a Bilbao para ejercer en el negocio de los pellejos y las corambres


Dima, VIZCAYA


No le marchó todo lo bien que era de desear.


Cambio de negocio y empezó a dedicarse a las importaciones de bacalao procedente de Noruega, Escocia o Islandia.


En 1824 se establece el Monopolio Estatal del bacalao


El Sr. Gurtubay pensó. que el negocio podía resultar fructífero siempre que se importaran pequeñas cantidades que pasaran inadvertidas ante los consumeros y empleados de Hacienda.


A finales del 1835 escribió a sus proveedores habituales solicitando cien o ciento veinte bacalaos. Escribió, poco mas o menos lo siguiente: 


"Envíenme primer barco que toque puerto de Bilbao 100 o 120 bacaladas primera superior".

Lo malo fue para Gurtubay que el 100 y el 120 fueron escritos en números. Y tomando la letra "o" por un cero quedaron "1000120". 


José Maria Gurtubay

Con lo cual el bueno de Gurtubay recibió un millón ciento veinte bacaladas. Cuando llegaron a Bilbao estuvo a punto de suicidarse. 


Aceptó el envió con responsabilidad y resignación y cuando mas desesperado estaba realizando gestiones para vender parte del pedido en Galicia y Asturias, Bilbao fue cercada por las tropas del pretendiente don Carlos María Isidro


María del Rosario de Silvia y Gurtubay, Duquesa de Aliaga. 


Aquel cargamento fue el que permitió alimentarse a Bilbao durante el sitio de la primera guerra carlista y hacer a Gurtubay poseedor de una inmensa fortuna, una de las fortunas mas grandes de la Villa, multiplicada por su inteligente proyección sobre el Ensanche de la Anteiglesia de Abando, participación en el nacimiento del ferrocarril Bilbao-Tudela, fundación del Banco de Bilbao del que le nombraron Consejero el 27 de agosto de 1866, siendo reelegido para el cargo en febrero del 1877 sucediéndole a su muerte sus hijos Juan y José María, este ultimo donante de los terrenos donde se emplazó el año 1900 el nuevo Hospital Civil de Bilbao

Manolo Llano Gorostiza en su libro 'Empresarios al magnesio' cuenta esta historia  bilbaína del primer tercio del siglo XIX.

Cayetana en el día de su boda.


La ascensión social de los Gurtubay fue también muy notable. 


Su hija, Mª del Rosario Gurtubay y González de Castejón, emparentó con la aristocracia al casarse con el duque de Hijar y Aliaga y la nieta que le dio este matrimonio, Mª del Rosario de Silva y Gurtubay, mejoró aún más la posición de la familia por su matrimonio con Jacobo Fitz James Stuart


Archivo:CarmendeGurtubay.jpg
Mª del Rosario Gurtubay y González de Castejón


Ambos fueron los padres de la duquesa Cayetana de Alba y la anécdota que se cuenta en estas líneas explica uno de los orígenes de su fortuna. 

No le puso la tilde al disyuntivo "o", ese es el origen de tal fortuna


La duquesa ostenta el récord guiness de títulos nobiliarios por encima de cualquier aristócrata del mundo, incluidas casa reales. 

Jacobo María del Pilar Carlos Manuel Fitz-James Stuart Falcó Palafox-Portocarrero y Osorio 


Incluso se llega a decir que la mismísima Reina de Inglaterra de debería inclinar ante la Duquesa de Alba. Algo que no ha sucedido, ni sucederá. 

En 1985, en una recepción oficial a Isabel II en el Palacio de Oriente Cayetana coincidió con ella y le realizó una vistosa reverencia

Sobre la Duquesa se ha escrito ríos y ríos de tinta rosa, pero de lo que menos se habla es de su inmensa fortuna. 


Cayetana Fitz-James Stuart y Silva


Algo tiene que ver que nunca está en la lista de multimillonarios de la revista Forbes. Pero no es porque no posea más de mil millones de dólares para entrar en el selecto club, sino por la dificultad que entraña valorar sus posesiones. 


La pequeña Cayetana.


Muchas de ellas son Patrimonio de la Humanidad. El economista rosa ha llevado a cabo la ardua tarea de tirar de hemeroteca para repasar todo su patrimonio.


La publicación británica EuroBusiness cifró en su momento la fortuna de la Duquesa de Alba en 600 millones, un monto que lo supera sólo los más de veinte castillos que tiene en propiedad repartidos por toda España. 




Destacan en Galicia, el Castillo de Monterrei y el de Castro Caldelas en Ourense; y el castillo de Doncos y el de Condes de Lemos, en Lugo. 


Castillo de Monterrei


Castillo de Castro Caldelas en Ourense


Castillo de Doncos

Castillo de Condes de Lemos

En Castilla y León sobresale la Torre de Alba, en Tormes, el Castillo de San Leonardo de Yagüe, en Soria, el de Valdecorneja, en Barco de Ávila y el de Miranda del castañar, en Salamanca


Torre de Alba

Castillo de San Leonardo de Yagüe

[castillo.jpg]
Castillo Miranda del castañar


En Castilla La Mancha, en Extremadura y Andalucía; también tiene impresionantes edificaciones históricas, pero sobre todo ellos destacan el Palacio de Liria, construido a finales del siglo XVIII, se extiende más de 3.500 metros cuadrados en pleno corazón de Madrid , en calle Princesa donde el metro cuadro está a más de 6.000 euros; y el Dueñas en Sevilla y el de Monterrey en Salamanca.


Palacio de Liria, Madrid, Spain


Palacio de dueñas, SEVILLA, Spain

Palacio_de_Monterrey
Palacio de monterrey Salamanca

Además, el imperio de los Alba ocupa más de 34.000 hectáreas en tierras agrícolas. Una extensión valorada en más de 200 millones de euros donde una maraña empresarial antes dirigida por la matriarca del clan y ahora por su primogénito Carlos Martínez de Irujo se encarga de explotar y rentabilizar. 


Carlos Juan Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo


Algo que les resulta fácil de hacer si se tiene en cuenta que cada año reciben una importante inyección de las ayudas agrícolas de la Unión Europea. 


El entramado empresarial de los Alba ha llegado a recibir casi dos millones de euros, sobre todo las compañías Euroexplotaciones Agrarias y Eurotécnicas Agrarias.


A esto, hay que sumarle una importante pinacoteca, a la altura de la de los Thyssen, con cuadros de Velázquez, Goya, Miró o Picasso, que superan con facilidad los 20 millones de euros. 


La Duquesa de Alba, también, puede presumir de una de las mejores bibliotecas privadas del mundo, que cuenta con más de una joya bibliográfica. 

Algunas obras pueden alcanzar un precio de dos millones de euros; además, de conservar varios documentos autógrafos de Cristóbal Colón.


Pero los Alba no han salido indemne del crack del ladrillo. Antes de la crisis, la inversión en locales comerciales e inmuebles alcanzaba una cifra superior a los cinco millones de euros.


El día que desaparezca sus seis hijos heredarán una fortuna superior a los 1.000 millones de euros, aunque no se lo reconozca la revista Forbes. 


El imperio agrícola del Ducado de Alba pasará principalmente a sus dos hijos mayores Carlos y Alfonso Martínez de Irujo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO