La zona púrpura: CATOLICISMO ANIMADO


"Homer Simpson es un verdadero católico", el Vaticano dixit. 

El periódico de la Santa Sede ha vuelto a captar la atención de todos señalando al muñeco de Matt Groening, ese que bebe cerveza Duff, come rosquillas como si no hubiera mañana y sólo piensa en sus vicios, como un practicante ejemplar, según recoge el diario británico Telegraph.


Para la Iglesia, sin embargo, pesa más que la serie de dibujos animados explore temas como la familia, la comunidad, la educación y la religión. 

L'Osservatore Romano considera que pocos programas de la televisión hacen coincidir tantos aspectos católicos juntos.

El periódico reconoce que Homer ronca durante los sermones del reverendo Lovejoy y que humilla constantemente a su vecinito evangélico, Ned Flanders. 


El Vaticano explica en su cabecera que la familia Simpson recita oraciones a la hora de comer y cree en la vida más allá. Detrás de esto está el sacerdote jesuíta Francesco Occhetta, que analizó un capítulo de 2005 en que se hacía referencia a Juan Pablo II.
El episodio al que hace referencia comienza con la expulsión de Bart de la Escuela Primaria de Springfield. 

Entonces se matricula en una escuela católica donde conoce a un sacerdote simpático, interpretado por el actor Liam Neeson, que lo atrae hacia el catolicismo. 
Entonces, Homer decide convertirse al catolicismo. 

El episodio saca así a la luz temas como conflicto religioso, el diálogo interreligioso, la homosexualidad y la investigación con células madre. Esta es, para la Iglesia, la prueba irrefutable de que "Homer Simpson es un católico".

No es la primera vez que el periódico del Vaticano ha alabado a Los Simpson, ni que se centran en temas populares o películas. 


Cuando la serie de televisión celebraba su 20 aniversario, el periódico dijo que "la relación entre el hombre y Dios" es uno de sus temas más importantes y que a menudo refleja la "confusión religiosa y espiritual de nuestro tiempo".

El diario citó un análisis de un sacerdote jesuita, el reverendo Francesco Occhetta, sobre la conversión de Homero y su hijo Bart en un episodio de ese mismo año.

También han hablado de los Beatles o de Avatar, la película de James Cameron.


Aunque apunta que "Los Simpson" a menudo despotrica contra figuras religiosas, dice que los padres no deben temer permitir que sus hijos vean "las aventuras de estos pequeños tipos amarillos".


Pero el productor del programa dijo a Entertainment Weekly que el Vaticano habría ido demasiado lejos en su anlisis de la sátira, señalando que Homero y Bart sólo consideraron convertirse en el episodio del 2005, mas no lo hicieron.

"Mi primera reacción es de shock e impresión, y supongo que compensa el que no haya ido a la iglesia en 20 años", dijo el productor ejecutivo de la serie, Al Jean, según EW.com.

Francesco Occhetta

Jean indicó que la familia Simpson acude a la Primera Iglesia de Springfield, "que es indudablemente presbiluterana".


"Hemos mostrado claramente que Homero no es católico", dijo al sitio web de entretenimiento. "No creo que él pudiera pasar un viernes sin comer carne, ni siquiera por una hora".



1 comentario:

  1. Jajaja, muy bueno, ¡es la mejor inocentada que he leido hoy!

    ResponderEliminar

DEJA TU COMENTARIO