Memorias de un pueblo: LA EDUCACIÓN DE LOS MUERTOS

Ocurrió en un rincón olvidado y silencioso de un Camposanto, en Villalba del Alcor ( Huelva ).
Afortunadamente, todavía hay personas que saben que la libertad de expresión es de todos y para todos. Y que no solo la pueden disfrutar los que increpan sobre las tumbas. 

Es por ese motivo, por el que este hecho, llegó a hacerse público.


La polémica saltó cuando unos testigos observaron, cómo un  Guardia Civil (retirado), y muy conocido en el pueblo, increpaba a unas vecinas que colocaban flores y una nota en el Monumento a los fallecidos víctimas del Franquismo en el Cementerio de Villalba del Alcor ( Huelva ). 

Posteriormente, la Coordinadora Cuenca Minera del Río Tinto para la Memoria Histórica difundió el siguiente comunicado.


 
COMUNICADO y CONVOCATORIA

Queremos denunciar ante la opinión pública y las instituciones que, el pasado 1 de Noviembre del 2011 Con motivo de la  festividad  de "Todos los Santos", unos vecinos de la localidad de Villalba del Alcor (Huelva), fueron reprendidos, por un guardia civil retirado, de la  localidad, cuando pretendían colocar un ramo de flores en el monumento a los desaparecidos del pueblo durante la Guerra Civil, con una  inscripción  que  decía: “a  los represaliados del franquismo”.

 
El Guardia civil retirado, se sintió ofendido, por la mención expresa al franquismo, argumentando que porqué no nombraban a Carrillo.

Una de   las hijas de un desaparecido le increpó  al sentirse ofendida por este comportamiento. 

Por la tarde, se celebró una misa de “los difuntos” en la Capilla del Cementerio y otras vecinas de la localidad intentaron borrar y retirar la dedicatoria lanzándola a un nicho  vacío, siendo sorprendidas por otra que la rescató y restituyó después de recriminarles su cobarde comportamiento junto con parte de los  asistentes que estaban en la misa de sus familiares difuntos

 
Los vecinos, afectados, se pusieron en contacto con los responsables de la Coordinadora Cuenca Minera del Río Tinto para la Memoria Histórica, que nos comprometimos a dar la máxima difusión a los hechos y a coordinar una acción conjunta con todas las asociaciones memorialistas y republicanas de la provincia de Huelva en el pueblo de Villalba.

Es lamentable, que todavía, setenta y cinco años después del terrible genocidio que sufrió el pueblo español, sigan en fosas comunes, en cunetas o simplemente desaparecidos los defensores de la República, la democracia y la libertad. 
Todavía, decimos: no hay Justicia y Reparación para ellos.
Aún hoy, algunos rememoran “la noche oscura de los asesinos”, mientras que las instituciones mantienen una vergonzosa equidistancia entre los demócratas y los fascistas. 

Parece ser, que no merecen un recuerdo de sus familiares ni siquiera en una fosa común, aquellos que lucharon por la República como forma de gobierno más justa y democrática.

La intolerancia campea a sus anchas aún en nuestros pueblos con impunidad y alevosía. 

Pinchar en la imagen para ampliar

Pero nosotros estamos dispuestos a luchar y buscar la verdad, la justicia y la reparación para esos cientos de miles de personas que defendieron la libertad contra la barbarie.


 
Esta Coordinadora, convocó un acto en el Cementerio de esta Localidad, el Domingo 7 de Noviembre 2010 a las 12  del mediodía para que todas las Organizaciones Demócráticas y todos los ciudadanos y familiares de demócratas asesinados pudieran expresar su rechazo al acto cobarde perpetrado el día de Difuntos sobre el Monumento a los caídos.

Al acto, acudieron miembros de la Coordinadora y del partido en el Gobierno de este Ayuntamiento.

Aunque no es masiva la asistencia desgraciadamente, a este tipo de actos, fue bastante notable. Más de la que se esperaba.
El acto fue abierto por la Sra Alcaldesa Dª Manuela Daza, que leyó unas palabras en defensa de la Memoria histórica.

Carlos Quintero Jiménez (Huelva) Responsable de Plataforma Estatal de Ciudadanos por la República en Huelva. 

Seguidamente, fueron los miembros de la Coordinadora asistente, los que pasaron a leer sus respectivos discursos.

Entre otras cosas, se recordó como fue la ocupación de la Localidad durante el inicio de la contienda.

En esta, se utilizó a los detenidos como escudos humanos ante las tropas.







Finalmente, un grupo de vecinas de esta Localidad, leyeron por turnos, la lista de personas asesinadas o desaparecidas, durante aquellos días de terror. 

 
Así mismo esta Coordinadora está recogiendo adhesiones, tanto de particulares como de organizaciones, al documento para que desde todo el estado español podáis apoyar a los Familiares de las Victimas

Las personas interesadas, pueden enviar un correo electrónico a : todosconspiramos@hotmail.com con el asunto “Adhesión de apoyo a los familiares de Villalba del Alcor” con la siguiente información (ejemplo)

-Luis Ramírez Pérez, (Jaén), Maestro.


Este es el Comunicado conjunto que se ha leido en el Acto:

Hoy 7 de noviembre estamos aquí reunidos para denunciar que la impunidad sigue siendo hoy en día pedestal sobre el que se sustentan los actuales poderes fácticos en nuestro país, ya que son directos herederos de los anteriores y dispuestos a que la Historia siga siendo un espacio en el que ellos deciden las “reglas del juego”, las cambian a su antojo cuando no les son favorables y no dudan en cometer los crímenes más execrables en nombre de cualquier causa aparentemente noble. 
Nunca se suelen sentar en el banquillo de los acusados y suelen ser siempre los abanderados de “reconciliaciones” y “modélicas transiciones”.


 Muestra de ello, es que cualquier persona en este país que quiera hacer apología del franquismo puede hacerlo sin ningún problema. 

En España a diferencia con Alemania, donde no existe ninguna referencia al criminal Hitler, en las calles siguen con los yugos y las flechas o con nombre de asesinos. 
El 20 de noviembre saldrán de nuevo a la calle, con sus aguiluchos y brazos en alto. 

Aquí en Villalba del Alcor el 1 de noviembre familiares de víctimas de la represión franquista son insultados por realizar una ofrenda floral en la fosa común donde yacen los restos de aquellos que lucharon por la II república.

Otra gran prueba de ello es el intento de amedrentar, mediante el procesamiento del juez Garzón, a los jueces de primera instancia, dispuestos a iniciar procedimientos para esclarecer, en sus jurisdicciones, los crímenes cometidos por el franquismo (amén de otras lecturas que puedan hacerse de este hecho). 

Se está tratando de evitar, por todos los medios, que la lucha contra la impunidad se abra paso ya que pone en peligro privilegios e intereses de esos poderes fácticos. 

En ese contexto es en el que nos tenemos que mover y en el que nos tenemos que movilizar. 

En los últimos años hemos visto como se procesaba a criminales contra la Humanidad de todo el planeta pero los de aquí –gracias a “la modélica transición”- iban muriéndose en la cama con obituarios que nos contaban su intachable historial “democrático”. 

El franquismo duro varias generaciones –es más, podríamos atrevernos a decir que todavía existe, al menos en el terreno ideológico- y ni los que torturaban y mataban “por Dios y por España” en los años treinta y cuarenta, ni los que lo hicieron en las décadas siguientes fueron nunca procesados. 

Esto ya es, de por sí, muy grave, pero si hay algo más grave aún es la falta de reconocimiento jurídico de sus víctimas.

 La Legislación Penal Internacional se basa en tres derechos: el Derecho a la Verdad, el Derecho a la Justicia y el Derecho a la Reparación. 
 Tal como hemos visto a lo largo de los años, la falta de voluntad política y la pervivencia en numerosas instituciones del estado –en especial, en la judicatura, en las fuerzas armadas y en las de orden público- de verdaderos herederos ideológicos del franquismo -con la bendición de la jerarquía de la Iglesia Católica, por supuesto- están impidiendo que ninguno de estos tres derechos se haga efectivo. 

No quieren que se haga justicia con las víctimas de la ilegal -y condenada por la ONU, por su carácter fascista- dictadura del general Franco.

 Ha llegado el momento de solicitar abiertamente la declaración de nulidad de la Ley de  Amnistía para que ningún juez o autoridad administrativa vuelva a citarla como válida y eficaz. 

Corresponde al Gobierno de España iniciar la tramitación de esa declaración y sobre él pesará no hacerlo. 

También corresponde al Gobierno impulsar el procesamiento de los criminales franquistas y a la Fiscalía llevar a efecto las diversas acusaciones.

Asistimos a un episodio más de la legitimación del régimen franquista que no es sino una nueva llamada de atención al movimiento memorialista en relación con los límites “históricos” a la hora de recuperar la memoria de miles de personas que todavía se encuentran en fosas comunes distribuidas por el territorio nacional y poder conseguir al fin que los tres grandes principios del Derechos Internacional puedan llevarse a efecto en España: VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN PARA LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO.

 CONVOCAMOS a todo el movimiento memorialista y a las fuerzas políticas democráticas a que, de forma conjunta y coordinada, denuncien la nulidad de la Ley de Amnistía y exijan el cumplimiento de los tres principios del Derecho Internacional.

A continuación os explicaremos brevemente como se produjo la toma del pueblo, que desmonta la versión franquista del terror rojo.

 En Villalba del Alcor las autoridades legales republicanas detuvieron a 27 personas sospechosas de ser delincuentes que apoyaban el golpe de estado del 18 de julio de 1936, ninguna de ellas sufrió daño alguno.

El 26 de julio, previamente a la llegada de las tropas sublevadas al pueblo, este fue bombardeado, muriendo una mujer y resultando heridos un hombre y un niño. 

En la mañana del 27 de julio la guardia civil, traicionando al gobierno legalmente constituido y conocedoras de la proximidad de las fuerzas facciosas, decidió ocupar algunos sectores del pueblo. 

Provocando un enfrentamiento con la población de la localidad que rechazaba el golpe de estado. 

También la valentía de la población de Villalba quedó patente cuando se enfrentaron contra los traidores, con las únicas armas que disponían, sus escopetas de caza. 

Los detenidos en la refriega fueron colocados al frente de las fuerzas de Castejón al entrar en el pueblo para utilizarlos como escudos humanos. (No era la primera vez que Castejón usaba este sistema. 

En el barrio de La Macarena llegó a colocar mujeres y niños delante de sus tropas). 

Ya tomado el pueblo se dio paso a la brutal represión planeada años atrás con el apoyo de los ricos y caciques de la localidad, y la colaboración estrecha de la iglesia. 

Robos, saqueos, cárcel, torturas, violaciones y asesinatos que consumaron una larguísima época de miedos y terror. 

Que fue aprovechada por los sublevados para enriquecerse y perpetuarse en el poder hasta el día de hoy.

 Es vergonzoso la actitud de las autoridades de nuestro país que no asumen sus responsabilidades para con las víctimas y guiados bajo un falso concepto de reconciliación nacional, que esconde tras de sí la defensa de las leyes de punto y final e impunidad, así como perversos intereses económicos y electorales.

 Hoy es el día para ser valientes y para hacer un llamamiento a los familiares y a la ciudadanía en general para sublevarse a la impunidad y al silencio para recordar que las víctimas del franquismo nunca fueron criminales sino los verdaderos defensores de la libertad en este país. 

 
Debemos hacernos presentes y obligar a los defensores de la tiranía a desaparecer, para que no se vuelvan a producir los hechos acaecidos el pasado 1 de noviembre en Villalba de Alcor.
 Fusilamiento
Van a fusilar
a un hombre que tiene los brazos atados.
Hay cuatro soldados
para disparar.
Son cuatro soldados
callados,
que están amarrados,
lo mismo que el hombre amarrado que van
a matar.
?¿Puedes escapar?
?¡No puedo correr!
?¡Ya van a tirar!
?¡Qué vamos a hacer!
?Quizá los rifles no estén cargados…
?¡Seis balas tienen de fiero plomo!
?¡Quizá no tiren esos soldados!
?¡Eres un tonto de tomo y lomo!
Tiraron.
(¿Cómo fue que pudieron tirar?)
Mataron.
(¿Cómo fue que pudieron matar?)
Eran cuatro soldados
callados,
y les hizo una seña, bajando su sable,
un señor oficial;
eran cuatro soldados
atados,
lo mismo que el hombre que fueron
los cuatro a matar.



Más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO