LA ZONA FLASH : Las otras "peinetas" de género.

Una profesora española con Hijab, musulmana y feminista, dedicaba dos “peinetas” a Arturo Pérez Reverte en respuesta al artículo publicado por el escritor titulado: “Maestras con hiyab y otros disparates”. La desafortunada respuesta de esta profesora tuvo su momento en las Redes sociales en donde se pudo comprobar como la protagonista tampoco quedaba a salvo de las críticas.



Más:

LA ZONA FLASH : El libre albedrío de la manipulación Divina.

El cuestionamiento que muchos pueden hacer, a cerca del contenido de cierta información en donde se da pie a la especulación, viene dado en ocasiones, cuando el trasfondo se intuye, viene marcado por un subliminal y tendencioso mensaje de ideología religiosa. Independientemente, de que nos hallemos ante un testimonio real, no deja de ser cuestionable, dado que detrás de la misma, se pueden hallar las manos que todo lo “redirigen” hacia un fin recaudatorio u otra con ánimo de reunir en el redil a cuantas ovejas se encuentren descarriadas del seno de la mafia púrpura celestial terrestre.


La escena de lo más explícito, ofrece todos los ingredientes con los que alimentar cualquier argumento. Un siniestro automovilístico acaecido en Georgia, EE UU, era el escenario en el que, según la testigo, Anisa Ganon, se produce el supuesto ascenso de las almas de los fallecidos, visible solo tras ver la foto que ha tomado. 






LA ZONA FLASH : La evidencia "oral" de la justicia yankee.

Una curiosa petición de prueba judicial en un tribunal pone de manifiesto los contrastes de la justicia y la "exquisitez" y rigurosidad empleada para casos de violencia de género, mientras se archivan casos tan controvertidos como los relacionados con muertes acaecidas en circunstancias poco claras de periodistas, científicos, médicos, etc.    


Los abogados consideran que el tamaño, "bastante grande", del miembro es relevante para determinar que la mujer murió de forma accidental. También barajan presentar un molde. Los hechos ocurrieron cerca de Miami, en Florida (EE UU).

Los abogados de un hombre acusado de matar en 2015 a su novia, asfixiándola cuando ambos estaban teniendo sexo oral, solicitaron poder mostrar en el juicio el pene, al considerarlo parte importante de la evidencia. 

En el juicio, que comenzó este lunes en un tribunal de Florida (EE UU), Richard Henry Patterson, de 65 años, es acusado de asesinato en segundo grado de Francisca Marguinez, de 60, en Margaret (Broward), unos 40 kilómetros al norte de Miami. Patterson, quien ha negado que matara intencionadamente a su novia, admitió que ella murió mientras tenían sexo oral al señalar que su pene es "bastante grande". Ken Padowitz, su abogado, ha solicitado en corte permitir que su cliente muestre el pene al jurado, al juez, a los abogados y a un alguacil al considerar que es "relevante" para demostrar que fue "accidentalmente" asfixiada.


Durante la audiencia previa a la elección del jurado, la conversación entre el abogado defensor, la Fiscalía y la jueza Lisa Porter trató de determinar especialmente si el pene iba a estar flácido o erecto, y cómo y en qué lugar de la corte iba a ser una eventual presentación. 

Durante la inusual conversación, en la que estaba presente el acusado, también hablaron de dos fotos que ya han sido entregadas a la corte, en la que se mide el pene del acusado. Padowitz reiteró que ver el pene es importante porque es "esencial para que entiendan completamente" el testimonio de un médico especialista, Ronald Wright, que tendrá como testigo. 

Un segundo plan que habían considerado es hacer un molde del pene para poder mostrar sus dimensiones reales. Marguinez murió en octubre de 2015 después de haber estado saliendo con Patterson durante poco tiempo. Cuando el cuerpo ya estaba comenzando su descomposición, Patterson llamó a su abogado para que la Policía fuera por el cadáver al apartamento de Marguinez. 




Más: