QUÉ DÍA ES

LA ZONA ANIMAL : Pituca y el fuego

La perrita llamada “Pituca” se ha convertido en la heroína del Cerro Barón en la Ciudad de Valparaíso, Chile.

Ella tiene tres años de vida y en la madrugada del jueves 23 de julio se despertó y comenzó a golpear con su cola la puerta de la habitación donde dormían sus amos.
Al abrirle la puerta, la heroica perra saltó sobre la cama, ladró y lloró advirtiendo a sus amos que corrían peligro.

Esa madrugada un enorme incendio consumió 14 casas , dos locales comerciales y una iglesia.
Pituca salvó a su dueña la señora Rosa Vega a su esposo y a su hijo, y a varios vecinos mas que despertaron alertados por los amos de Pituca.
Lo realizado por Pituca, según el médico veterinario Jonás Gómez, director del Hospital Veterinario de Curauma, es un acto instintivo, que todos los perros -independiente de sus razas- pueden realizar alguna vez en sus vidas.
Gómez advirtió que en este caso no es que la perrita haya razonado y dicho “voy a salvar a mis amos porque están en peligro”. “Muchas veces le damos connotaciones humanas a los actos que realizan los perros y ellos simplemente siguen su instinto”.
El especialista explicó que los perros viven en manada y siempre van a estar pendientes del líder. En el caso de las mascotas, su manada es la familia que los acoge y ahí reconocen como “jefe” a quien les da la comida.
“Dependen de él y si el líder está en riesgo, el perro también lo está. En este caso del incendio si el amo no despertaba no iba a abrir la puerta y Pituca no podría haber escapado tampoco. Entonces no sólo quería ayudar a su familia, sino salvarse ella también”.
Jonás Gómez en todo caso advirtió que la forma en que actúe el perro va a depender del nivel de apego que tenga con sus amos.
“Los perros que son más dependientes tienden a realizar este tipo de actos, porque saben que sus vidas dependen de la de sus amos. Si un perro está criado de otra forma, más independiente, a lo mejor habría escapado solo”, comentó Gómez.
Muchas veces se da en los canes lo que se denomina el “híper apego”. Se trata de animalitos que tienen una dependencias casi patológica de sus amos.
“Esos son los típicos perros que cuando quedan solos en las casas rompen la ropa de sus amos, especialmente las prendas íntimas o pijamas, buscando a sus dueños”.
El veterinario además señaló que cualquier perro puede ser un “salvador”. En estos casos no depende de la raza

Fuente: Diario La Estrella de Valparaíso


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

DEJA TU COMENTARIO